Subir

Top

1

Multitudinario 1 de mayo contra la precariedad y la desigualdad

1 de mayo de 2019. POR

La manifestación del 1 de mayo, Día del Trabajador, siempre está marcado por un fuerte acento reivindicativo dirigido a la clase política y empresaria pero, en esta ocasión, más que nunca tras celebrarse tres días después de unas elecciones generales y en el mes en el que se celebran las autonómicas y europeas.

Multitudinaria manifestación del 1 de mayo.

En Santander, miles de personas, cerca de 10.000 según los convocantes CCOO y UGT, a los que se ha unido la CNT, han discurrido por las calles de la capital cántabra, como han hecho también miles en Torrelavega. Paralelamento, USO ha reunido a más de 3.000 personas de toda España en la plaza del Ayuntamiento de Santander para su reivindicación.

Las reclamaciones políticas se han apreciado también en las pancartas y lemas que coreaban los manifestantes, muy diversos pero cada vez más jóvenes, que reclaman la defensa de los servicios públicos como la sanidad, dependencia y servicios sociales.

Colectivos sociales como Pasaje Seguro, la Coordinadora de Pensionistas y la Asamblea contra el Racismo han estado presentes con sus pancartas, recordando que los problemas de nuestros mayores y en nuestras fronteras continúan todos los días.

También ha habido una buena representación de los partidos políticos como el PSOE, con sus candidatos en Cantabria y Santander, Pablo Zuloaga y Pedro Casares, Izquierda Unida, con el cabeza de lista de la Marea Cántabra Israel Ruiz Salmón, el PRC, con el diputado electo de Cantabria, José María Mazón, el PCTE, o miembros de la confluencia Unidas por Santander como Miguel Saro, Lydia Alegría o Gabriel Moreno.

RECLAMACIONES Y REPROCHES AL GOBIERNO

Al término de la manifestación, como cada año, los líderes de CCOO y UGT en Cantabria han leído un manifiesto en el que han clamado contra la precariedad y la desigualdad de los trabajadores, cargando las culpas a los Gobiernos que han aprovechado la crisis para imponer reformas laborales “regresivas”.

“Con el sambenito de la crisis, el conflicto se llama desigualdad”, ha denunciado el secretario general de CCOO, Carlos Sánchez, que ha insistido en que “mientras haya desigualdad, habrá crisis y, mientras no recuperemos los derechos arrebatados, digan lo que digan seguiremos en ella”.

Sánchez recalca que esta situación genera para los empresarios un “ejército de reserva de los desempleados y la precariedad para presionar a la baja”; por lo que ha pedido que “nadie se duerma en los laureles del éxito electoral”, en referencia al PSOE, contra quien han cargado porque en estos meses de Gobierno “no haya movido ficha” para derogar los aspectos más regresivos de las reformas laborales.

También el secretario general de UGT, Mariano Carmona, ha sido incisivo al exigir que se derogue “todo lo que se ha hecho sin nuestro consentimiento”, como la reforma laboral o de las pensiones.

Carmona, que ha recordado que su sindicato se formó hace 130 años, ha lamentado que “hoy en día siguen poniéndose en tela de juicio estas mismas cosas” y que “los que mandan solo ven la sostenibilidad del país a costa de lo nuestro”.

Por ello también se ha referido a las presiones post-electorales de los bancos, Consejos de Administración del IBEX, fondos de inversión o la patronal. “No queremos sus consejos”, ha asegurado, ya que “nosotros vamos a mantener nuestra hoja de rota y no la vamos a cambiar sin confundirnos por colores o siglas partidistas”.

EL CRECIMIENTO DESIGUAL DE LA ECONOMÍA QUE AFECTA A LOS MAYORES Y MÁS JÓVENES

Cabecera de la manifestación.

Sánchez también ha puesto el foco en que la economía crece “mal y de forma desproporcionada” porque “no es inclusivo”. “Cantabria ha crecido el año pasado un 3,4% pero no lo han hecho los salarios ni los trabajos”, ha denunciado, recalcando así que “alguien se lo está quedando, se lo está llevando puesto y son los de siempre”.

Han cargado contra la precarización de las pensiones que, en Cantabria, tiene a un 13% de pensionistas bajo el umbral de la pobreza, y del mercado laboral que “no asegura el futuro a nadie”. Además, han incidido en que las mujeres se llevan la peor parte del relato porque “sigue cayendo sobre ellas el peso de los cuidados y, si se les ofrece algo, es un contrato mal pagado y a tiempo parcial”.

Sobre los jóvenes, han señalado que solo sobreviven “gracias a las coberturas familiares”, ya que en el nuevo sistema “se da por hecho que los más formados deben trabajar en precario o irse del país”.

Además, han puesto el foco en que, en Cantabria, existen 20.000 personas que no tienen ningún tipo de cobertura y, por ello, han reclamado medidas afectivas para luchar contra el problema de la energía y la vivienda. “No podemos dejar que los especuladores resuelvan estos problemas”, reclama Carmona que también se ha referido a la siniestralidad laboral y ha pedido más trabajo en materia de prevención.

Además, el líder de UGT ha reclamado que, junto a los derechos laborales, también se han recortado derechos civiles. “Queremos tener la posibilidad de protestar, negociar, hacer una huelga e informar a nuestros compañeros desde la responsabilidad pero desde la libertad”, ha insistido, en un discurso en el que ha llamado a acabar con la violencia de género, ha solicitado una Ley LGTBI para “crear una sociedad justa” y ha pedido que sea efectiva la ley de memoria histórica.

CON LA VISTA PUESTA EN LAS EUROPEAS

Por último, los sindicatos han hecho autocrítica en la necesidad de modernizarse “y ser más ágiles” sin que esto implique “renunciar a servicios y coberturas para nadie”. También han concedido que deben trabajar por mejorar las condiciones de los delegados sindicales en las empresas, después de muchos conflictos laborales por la defensa de sus condiciones de trabajo.

Pero han vuelto, de nuevo, la mirada a los partidos políticos y a sus ‘fichajes’ de grandes empresarios. “No ficháis a directivos sino que os fichan ellos para controlaros”, ha asegurado Carmona.

Ambos líderes sindicales han incidido en la importancia de una internalización de la lucha de los trabajadores ante un mundo que ya está globalizado. Por ello, han pedido a los asistentes que vayan a votar y tomen en cuenta las elecciones europeas porque “las políticas globales vienen marcadas de Europa y hay que influir ahí”. “No se puede consentir que la extrema derecha mande en Europa porque no podríamos defender nada desde un punto de vista localizado”, ha asegurado el líder de UGT.

ZULOAGA REITERA QUE EL PSOE ESTÁ COMPROMETIDO EN «TOCAR» LA REFORMA LABORAL

Siguiente la manifestación estaban muchos políticos este año, entre los que destaca el candidato del PSOE a la presidencia de Cantabria, Pablo Zuloaga que, a preguntas de EL FARADIO, asegura que asumen «la responsabilidad del resultado que hemos conseguido» en las pasadas elecciones y que Sánchez «es muy claro» con que «hay que tocar» la reforma laboral. «Hacía falta un resultado como este para trabajar por un nuevo Estatuto de los Trabajadores y para trabajar en las inquietudes de los autónomos que han visto como las instituciones no han respondido estos años».

Por su parte, el candidato de Izquierda Unida en Cantabria, Israel Ruiz Salmón, ha apoyado la movilización social, al igual que ha recordado otras luchas como la del 8 de Marzo, de los jóvenes preocupados por el medio ambiente o, más recientemente, de los trabajadores de Tinamenor.

Ruiz Salmón, que lleva varios sindicalistas en sus filas, denuncia que «los que han creado la crisis son unos pocos y, curiosamente, son los que han salido reforzados», por lo que cree que es necesario «proteger a los colectivos vulnerables» para revertir la situación en la que se les ha impuesto.

Del mismo partido es Miguel Saro, cabeza de lista de la confluencia de izquierdas Unidas por Santander, que ha criticado la ausencia de políticas en la capital cántabra «para favorecer una creación de empleo que no sea precario y temporal». Saro, que confía en que «el voto de la izquierda social y política se va a movilizar y convertir en una fuerza real para cambiar el inmovilismo del que nos hemos quejado siempre», ha señalado que el Consistorio tiene «medios a su disposición» para revertir la situación.

«NOS IMPIDE CONSTRUIRNOS UN PROYECTO VITAL DIGNO A LOS JÓVENES»

De dos de los bloques que más se ha hablado en el discurso del 1 de mayo destacan los jóvenes y las mujeres.

De los primeros ha hablado Pablo Isidro, de las Juventudes del PCTE, que ha criticado que «la juventud, junto con las mujeres, somos uno de los colectivos más afectados por la precariedad y la temporalidad laboral». «Conseguimos a duras penas encadenar un trabajo precario tras otro», ha lamentado, «lo que nos impide construirnos un proyecto vital digno a los jóvenes». Por ello, ha reclamado un empleo digno, así como la bajada de alquileres. «Tenemos que impedir la burbuja de la especulación del capitalismo» porque «nos estalló una burbuja en la cara hace diez años y nos va a estallar otra porque es inherente al sistema».

De la situación de las mujeres ha hablado la portavoz de la Comisión 8 de Marzo, Ana Bolado, que ha puesto el foco en que los trabajos relacionados con el cuidado de la vida siguen copados por las mujeres y «despreciados y mal vistos aunque sean imprescindibles» por lo que, en muchas ocasiones, «no nos permiten la autonomía suficiente para dejar, las jóvenes, la casa de sus padres».

A este respecto ha hablado del debate de la maternidad, que cree que el mercado laboral ha «penalizado». ¿Cómo van a tener hijos? Si no están seguras de nada. Si hoy se van de casa y, quizá, tengan que regresar en tres meses».

Comentarios

  1. el montañes

    en santander todos nos conocemos auque no nos saludemos.


logo_black-bird

Empresas Amigas