Subir

Top

1

Cinco claves para el cambio en Santander: el gran tesoro de las elecciones del 26M

6 de mayo de 2019. POR

Suena El tesoro, de los argentinos El mató a un policía motorizado:

Entramos ya en la recta final.

Pedro Casares y Pablo Zuloaga, en un mitin reciente

Quedan sólo 20 días para las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

Y hay dos incógnitas especialmente interesantes, de las que hablaremos mucho en estos días.

Una es qué mayoría saldrá del nuevo parlamento regional: si PRC y PSOE sumarán para seguir gobernando o, por el contrario, habrá un pacto a la andaluza en la tierruca.

Y la otra es si llegará el cambio a Santander, después de 40 años de gobiernos de la derecha.

Hoy nos vamos a ocupar de la capital de Cantabria, la única capital de provincia española en la que nunca ha habido alternancia en el poder. Y, seas del partido que seas, esto muy sano no es.

Para que haya cambio en Santander, hacen falta 5 cosas:

Una participación electoral récord, que vayan a votar 100 mil santanderinos. Es decir, que la participación se parezca más a la del pasado 28 de abril (76,52%) que a la de 2015, que no llegó al 65%.

Que los socialistas ganen las elecciones, no sólo por que estarían más legitimados para gobernar y buscar acuerdos con otras fuerzas políticas, sino porque eso les garantiza al menos 7 concejales.

Que el PRC mantenga sus 4 concejales actuales. Algo que podría hacer aún perdiendo dos puntos con respecto a 2015.

Y que la confluencia de izquierdas Unidas por Santander esté lo más cerca posible del 10%, es decir que mantuvieran en las municipales el resultado de las últimas generales, lo que les daría la posibilidad de obtener tres concejales.

La quinta es rezar. Porque, aún ocurriendo todo eso, la decisión final va a estar en muy pocos votos. Poquísimos.

7+4+3 es la suma que provocaría la salida del Partido Popular de La Casona, justo cuando se cumplen 40 años de aquella polémica decisión del PRC, por la que sus cuatro concejales votaron a Eduardo Obregón, su candidato, impidiendo así que Jesús Cabezón fuese el primer alcalde de la democracia en Santander.

Aquel trauma persigue aún a los socialistas, que ven el cambio en la capital de Cantabria como el más preciado tesoro de estas elecciones.

Lograr la alcaldía para Casares y acercarse lo más posible al PRC a nivel regional sería un éxito mayúsculo para los jóvenes dirigentes del nuevo PSOE. Pero, para eso, es urgente que pasen a la acción y dejen de vivir de las rentas de Sánchez.

Llegan al 26 de mayo aupados en la ola nacional, pero ese impulso no será suficiente para lograr sus objetivos.

Lo hemos visto en las generales, donde han subido pero muy por debajo de la media nacional del partido. Y lo veremos en las autonómicas y municipales, si no ocurre algo que les desperece de ese tedio de las personas en el centro y los eslóganes de coctelera. 20 días.

Comentarios

  1. Victor

    Yo recomiendo más escuchar el podcast de hoy 7 de mayo sobre Raul Gil Benito en LA HORA DE WALTER. El Faradio debe de revisar los criterios de selección ya que…. para fichar de columnista a este figura….. madre mia


logo_black-bird

Empresas Amigas