Subir

Top

2

Miguel Saro: «El Ayuntamiento trabaja para las concesionarias y no para los vecinos»

13 de mayo de 2019. POR

Miguel Saro en ARCO FM (foto: Carlos Atienza)

En Santander «huele a cambio», tiene bastante claro Miguel Saro, que ha sido durante esta legislatura concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento –en la legislatura que el PP perdió la mayoría absoluta y en el que IU regresó tras décadas al Consistorio– y que es el candidato, tras un proceso de primarias, de Unidas por Santander, la confluencia que han armado Izquierda Unida, Santander Sí Puede (también con un concejal en la Corporación esta legislatura, Antonio Mantecón), Podemos y Equo.

Entrevistado en EL FARADIO DE LA MAÑANA de ARCO FM (103.2 FM), con la posibilidad de un cambio en la ciudad por primera vez en toda su historia, ha recalcado que en política «estamos para servir», sea «donde sea», bien «desde abajo», para «sumar» o para «ponerse al frente» si es necesario.

«NO CREO QUE UN PACTO CON PSOE Y PRC SEA DIFÍCIL»

Escéptico con las encuestas –la de El Diario Montañés para Santander le daba menor conocimiento que, por ejemplo, al candidato de Ciudadanos en la capital–, y en una cita electoral que podría abrir la posibilidad de un cambio de gobierno histórico en Santander, Miguel Saro recuerda que durante esta legislatura, han llegado a acuerdos de forma frecuente con PSOE y PRC, por lo que no ve «difícil» llegar a acuerdos sobre programas con ellos.

Respecto a Ciudadanos, ha señalado su «buena sintonía» con el candidato, Javier Ceruti –con quien ha coincidido de forma habitual en las tertulias de EL FARADIO–, espoleadas porque ambos son abogados y eso acostumbra a gestionar mejor el conflicto, si bien recordaba que el partido naranja es «muy vertical» y eso le suscita dudas sobre su contribución al cambo.

MOVILIDAD: ABRIR EL DEBATE PARA UNA PLANIFICACIÓN INTEGRAL

En una legislatura marcada por la crisis del MetroTus y en una campaña en la que se están exhibiendo propuestas en materia de aparcamiento (Gema Igual lleva un aparcamiento con dos plantas por debajo del que está en el campo del Racing y un disuasorio en La Marga, que en realidad es un acuerdo plenario a propuesta de IU, y el PSOE ha planteado uno en planta en el aparcamiento del Palacio de Festivales), Saro, a quien es habitual ver desplazarse en bicicleta, aboga por «abrir» el debate y buscar una planificación integral más allá de medidas puntuales.

Él plantea medidas como una OLA diferenciada para residentes y otra para población flotantes, cambiar el sistema de los aparcamientos en la ciudad para que sean para residentes «reales» o incrementar los disuasorios.

En cualquier caso, en el modelo de transporte no se puede «quitar espacio al peatón», que debe ser «la prioridad».

HACIA UN «GRAN SANTANDER»

Dentro de ese modelo de transportes, junto a otros servicios, el debate evoluciona hacia la colaboración con el resto de Ayuntamientos del área metropolitana, una suerte de «Gran Santander», «no colonizador», que «reconozca la realidad de la relación de Santander con Cantabria» en una ciudad cuyos gobernantes «han vivido de recrearse en el enfrentamiento con el resto de instituciones».  «Un cambio de gobierno llevaría a un cambio de talante», aseveraba Miguel Saro.

«EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS SE HA CAÍDO LA TRAMOYA»

Pero también ha sido la legislatura del estado «lamentable» de las basuras o la «barbaridad» de cambio de tarifas «pactado» con la empresa que permitió que Aqualia, concesionaria del agua, obtuviera 12 millones de euros en una «estafa» a los vecinos.

Miguel Saro, candidato de Unidas por Santander (Foto. Carlos Atienza)

«Se ha caído la tramoya», advertía el candidato de Unidas por Santander, quien incidía en que «el Ayuntamiento de Santander trabaja para las concesionarias y no para los vecinos».

Su modelo pasa por remunicipalizaciones de aquellos que tengan «peor calidad», es decir, un retorno a lo público de los servicios adjudicados a empresas, sin que se produzca pérdida de empleo, y de ser muy «estrictos» en la vigilancia de los demás.

En general, Saro apuesta por «redefinir» el papel de las empresas públicas municipales para evitar que sean un «cajón desastre», teniendo en la cabeza el caso de Santurban, sociedad del Ayuntamiento, en la que además de un desvío de fondos confesado por la concejala del ramo, se produjo una contratación irregular de parados que hace que «no sirva a su fin» y que lleva a «repensar su utilidad».

Servicios públicos son también los servicios sociales, en los que se da la situación de que el equipo de Gobierno prepara partidas que no llegan a gastar porque «no tienen capacidad de gestionarlo» al carecer de recursos y medios para atender una «demanda social no cubierta» y que ha aumentado durante la crisis.

EN CULTURA SE HA OPTADO POR «CONTINENTES VACÍOS DE CONTENIDO» Y UN «CULTO A LAS GRANDES FIRMAS»

Miguel Saro es muy crítico con un modelo de cultura en Santander basado en el «culto a las grandes firmas» y los «continentes vacíos de contenido», pensando en casos como los conciertos de La Magdalena –el ‘pinchazo’ de Guetta-, «pensados para las Fiestas de Santiago, el momento en que hay más turistas», o en infraestructuras como Escenario Santander, construido «al gusto del PP» por el «cemento» pero al que se dotó de contenido después.

«Hay que pensar otro modelo de producción de cultura», afirmaba, incidiendo en que el resultado del Centro Botín está siendo «menor de lo esperado» en cuanto a producción y programación, y recordando su postura crítica con el edifico, que hubiera preferido ubicar en una zona «más degradada a la que hubiera servido para revitalizar» en lugar de en su actual emplazamiento, la «mejor zona» de la ciudad, así como con el edifico, más parecido a un «mausoleo de un sátrapa de Asia menor.

OTROS TEMAS

En la entrevista con este «aficionado a andar» que en Santander elige como lugares preferidos la Costa Norte, pero también el recorrido por la Bahía a través del Barrio Pesquero, «que nunca te cansas de ver», también ha insistido en su petición de «retirar» los espigones de La Magdalena (este mismo fin de semana había una concentración en la playa) continuando con los rellenos de arena que se vienen haciendo.

Y remarcaba la propuesta de una Concejalía de Feminismos y LGTBI, que sea más que un «símbolo», sino una forma de adoptar políticas de igualdad que sean transversales en el conjunto de las concejalías.

 

Comentarios

  1. Solo en relación con el Centro Botín: no es que esté mal ubicado, que estéticamente no guste o que la programación flojee, si acaso lo anterior fuera cierto, lo criticable es el modo como se impuso y el modelo de colaboración público-privado que ha implantado en Santander (esta colaboración es inevitable, no así el modelo, que puede ser mucho más horizontal). Es criticable el «ordeno y mando», no el resultado del mismo, que, al fin y a la postre, a unos puede gustar más y a otros menos, habiendo argumentos a favor de unos y de otros por igual. Lo negativo fue la imposición y el precedente que sentó, y ésto, siendo lo realmente importante, Saro lo está olvidando.

  2. el montañes

    porque no pagan ibi los del paseo pereda y otros y poque el censo electoral esta oculto para el ciudadano?.


logo_escena_miranaque

Empresas Amigas