Subir

Top

0

¿Y las europeas? Entre el miedo a la ultraderecha, el crecimiento de la desigualdad y la lucha por recuperar el control

14 de mayo de 2019. POR

Pasan más desapercibidas pese a que son tan o más trascendentes, como viene recordando en los últimos meses a través de distintos actos el Consejo Cántabro del Movimiento Europeo.

El 26 de mayo se celebran también elecciones al Parlamento europeo, es decir, se eligen los diputados que representan por cada partido a cada país ante uno de los centros de decisión que va ganando más fuerta.

Porque Europa es la Europa de los límites al gasto, de los rescates a los países del sur, el lugar de donde se quiere ir Reino Unido o donde florecen los gobiernos de ultraderecha, de Hungría a Italia mientras se ‘subcontrata’ a Turquía para las políticas migratorias y los barcos que rescatan refugiados navegan a la deriva en el Mediterráneo.

Pero la Europa de las normas complejas, lejos ya de aquella Europa que en España sonaba a Erasmus, modernidad y lluvia de fondos, es también la Europa que ha dictado leyes que ha permitido sentencias que han puesto en cuestión la legislación española en materia de desahucios  o resoluciones de referencia en materia laboral, como la que declaró improcedente el despido de una trabajadora cántabra después de diagnosticársele un cáncer de utero, a instancias de JM Ruiz Abogados, como recordaba en la tertulia de EL FARADIO el abogado Miguel Gómez Cotera.

«UN NIVEL DE COMPLEJIDAD ENORME» QUE PUEDE PRODUCIR «LEJANÍA»

En las listas del Partido Popular al Parlamento Europeo va el cántabro Juan Corro, ingeniero y docente, miembro del Comité Ejecutivo estatal del PP de Pablo Casado, en un número 16 que le deja en puertas o pendiente de movimientos (en las anteriores, los ‘populares’ sacaron 15).

Juan Corro, miembro del Comité Ejecutivo del PP cántabro y del nacional

Entrevistado en EL FARADIO DE LA MAÑANA de ARCO FM (103.2 FM), que dentro de su programación especial por las elecciones dedicaba esta mañana un apartado especial a las elecciones europeas, Corro defendía, por un lado, que Europa ha generado «riqueza» y «bienestar» que ha beneficiado, por ejemplo, a sectores como la automoción, con una industria auxiliar muy potente en Cantabria.

Y ha recordado que el europeo no es un Parlamento como el español, en el que simplemente se ratifiquen leyes, sino que tiene parte de funciones ejecutivas. Es parte de la «complejidad enorme» de un entramado institucional que «al ser tan complicado» puede sonar «lejano»..

Corro ha señalado, la política de la Unión es «mejorable», pero lo bueno es que «el futuro no está escrito», aunque entiende que en momentos como el actual de crisis prenden los sentimientos críticos porque «cuando el futuro se agota, el presente es irrespirable».

Corro precisa con un se «comparte» a la afirmación de que la soberanía se «cede», aunque cree que en todo el proceso y los distintos avatares hay que «recuperar el control».

Y ha defendido el margen de mejora para España y para Cantabria en la negociación de la PAC, poniendo en valor lo conseguido por la ministra Isabel García Tejerina.

En cuanto a las infraestructuras –la alta velocidad se quedó fuera del mapa atlántico–, ha apuntado que Cantabria y España «se juegan mucho», si bien recalcaba que «primero» hace falta una coordinación interior para que desde aquí se definan las prioridades en materia de infraestructruras frente a los «bandazos» habituales.

«HAY UNA PÉRDIDA DE VALORES» EN EUROPA»

También hablaba en EL FARADIO un histórico de Bruselas, el socialista Jesús Cabezón, que fue eurodiputado en años trascendentales, desde 1986, es decir, desde el mismo momento del ingreso de España en la Unión, hasta 1999, trece años de experiencia en los centros de decisión, en los que llegó incluso a ser secretario general de la delegación española socialista en la Eurocámara.

Jesús Cabezón

Desde esa perspectiva, constataba una «pérdida de valores» en lo que fue el origen del proyecto de unión política en Europa, al avanzar los valores de mercado e imponerse políticas restrictivas en materia de fronteras y acogida a refugiados, que «distorsionan lo que fue Europa».

Cabezón se mostraba preocupado por el auge de los populismos que aprovechan esta crisis.

Y desde su experiencia en Bruselas, aconsejaba a los aspirantes a eurodiputados que hagan «lobby», tanto por Cantabria como, en primer lugar y en temas importantes, en la defensa de los intereses de España. mostrando una «visión amplia» en cuestiones importantes como el papel del sector primaria, que si funciona bien beneficia a Cantabria.

El PSOE cántabro aporta a las listas europeas a Raúl Pesquera, en el número 25 de la candidatura que encabeza el ministro de Asuntos Exteriores Josep Borrell, que ha sido presidente de la Eurocámara. Pesquera es médico de profesión, fue director del Observatorio de Salud Pública de Cantabria y reside en Dinamarca.

«EUROPA TIENE QUE CAMBIAR»

También en listas europeas va Sergio Tamayo, miembro de Izquierda Unida y activista internacionalista en colectivos europeos, que es suplente en la lista de Unidas Podemos Cambiar Europa, confluencia entre Podemos e Izquierda Unida.

Sergio Tamayo

Entrevistado en EL FARADIO DE LA MAÑANA de ARCO FM (103.2), Tamayo ha advertido de que «las cosas gordas vienen desde Europa», incidiendo en que desde allí «poco a poco nos han metido medidas liberalizados y privatizadoras».

El resultado, que se han creado «muchas bolsas de pobreza», fundamentalmente en países como España, Grecia o Italia, mientras las políticas «sirven a las multinacionales» en un «cambio de cromos» que se ha traducido en reconversiones industriales que nos han «quitado» industrias y convertido en «el país del turismo y el sol para los europeos».

Muy crítico con las políticas migratorias («estamos saqueando los recursos de muchos países y eso hace que muchas personas vengan a buscarse la vida, como también están haciendo nuestros hijos aquí»), ha apelado a una Europa «social, ecológica y solidaria».

Tamayo también se ha referido a las políticas agrícolas, con la negociación de la PAC en el horizonte, instando a una «soberanía alimentaria» y un modelo en el que se deje de subvencionar a «grandes terratenientes a los que se paga por no producir nada».

EL PARTIDO HUMANISTA, CON UN SANTANDERINO AL FRENTE

También participa en las europeas el Partido Humanista, con el pacifismo y la convivencia como elblema. al frente de las listas europeas está Jordi Álvarez Caules, emprendedor santanderino que comenta que el Partido Humanista lleva un tiempo haciendo una campaña por el Desarme Nuclear de Europa y por una Europa de los Pueblos y no de los Bancos y las Multinacionales.

Además, en Santander aspiran a una democracia directa y participativa y a la creación de una banca municipal sin intereses. Se presentan a sí mismos con el lema: «Hagamos nuestra la ciudad a la que aspiramos, una ciudad donde se exprese lo humano».

Algunas de sus medidas son “Un puerto en Santander libre de armas” o “Creación de talleres gratuitos de trabajo personal y sobre la no-violencia.

 

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.


Frunfo Films

Empresas Amigas