Subir

Top

0

El colapso ético

22 de mayo de 2019. POR

VIENE DE : UNA IMAGEN TOCADA

La gestión de esta legislatura también está tocada en un plano menos perclo ético, después de que el Ayuntamiento haya sacado todos sus proyectos importantes gracias al apoyo incondicional de un concejal tránsfuga, el que otrora perteneció a Ciudadanos, David González.

-Ya el pacto con el partido naranja supuso, desde el principio, un cambio en el reglamento del pleno con el que el PP se aseguró de dar a Ciudadanos un grupo propio y recursos propios con solo dos concejales, cuando anteriormente se requería un mínimo de tres ediles. Grupo que, finalmente, se desintegraría cuando los dos concejales abandonaran el partido y se convirtieran en tránsfugas.

-Esto también supuso una reestructuración del pleno que aprobó el PP con ambos ediles, que perjudicaba la representación de Antonio Mantecón, de Santander Sí Puede -actualmente integrados en la candidatura de consenso Unidas por Santander-, hasta entonces único concejal no adscrito. Todo ello, en medio de una serie de actuaciones del equipo de Gobierno para beneficiar a Tatiana Yáñez, representante de Ganemos, para expulsar a Mantecón del grupo municipal y quitarle los recursos económicos, a pesar de que -en febrero de este año-, la Audiencia Provincial ha declarado que no se puede expulsar a un concejal de una marca fantasma que no existe como partido político.

La Audiencia Provincial anula la expulsión de Mantecón de Ganemos que le hizo no adscrito

Pero la llegada de Gema Igual a la alcaldía ya fue virulenta, después de que eldiario.es comprobara que había mentido sobre su currículum, al aparecer en la página Web del Ayuntamiento como diplomada en Magisterio, cuando no ha completado dichos estudios.

-Ha sido una legislatura en la que una concejala ha dimitido tras admitir que había desviado dinero de la empresa pública municipal que gestiona los fondos para la contratación de parados…

.-..La misma empresa pública en la que se realizaron contrataciones irregulares que llevaron a una sanción de la Inspección de Trabajo

-En esta legislatura se han mantenido políticas típicas, en apoyo a empresas del hormigón como Copsesa, a quien, después de ostentar durante cuatro años sin regularizarse, se licitó el contrato de los viales de Santander con una baja del 44,22%. Las anteriores veces que lo había gestionado había sido o heredado o prorrogado por distintos motivos, como errores en los pliegos por parte del Ayuntamiento de la capital cántabra, pero esta vez quedó regularizado, y pese a ser un contrato integral, se siguen asfaltando viales al margen de ese contrato.

-Las bajas temerarias, las multas perdonadas a empresas con retrasos en plazos o los costes extra que no computan como sobrecoste al ser vía contrato menor han sido de nuevo prácticas recurrentes en la relación entre el equipo de Gobierno del PP y sus adjudicatarias.

-Y es tónica habitual: el Ayuntamiento llegó a prorrogar, sin sacar a concurso, hasta nueve contratos por servicios y obras municipales solo en 2016, tal y como publicó EL FARADIO, tras consultar un informe especial del Tribunal de Cuentas. Estos contratos llegaron a ascender 1,7 millones de euros fuera de lo adjudicado y los plazos superaron los 20 meses.

-La polémica también llegó después de saberse que la empresa del marido de la alcaldesa t-rabajaba en las obras de la escollera de La Magdalena, a través de una subcontrata del Ministerio de Medio Ambiente.

La empresa del marido de la alcaldesa trabaja en los diques de La Magdalena

-Y también conocimos no sólo las diferencias de velocidad en la tramitación de licencias en Sol 57, sino las relaciones personales entre los promotores de la obra en el Masters y cargos municipales.

De la Serna y Díaz, amigos de los promotores de la obra en Sol 57

-La relación con la oposición no ha sido especialmente fluida y transparente, con diversas críticas por rechazar dar información sobre el incendio del MAS y por negarse a crear una Comisión de Investigación por el derrumbe parcial del edificio de Sol 57, por ejemplo. Motivos que llevaban, de nuevo, a plenos municipales crispados, llenos de acusaciones cruzadas y críticas que desviaban el tema principal, y a intentos de solapar debates importantes

-La relación con los vecinos críticos fue algo mejor que la que mantenía el exalcalde Íñigo de la Serna, que tachó de «plataformitis» a los colectivos o remitía notas de prensa contra Amparo Pérez como si fuera miembro de la oposición. Con todo, a Igual le ha costado encontrar hueco para reunirse con críticos, como los de la Plataforma Transporte Santander opuesta al MetroTus, sin ir a a los debates o recibirles, para acabar, finalmente, dándoles la razón.

-Todo en una legislatura que no ha dejado de mirar al pasado por parte del equipo de Gobierno, tras retrasar constantemente el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica para cambiar la denominación franquista de las calles que siguen ensalzando a nombres de la dictadura. En el Pleno al que la alcaldesa convocó apoyos en plena crisis por su currículum se trató este tema y un miembro del público se emocionó tanto que llegó a gritar ‘¡Viva Franco!’ desde la tribuna de invitados, sin que la alcaldesa lo expulsara ni llamara la atención.

El callejero de la historia

 


logo_gil

Empresas Amigas