Subir

Top

0

Los nefrólogos de Valdecilla admiten haber tenido relación empresarial con Fresenius

6 de junio de 2019. POR

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Los seis nefrólogos del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, implicados en una trama de sobornos por parte de la multinacional alemana Fresenius, han emitido un comunicado en su defensa, en el que admiten haber tenido relación empresarial con la firma, pero niegan que hayan participado en adjudicaciones a ella.

Según ha publicado el diario EL PAÍS, los médicos habrían recibido 5 millones de euros por la venta de la clínica de diálisis situada en el centro empresarial Zoco Gran Santander.

Y unos 750.000 euros correspondientes al 5% de la facturación de esta clínica entre los años 2004 y 2009, a la que los médicos derivaban pacientes, toda vez que el Servicio Cántabro de Salud tiene externalizado el servicio a esta empresa.

COMUNICADO EN SU DEFENSA

“Nunca hemos decidido la resolución de concursos de material de diálisis en nuestro Servicio de Nefrología. Nos hemos limitado a responder a necesidades técnicas. La decisión la toma la mesa de contratación que desde hace 40 años lo reparte entre diversas empresas, y últimamente entre Baxter, Fresenius y Medtronic” afirman los firmantes del comunicado: el Dr. Angel de Francisco, Manuel Arias y Julio G Cotorruelo, que recoge la Cadena Ser.

Confirman que la sociedad Diálisis Santander S.L. se constituyó por una cuestión de “necesidad”, considerando que “Cantabria era entonces, en 1978, el centro hospitalario que más trasplantes renales había realizado.”

“Esto generó una saturación asistencial del Servicio, por lo que se solicitó al Insalud la creación de un centro de diálisis extrahospitalaria que estuviera integrado dentro de la asistencia global de la insuficiencia renal crónica en Cantabria.” Además, añaden que Insalud se negó “a pesar de haber reconocido su necesidad” y fue entonces cuando decidieron constituir la sociedad.

Instalaciones del centro en El Zoco

“Como consecuencia de nuestra incompatibilidad para la creación de un concierto con la Seguridad Social, y las insalvables dificultades financieras dos años después, es decir hace 36 años, la empresa se transfirió a otros propietarios”, comentan, y admiten que la compra por Fresenius del centro de diálisis sí que tuvo repercusión económica para ellos.

Contrariamente a lo que explican, la información publicada en El País a partir de lo revelado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, confirma que los seis derivaron pacientes al centro para lucrarse.

LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA DEFIENDE LAS «NECESARIAS» RELACIONES ENTRE PROFESIONALES E INDUSTRIA

Por su parte, la Junta Directiva de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) -cuya presidenta también figura mencionada en las investigaciones abiertas– ha salido en defensa de los médicos, como recoge El Diario Cantabria.

En un comunicado, afirman que las relaciones de los profesionales sanitarios con la industria farmacéutica son «perfectamente legales, además de estrictamente necesarias», mientras «la formación continuada y el impulso a la investigación no sean asumidos por el propio sistema público.”

La SEN manifiesta que apoyará las «necesarias» investigaciones de administraciones y hospitales afectados por estos supuestos sobornos para «dar oportunidad de defensa» a los nefrólogos implicados, que «desconocen completamente los hechos concretos de los que se les acusa».

Con todo, exigen a Fresenius que «aporte a las autoridades sanitarias españolas toda la documentación relativa a los hechos relatados.”

Finalmente, en relación a los supuestos sobornos, señalan que «el resultado final de los concursos depende de una combinación de la evaluación técnica y la oferta económica, la cual se abre en el último momento». «Todos los pliegos se publican y son además subsidiarios de recurso en el caso de que cualquier licitador detecte o presuma sospecha de irregularidades”, añaden.

“Para que hubiera habido soborno, tendría que demostrarse que ha habido pagos inapropiados y que han servido para manipular concursos. No hay ningún procedimiento judicial en marcha”, recalcan.

Ambos comunicados se centran en una posible vinculación entre los profesionales y que las adjudicaciones las hayan hecho ellos directamente, si bien es un asunto que no está en cuestión en ninguna de las informaciones, que en realidad inciden en la doble condición de profesionales de la pública y de la privada, y en su relación con la empresa que montó el centro que atiende a los pacientes del servicio de diálisis de Valdecilla, externalizado.

NO ES EL PRIMER CASO QUE SACUDE A FRESENIUS

Desde la empresa ya afirmaron cuando trascendieron las primeras investigaciones que los empleados implicados en los sobornos fueron destituidos.

Fresenius ya se ha visto envuelto en diversos casos similares, como recogía El Economista el pasado mes.

De esas informaciones se desprende que la compañía pagó millones de dólares en sobornos para obtener negocios en Arabia Saudita, Angola y ocho países de la región de África Occidental; además de en Turquía, España, China, Serbia, Bosnia y México.

En el caso de España, hubo irregularidades en las adjudicaciones públicas y la compañía recibió anticipos de información sobre especificaciones de licitación de médicos o empleados públicos.

Como ejemplo, destaca en relación con una licitación de 2011 celebrada por una entidad estatal de Valencia Hospital, a la que la empresa proporcionó al ‘Doctor A’ el borrador de las especificaciones técnicas y mejoras, un proyecto de metodología de puntuación y puntuaciones propuestas para ganar la licitación.

Fresenius Medical Care España

El doctor usó su cuenta de correo electrónico personal para aceptar algunas de las propuestas con FMC (siglas de la empresa) ganando los 2 millones de euros de licitaciones. En este caso, el FMC España le pagó a España al ‘Doctor A’ más 114.000 dólares.

Asimismo, se hizo una donación de más de 40.000 dólares a la fundación del hospital para los programas de capacitación de médicos, y se realizaron pagos adicionales al médico entre 2012 y 2014 de 51.600 euros en viajes, patrocinios y regalos.

A esto se suma que la compañía alemana realizó pagos indebidos a los médicos para referir pacientes a las clínicas de FMC o para que dichas clínicas usaran productos de FMC más caros.


logo_ko

Empresas Amigas