Subir

Top

0

La Caseta de Bombas abre este lunes como asador con actividades culturales

3 de junio de 2017. POR

La Caseta de Bombas estrena nueva etapa este lunes, 5 de junio, reconvertida en un restaurante de pescados y carnes en el que se organizarán actividades culturales de la mano del grupo hostelero Deluz, de los hermanos Zamora.

Carlos Zamora, en La Caseta de Bombas

El edificio, construido en 1888, pertenece al Dique de Gamazo, declarado Bien de Interés Cultural en 2001. Hace una década ya acogió actividades culturales en la época de Raúl Gil como director general de Juventud, pero salvo esa iniciativa, el espacio, una sala de máquinas ligada al dique, había permanecido en desuso.

La empresa destaca su interés por «recuperar tradicionales espacios de Madrid y Santander antes de que cayeran en el olvido, respetando siempre su identidad y sus singularidades  arquitectónicas».

En la carta, con más de 45 platos y los chefs Carlos Zamora y Fausto al frente, habrá productos como caldereta marinera, carnes de Cantabria como el lechazo de Polaciones y el cabrito de Picos de Europa además de la carne ecológica de la cooperativa cántabra Siete Valles de Montaña; pimientos rellenos, arroz marinero, rabas santanderinas, quesos cántabros, salpicones en varias versiones y almejas a la sartén, con unas cristaleras con vistas a la Bahía de fondo.

TALLERES Y ACTIVIDADES CULTURALES

Al margen de lo gastronómico, con la ayuda de la agente cultural Marta Mantecón, se han seleccionado varias fotografías antiguas sobre el Dique de Gamazo que atesoran el Archivo General del Puerto y el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS), y que estarán expuestas en las paredes de La Caseta de Bombas, con el objetivo de que los visitantes puedan conocer la historia del Dique de Gamazo, que en su momento fue una de las construcciones navales más importantes de su época.

La Caseta de Bombas

Más adelante, en septiembre, se organizarán charlas, mesas redondas y coloquios con el mar de
fondo y como leitmotiv en un espacio que nace con vocación de acoger iniciativas de todo tipo.

A partir del 10 de junio habrá talleres todos los sábados por la mañana para los más pequeños de la casa, niños de 7 a 12 años, que girarán en torno al mar.

Así, cada sábado se ofrecerá un taller distinto para que los más pequeños aprendan a hacer nudos marineros, se empapen de la cultura pesquera, sepan distinguir un pez de otro o construir un barco de cartón para entender el principio de flotación.

De las 20 plazas disponibles, la mitad serán para niños becados a través de varias organizaciones sociales de Cantabria.


logo_black-bird

Empresas Amigas