Subir

Top

0

ARCA advierte de que el convenio de los espacios ferroviarios en Santander incumple la ley

28 de noviembre de 2018. POR

La asociación ecologista ARCA ha advertido al Ministerio de Fomento de que el estudio para la reordenación de espacios ferroviarios en Santander incumple la legalidad urbanística.

Vista áerea Castilla-Hermida (Foto: Wikipedia)

En un escrito dirigido a la Subdirección General de Planificación Ferroviaria, ARCA ha formulado un recurso de reposición contra el “Estudio Informativo para la Reordenación de Espacios en la Estación de Santander”, al que esta asociación había previamente alegado el pasado mes de marzo, sin que ninguna de sus sugerencias fueran tenidas en cuenta.

En el documento reiteran que la actuación aborda aspectos que van más allá del estricto ámbito ferroviario, al condicionar el ordenamiento y estructura presente y futura de Santander, porque el espacio afectado, la calle Castilla “no está en un descampado sino en medio de la ciudad: siendo precisamente esta zona la más densamente construida, con mayor contaminación acústica y atmosférica, y gran carencia de espacios verdes y zonas libres”.

Al respecto, señalan que dada la configuración urbana actual de Santander, la zona afectada viene siendo considerada por diversos expertos “como un área estratégica prioritaria e irrepetible, para dotar a la ciudad de un gran corredor verde desde la Remonta a las Estaciones, que compense las carencias del populoso y denso barrio de Castilla-Hermida, mejorando notablemente el diseño global de la ciudad”.

De hecho, el Plan General de 1997, actualmente vigente, establece que la zona de 300.000 metros cuadrados comprendida entre las estaciones y el distribuidor de La Marga, constituye el área específica número 9, calificada como “ámbito de oportunidad” que debe ser desarrollado mediante un único Plan Especial.

Pero el actual Estudio Informativo de Fomento, sólo considera la mitad de la calle Castilla y no su totalidad, ignorando las disposiciones urbanísticas del Plan General al que está obligado a adaptarse, y condicionando gravemente la futura realización de ese gran corredor verde, y el ordenamiento de todo el área que resulte más conveniente para la calidad de vida de los vecinos.

Es decir, lamentan, “en lugar de amoldarse a un diseño global previamente establecido para todo el área, la fragmenta consumando obras meramente ferroviarias, sin tener en cuenta sus efectos futuros en el urbanismo de la ciudad”.

Y detallan que el estudio prevé cubrir las vías con una losa de 50.000 metros cuadrados, sobredimensionada en su funcionalidad y coste más allá de los aspectos meramente ferroviarios, situada a una altura de 4 plantas sobre la rasante, con la pretensión de ser cedida posteriormente a la ciudad como espacio libre.

“Dicha losa sería un obstáculo y pantalla visual para los usuarios del inmediato parque del agua, al sobresalir más de 2 metros por encima del mismo, así como para los residentes en la calle Alta”, avisan, cuando “es constatable que los espacios libres elevados no atraen gente para su uso y permanecen mayoritariamente vacíos”, por lo que ” esta solución, muy discutible en su funcionalidad, coste y eficiencia dentro de la estructura urbana, debiera someterse a la consideración ambiental y de legalidad urbanística que le es propia”.

Por todo ello, ARCA ha solicitado al Ministerio someter el Estudio Informativo al preceptivo contraste y consideración previa, en el obligado Plan Especial para el desarrollo urbanístico de la zona, antes de proseguir con los trabajos y gastos en el desarrollo de la tramitación de las obras de Reordenación de espacios en la estación de Santander.


Asienta Asesores

Empresas Amigas