Subir

Top

0

Rechazamos el comercio de armas en el Puerto de Santander

2 de diciembre de 2018. POR

1.- Por ética: Nos resulta difícil, más que al presidente de la Autoridad Portuaria, separar cualquier actividad de la ética. Y es como una obviedad: pero no es ético colaborar con la guerra, con la muerte de otras personas. Creemos que es algo en lo que estarán de acuerdo tanto las personas religiosas como las que se mueven por otros principios éticos.

En cualquier caso, nos cuesta entender esas alusiones a su opinión sin expresarla. ¿Por qué renuncia a la mínima, que es decir lo que piensa? ¿Teme que le cesen, cree que la mera expresión de su pensamiento provocaría llamadas ministeriales, una convulsión económica, la anulación de acuerdos? ¿Tanto poder tiene su palabra?

El Bahri Jeddah en la Bahía de Santander a principios de este mes de noviembre

 

2.-Por legalidad: Los ciudadanos informados, cada vez somos más, nos sabemos cuáles son las competencias de las instituciones. Nadie pide al Puerto de Santander que anule acuerdos internacionales ni cambie la política exterior de España. No está en su mano. Pero si lo está cumplir una serie de leyes y normas, internacionales o estatales.

-La ONU: Naciones Unidas cuenta con un Protocolo contra el tráfico ilícito de armas de fuego, y el Tratado de Comercio de Armas.

-La Unión Europea: el Código de Conducta de la UE, la Posición Común de la UE.

-Legislación española: Está la Ley sobre el control de comercio exterior de defensa. Y la Ley de Puertos permite restringir tráficos prohibidos.

-Otras legislaciones: en la denuncia ante la Fiscalía por estos tráficos en Motril se aludía a otras normas como el Reglamento de Transporte de Explosivos

En cualquier caso, las leyes pueden cambiar, en uno u otro sentido. Y las normas internas se pueden utilizar para favorecer o dificultar tráficos sin necesidad de anular acuerdos comerciales que, recordamos, ya sabemos que no entra dentro de sus competencias.

3.- Por seguridad: La foto del Bahri tiene como marco el barrio de Castilla-Hermida, del que está extremadamente cerca. Le vemos junto al Hotel Real, junto al Palacio de La Magdalena, bordeando el Centro Botín. En Santander tenemos experiencia en barcos con explosivos cercanos que acaban perjudicando a la ciudad. Se supone que estamos para aprender de nuestros errores. ¿No puede el Ayuntamiento, nuestra institución más cercana, pensar en alguna norma sobre la cercanía de material peligroso a nuestros edificios?

Protesta contra la llegada del Bahri Jeddah, desde el Diosa Maat

 

4. Por nuestra identidad: La Bahía de Santander protagoniza nuestras canciones, nuestros poemas, nuestros cuadros. Es la Bahía a la que escribió Pepe Hierro, la que pinta Gloria Torner. La que enseñamos a nuestras visitas, la que ha estado de fondo en nuestras historias con amigos, familias, parejas. La que ha estado siempre de fondo de manifestaciones y eventos históricos. En su paisaje barcos como el Ferry o las Reginas son tan naturales como las montañas.

La Bahía es naturaleza, es portuaria, es comercial, marítima, internacional, trastlántica e incluso burguesa. Pero incluir en un elemento de nuestro día a día y de nuestro siglo a siglo los barcos de la muerte va totalmente contra nuestra historia y contra nuestra identidad.

5.- Por economía:

a) ¿Los puestos de trabajo?: En Bilbao se dejaron de acoger estos tráficos, y la actividad en el Puerto de Bilbao no se ha desmoronado. En los puertos pasa una cosa: si se va un barco, el sitio donde atraca queda libre y puede venir otro. ¿O es que el Puerto de Santander no es atractivo para nuevos tráficos y no hay nadie más interesado en venir? Porque si es así, hay algo que no nos están contando. ¿Depende la economía del Puerto de Santander de Bahri?

b) “Si no lo hacen aquí, se harán en otro sitio”: ¿Alguna vez nos hemos preguntado las cosas que dejamos de hacer aquí y se están haciendo en otros sitios? ¿En renovables, en I+D+i?

El Bahri Jeddah llegando a Santander

6.- Por política: No estamos hablando de la Autoridad Portuaria S.A. o el Puerto de Santander S.L. El Puerto no es una empresa, es una institución política. Su presidente le propone el Gobierno de Cantabria, formado por partidos y a personas afines a esas formaciones. Es ratificado por el Gobierno de España, y se supedita a estrategias políticas, como vemos con su actuación en el proyecto del Llano de La Pasiega que abandera el Gobierno de Cantabria.

Además, tiene un Consejo de Administración en que hay miembros designados por políticos o por las instituciones más cercanas a los ciudadanos, que también están formadas por políticos. El Puerto no es un simple gestoría de empresas. Es, también, un lugar para la política. De no ser así, que lo financien las empresas y que se elija por oposición. O por currículum profesional.

7.- Por el rechazo social generalizado: el Parlamento de Cantabria, por mayoría, y el Gobierno al que sustenta, han expresado su rechazo a estos tráficos. Los barcos vienen siempre entre protestas sociales y políticas. En Bilbao el rechazo social llegó a expulsar estos tráficos. En Motril (Granada) también llega entre protestas y encima está siendo investigado por la Fiscalía. A nivel nacional, organizaciones del prestigio y alcance de Amnistía Internacional, Oxfam o Greenpeace canalizan el rechazo a estos tráficos.

8.- Por la política internacional y el orgullo de país: Hay países que ya se están rebelando contra el comercio de armas con Arabia Saudí. Países ‘de orden’ como Alemania o la Europa nórdica. España puede estar en esa vanguardia de países como en su día estuvo en la de los que aprobaron el matrimonio entre personas del mismo sexo, o puede acabar sumándose

9.- Por los flujos migratorios: No sabemos si con categoría de argumento, pero queremos apuntar la contradicción intelectual de protestar por la llegada de refugiados y a la vez aceptar un tráfico de armas para unas guerras que precisamente provoca desplazamientos masivos.

(Este listado es un pequeño resumen de algunas de las opiniones que se expresaron el pasado fin de semana en la jornada ‘La guerra como negocio’, organizada por Interpueblos)


logo_ko

Empresas Amigas