Subir

Top

0

Cómo ‘volar’, de la violencia de género: “Es fundamental trabajar con las mujeres para prevenir”

14 de febrero de 2019. POR

Con motivo de la llegada del 8 de Marzo, la Asamblea Feminista Abierta de Cantabria está organizando diversas acciones invitando a volver a hacer historia en una jornada de Huelga Feminista Internacional por la que denuncian que hay ‘1.000 motivos’ para hacerla.

Este viernes, 15 de febrero, se ha organizado en La Vorágine, a las 19.30h., la proyección de la película ‘Volar’, dirigida por Bertha Gaztelumendi, en la que nueve mujeres vascas con un pasado de violencia de género relatan en primera persona sus experiencias y su recorrido vital.

El documental ‘Volar relata los testimonios de nueve mujeres que sobrevivieron a la violencia de género.

En el documental, las nueve mujeres pasan un fin de semana en el campo y allí dialogan, recuerdan, reflexionan y desvelan todo lo que conlleva esta violencia. Lo que han vivido, las consecuencias de lo que han sufrido, supera lo que la sociedad se imagina.

Estas nueve mujeres pertenecen a cuatro asociaciones de mujeres, ‘Mujeres que aman demasiado’, ‘Haize Berria’, de Vizcaya, y dos de Guipuzcoa, ‘Mujeres al cuadrado’ e ‘Isiltasuna’, que están más especializadas en violaciones o acoso sexual

En el acto, estará Inma Mata, una de las protagonistas, que defiende que el resultado de este trabajo conlleva un material buenísimo para trabajar la prevención.

Ella se casó muy joven y estuvo 10 años viviendo una relación realmente tóxica. “Viví casi desde el principio violencias de muchos tipos, que casi siempre son más sutiles de lo que creemos con violencia psicológica, sexual o de control. En diez años de relación, yo viví cosas que después he reconocido más claramente”, relata en una entrevista con EL FARADIO.

Tras su divorcio, comenzó a formarse y a iniciar el voluntariado para ayudar a otras mujeres en su misma situación. “Comencé a buscar cosas que ,e llenaran en la vida, con mucho voluntariado y formación y me he dado cuenta de que es fundamental trabajar con las mujeres para prevenir principalmente pero también para abrir los ojos a las que viven relaciones tóxicas y no las reconocen”.

“PARA NOSOTRAS ERA MÁS UNA TERAPIA”

Aunque exponer tu vida, tu historia y tus debilidades frente a una cámara precisa una gran valentía, ella reconoce que no han sido conscientes de ello hasta percatarse de la repercusión que está teniendo la película “y ver que nos estamos haciendo famosas sin querer”.

“Mientras lo hacíamos, para nosotras era más una terapia: juntarnos, hablar, compartir muchas cosas y ver que tenemos muchas en común y que nos diferencian porque cada mujer vive la violencia de una manera diferente”.

De hecho, este trabajo surgió en 2016 con la idea de Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer, de hacer un reconocimiento social a las asociaciones de mujeres que trabajan contra la violencia de género. Tras largas conversaciones que se extendieron durante un año, se dieron cuenta de que había mucho material de trabajo, por lo que Gaztelumendi propuso la idea del documental que se grabó durante varios meses y culminó con un fin de semana en el que todas se reunieron en un caserío.

MATA DEFIENDE QUE LA SOLUCIÓN PASA POR HACER “UN TRABAJO SERIO DESDE LA EDUCACIÓN”

En lo que Mata no quiere incidir mucho es en el mensaje de la ultraderecha contra la lucha contra la violencia de género. “Me parece muy peligroso pero también creo que no debemos darles mucha publicidad porque les estamos retroalimentando y a veces se terminan convirtiendo en realidad cosas que no podían ser ciertas”, apunta.

Ella cree que “hay cosas que se han conseguido y no se podrán volver atrás porque es inevitable; las mujeres hemos abierto los ojos de tal manera frente a muchas cosas y nadie va a poder hacer que eso retroceda aunque lo intenten”. Sin embargo, sí coincide en que “es peligroso y preocupante que quieran eliminar derechos de muchas personas, que no solo las mujeres, porque, al final, intentan cargarse muchos derechos”.

Contra ello, cree que el papel del feminismo es fundamental. “El feminismo lleva demostrando muchos años que puede hacerlo y es la forma más pacífica de conseguir la igualdad entre hombres y mujeres”.

Aunque cree que la principal medida pasa porque “las instituciones y gobiernos se lo tomen en serio y hagan un trabajo serio desde la educación”, que sirva “para cambiar un poco algunos valores con los que está creciendo la gente joven que da resultados esos datos escalofriantes de violencia de género en adolescentes”.


Frunfo Films

Empresas Amigas