Subir

Top

0

El PRC no se moja: “Ni Pedro ni Pablo” (Vox, depende)

25 de marzo de 2019. POR

Llega el candidato del PRC al Congreso, José María Mazón, a la entrevista en El Faradio en colaboración con eldiario.es con la encuesta de Gad 3 para El Diario Montañés (2 PSOE, 1 PP, 1 Ciudadanos y 1 VOX) que deja a los regionalistas muy lejos del objetivo (detrás incluso de Unidas Podemos).

Aseveramos, en la entrevista y después de la misma, que el PRC se sitúa muy lejos de un objetivo real y verosímil, como el de obtener por primera vez en la historia un escaño en el Congreso. Está lejos en las encuestas, pero más aún en los delirantes pronósticos, tanto de Revilla como de Mazón, que hablan de dos y hasta de tres diputados, de ganar las elecciones pero de conseguir (sólo) dos senadores – que es matemáticamente posible pero inédito y estadísticamente improbable por no decir imposible-.

José María Mazón, candidato del PRC al Congreso, en la entrevista de El Faradio en ARCO FM || Foto: Carlos Atienza.

Pero Mazón, consejero de Obras Públicas histórico del PRC –acaba de dimitir para ir en la lista al Congreso-, es de la vieja escuela del palante con el discurso. Y argumenta que las encuestas que se hacen en Madrid siempre infravaloran al PRC – un hecho bastante contrastado, huelga decir-.

De esa encuesta de la que usted me habla, Mazón pone en contraste la “infrarrepresentación” del PRC con la sobrevaloración del PSOE, que en Generales obtiene en Cantabria según el regionalista “entre ocho y diez puntos menos que en el conjunto de España”. Pero un fact-checking de urgencia nos lleva a la última convocatoria (2016), cuando el PSOE obtuvo mejor resultado en Cantabria que en todo el Estado (23,55% frente a 22.66%).

Pero el candidato regionalista defiende su condición de ingeniero y sus conocimientos matemáticos para apelar a la “bioestadística” de las sensaciones: a saber, lo que le dice la gente en esta precampaña – lo que viene siendo un cualitativo- y que supuestamente es un “gracias, no tenía nada que votar, y ahora ya tengo una papeleta”.

¿Hasta dónde llegará el PRC con los huérfanos electorales en tiempos de tanta oferta de partidos nacionales (hasta el PACMA parece que hay que tener en cuenta según últimas encuestas), con debates tan polarizados como el modelo de Estado o la unidad, Cataluña, o el feminismo y la contra-reacción negacionista?

De hecho le preguntamos a Mazón, jugando un poco a la ciencia ficción en este 2019 en que se ambientaba Blade Runner, ¿si pudiera decidir un Gobierno de España con su voto, qué pediría para Cantabria? En el argot futbolero, ponérsela como a Amancio. Y sí, responde que infraestructuras y Valdecilla, pero nada que no haya pedido Revilla en los 20 años que ha estado en el Gobierno de Cantabria. Muy lejos de la música del concierto del PNV, ese espejo en el que se quiere mirar el PRC.

Buscando concreción, insistimos en que los cántabros y las cántabras también votan, sobre todo en Generales, por cómo sea el salario mínimo, por las soluciones que se ofrezcan a la Dependencia, por la preocupación por los retrocesos en consensos como la Igualdad, los derechos de los colectivos LGTBI… Pero Mazón no se sale del guión: “no se vota al presidente”.

Correcto, no se vota presidente del Gobierno, pero sí a los diputados que tendrán que investir al próximo. Y si el PRC estuviera ahí ¿Qué va a hacer? Pues “ni Pedro ni Pablo”, nos contesta, en ese afán por buscar el centro ideológico que caracteriza al PRC, con esa capacidad acreditada de llegar a acuerdos a izquierda (PSOE o Podemos), derecha (PP o Ciudadanos) y hasta con tránsfugas (Carrancio).

Vale que el Congreso no es Piedradura, pero irrumpe VOX y hay que preguntar ¿Un diputado del PRC votando con VOX? El caso es que tampoco  descarta votar con el partido de Abascal si renuncia a su programa. Lo mismo que ha dicho Pablo Casado anoche en La Sexta ¿Encontrará hueco ahí el PRC? Difícil. Como el discurso de “la unidad de España”, que tiene suficientes pretendientes.

Foto: Carlos Atienza.

Luego responde tajante que no aceptaría retrocesos en el derecho al aborto, a preguntas concretas. Ni a cambio de todos los AVES. Pero al final parece todo un “ya veremos” fiado al instinto de Revilla de levantar un dedo índice humedecido y acertar con la procedencia de los vientos políticos, para situarse con el que vaya a mandar en Madrid.

Los malos pronósticos demoscópicos no es el único reto que tiene que superar el PRC en las próximas elecciones generales. Ojalá sólo fuera eso para ellos. Ya hemos hablado de unas elecciones de lo más polarizadas, a las que se presentan unos regionalistas sin ideología definida.

Ese ni de izquierdas ni de derechas, que libra con genéricos a favor del Estado del Bienestar, de las obras y de los empresarios, lo cual choca también con el enfrentamiento que mantiene el partido de Revilla con el presidente de la patronal – Mazón se levantó de la mesa la semana pasada en señal de protesta por el discurso del presidente de CEOE, Lorenzo Vidal de la Peña-.

Lucha también el PRC contra su propia maldición en elecciones Generales, donde ni de lejos obtiene el 30% que tiene bastante consolidado en autonómicas. Aunque no lo reconozcan, sueñan con retener la mitad para tener alguna aspiración. Están en la carrera por ser quintos, pero insisten en que pueden quedar los primeros. Cosas de la “bioestadística”.

Y ahí va otra diferencia con ese PNV o Coalición Canaria, a lo que se percibe que aspira el PRC en convertirse; que allí se presentan siempre y sacan representación siempre. ¿Conseguirá el PRC que se hable de los beneficios que eso tiene para esos territorios? Y eso que Revilla, semana sí, semana también, da muy buenos datos de audiencia en la tele. Es posible, tampoco lo admitirán, que haya despilfarrado minutos en anécdotas para hacer reír al telespectador de Murcia.

De hecho, sí reconoce Mazón que para que se presente el PRC de Revilla al Congreso ha tenido que haber un adelanto electoral de las Generales. Es decir, que no se hubieran presentado en otra fecha. O lo que es lo mismo, revela forma parte de una estrategia improvisada para conseguir ganar por primera vez las autonómicas.

Esos, los vuelos domésticos y no los nacionales, son la prioridad del PRC. Ahora Mazón pide pista para aterrizar en el Congreso,  aunque revela que esos mismos que le agradecen que se presente le confiesan primero que no sabían que se presentaba. Y la bioestadística manda.


logo_nexus4

Empresas Amigas