Lo que el mar nos trae

Tiempo de lectura: 5 min

“No te fijes en la piel, es frontera de ignorantes” aparecía escrito en una pared. Sin firma, nadie se reserva los derechos de autor. Quizás porque los derechos, la palabra, no entiende de reservas cuando se refieren a principios tan básicos, tan universales.

Integrantes del colectivo E-visible.

Integrantes del colectivo En-visible.

No te fijes en la piel, o no apartes la vista de su tacto, cuando la piel envuelve la tragedia de una vida truncada, cuando la piel envuelve el dolor tras una alambrada, cuando la piel envuelve el sinsentido de una muerte más. No te fijes en la piel, o no apartes la vista de ella, cuando está cubierta con cicatrices de Mar, de guerra y odio, de “No podéis pasar”.

No te fijes en la piel o vístete con ella y siente lo que ella ha sentido tras el tacto de miradas ignorantes, miradas de odio a quien es diferente. No te fijes en la piel, o envuélvete en ella cada vez que miras para apartar la vista…

Así, como un golpe de mar, agitador de conciencias y emociones, llegaba, a las costas de Los Corrales de Buelna, Lo que el Mar nos trae,  una iniciativa, del Colectivo En-visible, que busca mostrar como la realidad y el drama de las personas refugiadas llega más allá de los arrecifes de asfalto. Más allá de las distancias ficticias y reales. Más allá de todas esas líneas invisibles grabadas, a fuego de prejuicio, en nuestro córtex (in)moral, hecho de dogmas de fe  y necesidad de certezas a las que aferrarnos.

Performance "Lo que el Mar nos trae".

Performance «Lo que el Mar nos trae».

Porque lo que no conocemos nos asusta, porque lo que no entendemos nos da miedo, porque necesitamos demasiados porqués que justifiquen no mover un dedo y utilizamos muy pocos, o ninguno,  para convertirnos en Torquemadas, sin alzacuellos, y señalar  a los culpables, en el juicio rápido de la sinrazón. ¿Es culpable un niño ahogado en una playa de que yo no tenga trabajo? ¿De qué corra peligro mi pensión? ¿De que cuesten más las medicinas? o ¿de que haya tanta corrupción?  Se interrogaba, a modo de reflexión, el escritor, filósofo, y siempre maestro, Martín Alonso al finalizar el acto.

Es Lo que el Mar nos trae. Una playa levantada sobre  piel de hormigón. Un niño de alambre esperando su turno, atado a una valla, sobre una maleta, mientras el aire deshilacha sus heridas abiertas. Vive de un aire que le negamos. Otro niño, tumbado boca abajo, con pinceladas de “nunca más”; su rostro el de Todos. Una barca, rodeada de barquitos de papel, tan frágiles como Ella, golpeada por un mar embrutecido que siempre paga su mal estado con el más vulnerable.  Y una isla, en medio de la Nada, esperando que tantos buenos deseos se hagan realidad. Exigiendo que sean algo más que palabras.

Y es que Lo que el Mar nos trae cala hondo en quienes creen que “el arte no es solamente una contemplación, es también un acto, y todos los actos cambian el mundo, por lo menos un poco”. Y es En-visible porque muestra todo aquello que, poco a poco, aunque esté ahí, dejamos de ver. Es En-visible porque se niega a rasgarse la córnea con el tajo de la indiferencia. Es En-visible porque mires donde mires ya no podemos mirar a otro lado. Es En-visible porque es urgente recuperar y democratizar espacios.

Porque durante unas horas la plaza de un pueblo se reivindica también como lugar de encuentro, como espacio liberado frente a  tanta privatización del ocio, de la cultura, de las emociones, de las relaciones humanas, de la propia democracia. Una forma de enlazar la experiencia más cotidiana con una realidad que se presenta alejada pero que, sin embargo, está encadenada a nuestras decisiones, a la forma que tengamos de abordar esa cotidianidad, de posicionarnos desde esta distancia cada vez más inmediata. Porque Lo que El Mar nos trae somos cada una de Nosotras, el tipo de sociedad que queremos construir, los valores que queremos transmitir, la huella que queremos dejar. Las personas que deseamos ser.

Instalacion Javier Cantera y cuadro Javier Malagón.

Instalación COLECTIVA con objetos traídos por los asistentes (incluye aportaciones de  Javier Cantera y  Javier Malagón.)

Fragmento de la obra Fenicias de Eurípides, representada por jóvenes de la localidad.

Fragmento de la obra Fenicias de Eurípides, representada por jóvenes de la localidad.

Niño de alambre. Autor: Maichak Tamanaco.

Niño de alambre. Autor: Maichak Tamanaco.

 

 

Una oportunidad para la expresión en la que no se transmite sólo un mensaje, sino también una cultura, una identidad y un tipo de relación social que teje redes, pero también visibiliza a quienes son ocultados, perseguidos, injustamente estigmatizados, a quienes viven amenazados.

Es el arte como motor de la transformación social para generar espacios de diálogo, de acción comunitaria que tenga como base la participación de la gente, de los vecinos, de los barrios. Un arte que se origina en cualquier comunidad donde las personas interactúan, imaginan, trabajan, conviven. Que aspira a romper con esa imagen convencional y distante, no solo del arte, sino de la capacidad política del individuo. Donde lo único que puedes hacer es mirar lo que te impone el marco.

Porque hoy todos somos refugiados, debemos serlo, si no queremos que lo que el Mar nos traiga sea el reflejo de un nuevo esperpento; el de nuestro rostro en el espejo de la historia. Es nuestra responsabilidad. Sin excusas, ni segundas pieles, sin barreras, de ningún tipo.

Porque,  quizás, y  parafraseando al poeta Juan Díaz Ales, actualmente vecino de San Felices de Buelna: “Todos somos refugiados por no saber vivir”.

Mostrar comentarios [2]

2 Comentarios

Los comentarios de esta noticia está cerrados.

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.