ACPT considera un “disparate” el proyecto de Centro Juvenil en El Zapatón

Aseguran que nace con oposición vecinal y consideran que puede ser ilegal, según la última revisión del PGOU aprobada, que ordena los terrenos para uso de jardines
Tiempo de lectura: 3 min

Asamblea Ciudadana Por Torrelavega (ACPT) lleva al pleno del Ayuntamiento una moción que cuestiona la ubicación del Centro Juvenil anunciado en el barrio de El Zapatón, que la formación considera un “disparate” que además va a contar con la oposición del barrio “desde el principio”.

El pasado 22 de octubre el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, solicitó a la Directora General de Vivienda, Eugenia Gómez Diego, la cesión de la parcela localizada en el barrio del Zapatón, frente al portal número 14 de la calle Marqués de Santillana, para la construcción de un Centro Juvenil con los fondos EDUSI.

La parcela cuenta con 544 m2 y desde la creación del polígono del Zapatón ha sido utilizada como una zona verde, ocupada por unos jardines, realidad que se ha visto plasmada en la revisión del PGOU aprobada inicialmente y que la considera como un espacio libre destinado a jardines, argumenta ACPT.

Este partido asegura que ha requerido en la comisión de obras, en la de urbanismo e incluso en el mismo pleno al alcalde, que buscasen otra ubicación para la construcción del Centro Juvenil, a la que se oponen los vecinos residentes en el numero 14 de la calle Marqués de Santillana, pues “a nadie le gusta que le construyan nada a escasos metros de distancia de la puerta del portal, y menos un edificio de dos plantas”.

Según añaden, tras la aprobación inicial del PGOU, la construcción en dicha finca es “ilegal”, “al ser contradictoria la calificación en la revisión con la calificación del PGOU de 1985 en cuyo caso nos hemos de regir por la más restrictiva, en este caso, el uso únicamente podrá ser de Jardines”.

“A la ACPT nos parece una buena idea y una necesidad la construcción de un centro juvenil en nuestra ciudad, pero no podemos compartir el emplazamiento propuesto por el Alcalde por los motivos anteriormente indicados”.

PIDEN UN PLAN DE JUVENTUD

En la moción critican al equipo de Gobierno, sobre el que consideran que “si realmente tuviesen un interés por la juventud de nuestra ciudad ya hubiesen elaborado el Plan de Juventud presupuestado en el año 2017 a iniciativa nuestra y para el cual todavía no han dado ni un solo paso”.

“Si realmente tuviesen un interés por la juventud de nuestra ciudad no hubiese desaparecido el programa ‘Entre Luces’”, añaden, al tiempo que piden que se abra la Casa de la Juventud los sábados por la tarde para “ofrecer una alternativa al botellón”, o piden que se legisle para “erradicar esa nueva droga que son las casas de apuestas”.

ACPT matiza que considera necesaria la construcción de ese centro juvenil “donde existan alternativas de ocio contemporáneas, motivadoras y enriquecedoras para nuestra juventud”, pero explica que “mal empiezan si una necesidad como esta nace con polémica y oposición fruto de su improvisación”.

Por todo esto, insta a buscar un nuevo emplazamiento para la construcción del Centro Juvenil que se quiere financiar con los Fondos EDUSI y pide el compromiso del Pleno del Ayuntamiento de Torrelavega de “mantener la calificación urbanística que recoge el documento aprobado inicialmente para la revisión del PGOU”, es decir, jardines, para los terrenos frente al número 14 de la calle Marqués de Santillana.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.