Pozo sin fondo

Artículo de opinión de Iñaki Vía, de la Asociación Derecho Subjetivo, sobre el borrador de Decreto que ha publicado el Gobierno de Cantabria para regular los pisos turísticos
Tiempo de lectura: 5 min

Iñaki Vía es portavoz de la Asociación Derecho Subjetivo.

A menudo decimos que GOBERNAR SIGNIFICA ELEGIR.

Puede parecer de perogrullo, y lo es, pero no por eso deja de ser cierto y, en mi opinión, deja de ser necesario recordarlo.

Porque el Gobierno de Cantabria, en el borrador del decreto regulador del alquiler turístico, ha optado por que sea CADA AYUNTAMIENTO quien decida lo que quiere hacer.

Es decir : No ha elegido.
Es decir : No ha decidido.
Es decir : El gobierno de Cantabria, no ha gobernado.

Porque al resto, a quienes no gobernamos, es el indicativo que nos dice infaliblemente si el gobierno que hemos elegido nos beneficia o perjudica.

Si somos su prioridad nosotros o por el contrario lo son los grandes tenedores, a quienes ha abierto la puerta para que pasen sin llamar, y participen del festín del alquiler turístico.

Y les invita , porque «no encuentra motivos, en el interés general, para que no sean también alquiladores vacacionales».

Y ya metidos en materia, pongamos un ejemplo, y tratemos de desarrollar el tema. A grandes rasgos.

Hablemos del salario mínimo y del precio de la vivienda.
En los últimos años, las subidas del salario mínimo han sido, porcentualmente, elevadas. A la par que insuficientes.
Pero al César lo que es del César.
Por supuesto los empresarios han venido poniendo el grito en el cielo con cada subida.
Iban a tener que cerrar, despedir trabajadores, etc, etc…

La realidad ya la hemos visto.
Si se gana más, se consume más, y se necesita producir más y por consiguiente contratar más.
Puro capitalismo de manual barato.

Y pareciera que se hubiese acertado con la tecla, de no ser porque han aparecido en el panorama elementos con diversos nombres y apellidos, pero que todos ellos no son más que la misma cosa: LA ESPECULACIÓN.
Voraz y axfisiante, cuando no usura directamente.

De la misma forma que, cuando un gobierno proporciona una ayuda a un ciudadano necesitado para poder hacer frente al alquiler de su vivienda, y el casero lo sabe, automáticamente sube el precio (reclamando su parte) , así han actuado los caseros y alquiladores en general.

Han subido desorbitadamente los precios. Y a éso se le llama USURA.
Esa es exactamente la definición de la palabra.
Beneficio aumentado en exceso.
Con el agravante, además, de no ofrecer absolutamente nada a cambio.
Cobran mucho más que antes, por lo mismo, y sin otra justificación que el que pueden hacer lo que quieran.
Porque se les permite.

Y como se les permite, los caseros se han embolsado, ellos solitos, gran parte de la subida del salario mínimo de sus inquilinos.
Supongo que estarán deseando una nueva subida.

El precio de la vivienda es prohibitivo para muchos, en muchos lugares.
Es necesario tasar el precio, en base a baremos reales, en los que se considere la zona, tamaño de la vivienda, así como la renta per cápita de la provincia.
Y el precio del alquiler no debe superar un porcentaje de los ingresos.
Y cuando digo tasar, no me refiero a topar el precio actual.
El precio debe BAJAR MUCHO.

Ya vale de especulación y usura con la necesidad de la mayoría.

Es necesaria una ley de vivienda en Cantabria, que aborde en su conjunto la situación y dé respuesta a las necesidades de la inmensa mayoría.

Una ley de vivienda que recoja el DERECHO SUBJETIVO de los cántabros, tal y como sucede en otras comunidades.

Una ley de vivienda que acabe con las prácticas usureras de los alquiladores de vivienda.

Una ley de vivienda que prohíba la existencia de 50.000 viviendas vacías en Cantabria , según el consejero, señor Media.
Una ley de vivienda que prohíba las 2.500 viviendas vacías en Santander, según el Ayuntamiento.

Una ley de vivienda que declare zonas tensionadas y no conceda licencias para que sean utilizadas como apartamentos turísticos.

Una ley de vivienda que, EN INTERÉS GENERAL, impida que grandes tenedores dediquen viviendas al alquiler vacacional, en lugar de alquiler residencial.

Una ley de vivienda, en suma, que demuestre a los que no gobernamos, si verdaderamente los gobernantes piensan en nuestro bien.

No en el bien de unos cuantos alquiladores usureros, insaciables cual saco sin fondo, que están impidiendo el proyecto de vida de millones de españoles.
Con permiso de los gobernantes.

Independientemente del argumento de manual de capitalismo barato :

Si no se gasta tanto en alquiler, habrá más para gastar en otros artículos, habrá que fabricar más, se recaudarán más impuestos, será necesario contratar más trabajadores, etc…

Que sabemos que no es tan simple… Pero por ahí va la cosa.

Por donde no va es por una inexistente regulación del alquiler.

Por una ley de la selva urbana y que cada cual haga lo que quiera .

Por donde no va es por un desahucio cada dos días.
Por suicidios a precio fijo, como consecuencia de los desahucios y sin un PROTOCOLO de actuación para hacerles frente.

Por un GOBIERNO que elige no elegir.
Por un GOBIERNO que beneficia a los grandes tenedores, pisando los derechos de todos.

Gobernar es elegir.
Fijémonos en qué eligen.
Porque, en este caso, no elegir es hacerlo.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.