Subir

Top

0

Volvemos, una palabra mágica para el emigrante

17 de Febrero de 2016. POR

Volvemos, del verbo volver, primera persona del plural. Nosotros, los que nos hemos tenido que marchar de España por la crisis económica, volvemos.

volvemos-avion-apaisado

Un proyecto para volver a España, después de haber emigrado por la crisis || Foto: volvemos.org

 

Así se llama el proyecto sin ánimo de lucro lanzado hace 15 días y que ya ha recibido 846 perfiles de migrantes españoles en las primeras dos semanas. Una buena muestra de “lo que podemos llegar a hacer cuando las instituciones y las empresas se pongan las pilas”, destacan sus impulsores.

Volvemos, la palabra “mágica” del proyecto, surge en Berlín, en una conversación entre Diego, que sigue allí, y Raúl, que acaba de volver con trabajo (acaba de integrarse en el equipo editorial de libros.com).

“Los que nos hemos tenido que ir hemos vivido emociones muy fuertes estos años”, explica Raúl Gil, santoñés involucrado en el proyecto que recuerda, en una entrevista en BUENAS TARDES CANTABRIA, a “los padres y las madres que tienen uno o dos hijos fuera de España”.

Ellos saben en qué consiste el proceso migratorio: lo que cuesta llegar, adaptarse y encontrar trabajo o trabajos en capitales europeas como Londres, París o Berlín. Y también conocen las dificultades de la repatriación laboral, lo que se gana y lo que se pierde, en el viaje de ida y en el de vuelta.

Por ejemplo, Gil ha trabajado en Berlin con los migrantes españoles, a través del proyecto La Red. Conocen las necesidades y preocupaciones del migrante, tanto al llegar a su destino extranjero como al volver a España.

Ahora quieren cambiar el “pesimismo” que les acompañó en la terminal de salidas en España por el “optimismo” a su llegada: cambiar el “nos vamos” o “nos tenemos que ir” por el “volvemos”.

Y ponen esta iniciativa, Volvemos, al servicio de tres partes interesadas en este plan de retorno:

  • Las instituciones, para recuperar el talento y poner al servicio del país lo invertido en formación
  • Las empresas, que pueden contar con profesionales con experiencia internacional
  • Y los expatriados, la mayoría de ellos jóvenes, “la parte más importante del proyecto, ya que sin ellos no hay retorno de talento”.

Según los impulsores, el proyecto ha sido bien recibido en la primera ronda de presentaciones, tanto por instituciones (cada vez más comunidades autónomas tienen planes de retorno en sus agendas), como por algunos partidos políticos y empresas.

“¿Quien no quiere apostar por la vuelta de talento?”, reivindica Raúl, sobre esta marca, Volvemos, que “da valor a empresas que quieran invertir en nosotros”. En esto “no debería haber diferencias entre partidos o grupos de empresas”, opina.

En este sentido, animan a participar a los emigrantes: “Cuantos más sean los que manifiesten su deseo de volver, más fácil será favorecer el retorno de talento a España, porque se hablará más de retorno de talento, las administraciones tendrán que impulsar más acciones con ese objetivo, y las empresas querrán apostar por profesionales con una experiencia internacional como la vuestra”.

CAMBIO DE MENTALIDAD

Volver pero “con unas buenas condiciones”, matizan desde Volvemos, conscientes de que es importante “cambiar la mentalidad española” en el mundo de la empresa.

Además de su propia experiencia, basta con leer algunos comentarios recientes en la web para entender que el pesimismo con el que se fueron sigue muy presente en la visión que se tiene de España desde fuera.

“Si, existe el deseo de volver. Pero no para que las empresas nos maltraten, no para engordar las cuentas de ejecutivos corruptos, no para trabajar con absurdos horarios, por sueldos absurdos. No para formar parte de la incompetencia nacional”, lamenta Marcos.

“Me gustaría volver pero… ¿Qué posibilidad real hay?”, pregunta Javier desde el Reino Unido, al tiempo que duda que España vaya a cambiar de “mentalidad”, por lo que no contempla volver “para trabajar más horas, por menos dinero, por más responsabilidad; con menos reconocimiento, menos desarrollo personal y menos flexibilidad.

O Alejandro, que enmarca la poca capacidad de explotar el potencial que tiene España en una “crisis de liderazgo”.

PERFIL DEL TALENTO EMIGRADO

En 15 días han contactado 846 españoles que quieren volver, pero siguen llegando perfiles. Un primer análisis elaborado por Sebastien Sanz, el encargado de recursos humanos, nos da un primer retrato profesional de los expatriados.

Así, un 14% son ingenieros industriales y de obra; un 11,5% son profesionales del marketing y la comunicación; un 10% profesores y traductores, y un 7,5% arquitectos.

Entre los que quieren volver, está muy repartido por áreas de conocimiento. Entre el talento que se ha registrado, también hay perfiles de  gerentes de operaciones y logística; profesionales del turismo; diseñadores y creativos; administrativos y expertos en recursos humanos.

También biólogos y especialistas en medio ambiente y energías renovables; seguidos de enfermeros y profesionales de la sanidad, científicos, informáticos, periodistas y profesionales de distintos campos de las humanidades.

“No os infravaloréis”, inciden los gestores de Volvemos tras ordenar los primeros formularios recibidos, porque han detectado varias respuestas de “lo que sea” a la pregunta de ‘qué queréis hacer’ – de vuelta en España-. También sugieren a los expatriados que no limiten mucho el ámbito geográfico (mejor Mediterráneo que Murcia).

También animan, a todos los que todavía no lo hayan hecho, a que se creen un perfil de Linkedin.

BUSCADOR DE EMPLEO

madrid-skyline_1

La web de Volvemos cuenta con un buscador de empleo

Tomando como fuente Eurostat, se han ido entre 2009 y 2013 al extranjero unos 617.000 jóvenes españoles.

Y eso es sólo la mitad de la crisis económica, sin tener en cuenta a todos aquellos que se han marchado y no han cambiado su empadronamiento (como también comentan varios emigrantes en la web).

Lo que han creado en Volvemos es una web de consulta recomendada para españoles que hace años que viven y trabajan en el extranjero, donde encontraron la posibilidad de desarrollarse profesionalmente, y que ahora lo que desean es volver a casa, con un buen empleo, cerca de los suyos, como explican en su página en Internet.

A través de un formulario, el migrante puede contar su historia y rellenar una serie de campos sobre su perfil profesional.

Y también han habilitado una bolsa de trabajo, un buscador de empleo, que tiene en cuenta la experiencia ganada en el extranjero y las competencias en idiomas.

Por ejemplo, un español que trabaje en Alemania puede ser un buen perfil para empresas alemanas con sede en España o españolas con intereses en Alemania, además de en puestos de trabajo que piden el conocimiento del alemán.

“Los emigrados lo tienen que saber poner en valor”, señala Gil, porque “ese aprendizaje les hace ser mejores a la vuelta, dejar el estigma de la emigración para que sea algo positivo y que se pueda vender”.

Escucha la entrevista a Raúl Gil en BUENAS TARDES CANTABRIA:


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas