Subir

Top

0

Librería Gil acoge una conferencia sobre la figura de Torres Quevedo

25 de marzo de 2016. POR

Este sábado, 26 de marzo, la Librería Gil ubicada en la Plaza de Pombo ofrecerá una conferencia sobre la figura de Leonardo Torres Quevedo.

Retrato de Leonardo Torres Quevedo.

Retrato de Leonardo Torres Quevedo.

‘En el año Torres Quevedo 2016. La conquista del aire’ es el título de la charla impartida por Francisco A. González Redondo, que tendrá lugar a partir de las 19:30 horas.

González Redondo es profesor de Historia de la Ciencia, y ha publicado más de cien artículos y veinte libros de la historia de la ciencia, rama en la que ha sido comisario en más de veinte exposiciones.

Leonardo Torres Quevedo fue un ingeniero cántabro y uno de los inventores españoles más ilustres del siglo XX. Fue elegido presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid y de la Sociedad Matemática Española.

En 2007, el Institute of Electrical and Electronic Engineers de los Estados Unidos concedió a Torres Quevedo un Milestone, reconocimiento mundial de su Telekino como primer mando a distancia de la historia, mediante ondas hertzianas.

 

Este año, en que se cumplen 80 de su muerte, la conferencia forma parte de un conjunto de actividades que recuerdan su memoria. 

UN INVENTOR PIONERO A NIVEL MUNDIAL

Torres Quevedo fue hijo de una familia acomodada. Aunque nació en Santa Cruz de Iguña (Molledo), pasó gran parte de su infancia en Bilbao, donde estudió el bachillerato antes de trasladarse a París y Madrid para entrar en la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Camino, siguiendo los pasos de su padre.

Ya de adulto se instaló en Santander, donde se casó y tuvo ocho hijos. Los primeros años publicó varios ensayos y memorias sobre maquinaria, mecánica y ciencias. Entre sus inventos destacan transbordadores, funiculares o teleféricos.

De hecho, suyo es el primer transbordador apto para el transporte público de personas, abierto en el Monte Ulia, en San Sebastián, en octubre de 1907. También construyó el primer dirigible español en el Servicio de Aerostación Militar del Ejército, el España, con mayor seguridad en su uso y que fue usado por países como Francia o Inglaterra durante la I Guerra Mundial.

Este se elevo a los cielos de Guadalajara en septiembre de 1907, con 640 metros cúbicos, patentado, diseñado y construido bajo su dircción en el Centro de Ensayos de Aeronáutica.

Leonardo Torres Quevedo junto a un modelo de su dirigible en 1913.

Leonardo Torres Quevedo junto a un modelo de su dirigible en 1913.

Sin duda el que mayor fama a nivel mundial le ha dado es el Spanish Aerocar, que está en las cataratas del Niágara, en Canadá.

También fue el inventor del telekino, un autómata que ejecutaba órdenes transmitidas mediante ondas hertzianas. Fue el primer aparato de radiodirección del mundo, siendo Leonardo Torres Quevedo el pionero en el campo del mando a distancia, junto con Nikola Tesla.

En el terreno práctico, Torres Quevedo construyó toda una serie de máquinas analógicas de cálculo, todas ellas de tipo mecánico. Una de ellas es El Ajedrecista,que está considerado el primer videojuego de la historia.


Asienta Asesores

Empresas Amigas