Subir

Top

1

Pernía, Lavín, Urquijo y Vergara irán a juicio por sus gestiones en el Racing de Santander

21 de julio de 2016. POR
Manolo Higuera_declaracion Pernia y Lavin_p

El actual presidente del Racing, Manolo Higuera, impulsó la querella de los exjugadores contra Pernía y Lavín

El juez Miguel Ángel Agüero abrirá juicio oral a los expresidentes del Racing, Francisco Pernía y Ángel Lavín ‘Harry’, así como al exresponsable de la cantera del club, José Ignacio Urquijo, y al representante de futbolistas, Juan Vergara.

Así lo ha dictado en un auto al que ha tenido acceso EL FARADIO y que transforma las diligencias previas, por la querella que presentó la Asociación de Exjugadores del Racing, en procedimiento abreviado (paso previo a la apertura de juicio oral).

Y da traslado a la Fiscalía y las acusaciones particulares personadas – la Asociación de Exfutbolistas del Racing; el Racing de Santander y la Asociación Unificada de Pequeños Accionistas del Racing (AUPA)-   para que formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, “sin perjuicio de que puedan pedir nuevas diligencias complementarias que consideren imprescindibles para formular acusación”. Contra este auto del juez Agüero cabe recurso de reposición.

El magistrado del Juzgado Número 2 de Santander ve indicios bastantes para imputar a Pernía, Urquijo y Vergara por sendos delitos de apropiación indebida y administración desleal, y al sucesor de Pernía en la Presidencia del Racing, Ángel Lavín ‘Harry, por el delito de administración desleal.

Sin embargo, califica los hechos por separado, por lo que descarta para Pernía la acusación de que fuera administrador “de facto” durante la etapa de Lavín, su sucesor, por falta de conexión de los hechos.

“Son hechos autónomos e independientes, incluso desde el punto de vista de la prueba, que han de ser enjuiciados por órganos
distintos, con diferente régimen de recursos y que, por ello, deben ser objeto de tramitación a partir de este omento y de posterior enjuiciamiento en procedimientos separados”, y así lo resuelve en la parte dispositiva del auto.

Las acusaciones en las que el juez ve los indicios para la imputación se centran en los presuntos delitos apropiación indebida y la administración desleal, en el proyecto ‘Racing Primavera’; la adquisición de Pernía de un Audi A-8; y en el contrato simulado de Urquijo (en la que se basa la imputación de Lavín); pero desestima otras pruebas presentadas, que se basaban en el informe de los administradores concursales del Racing, pruebas periciales y abundante documentación que obra en la causa.

En definitiva, Agüero imputa al expresidente, Francisco Pernía,  por apropiación indebida de 350.000 euros en el Proyecto Racing Primavera en Indaiatuba (Brasil) y por 70.000 euros de un vehículo del club.

NO VE CASO EN LOS TRASPASOS DE ZIGIC, GARAY, TCHITÉ Y SMOLAREK

Pero el juez no ve caso, ni por lo tanto motivo para imputar a los investigados por otros aspectos que subrayó el informe de los administradores concursales del Racing y en los que se basan las acusaciones.

Como los traspasos de los exjugadores, Nilkola Zigic (al Valencia), o Ezequiel Garay (al Real Madrid), con unos gastos de intermediación de 700.000 y 600.000 euros respectivamente.

En ambos casos, el juez no entra a valorar la comisión cobrada por el representante de cabecera de la etapa Pernía (Eugenio Botas) y se limita a determinar que la intermediación existió, a partir de las diligencias practicadas, que se lo “permiten sugerir” en el caso de Zigic y “afirmar” en el de Garay.

En cuanto al fichaje del delantero Memé Tchité, que llegó desde el Anderlecht, la administración concursal apuntó que se había desviado un millón de euros, pero el magistrado dice que “la realidad es que dicho millón de euros formaba parte del precio acordado para la adquisición del jugador”, ya que había un segundo equipo con derechos sobre el futbolista, el Standard de Lieja.

Así, considera que hubo una simulación de contrato que “en ningún caso perjudicó al Racing, habida cuenta de que éste abonó por el jugador el precio realmente pactado y sí, en su caso, al Standar de Lieja”.

Y lo mismo ocurre con la cesión de Smolarek del Borussia Dortmund, en la que los administradores concursales determinaron que se desviaron 850.000 euros, mientras que el juez Agüero asume que esa cantidad formaba parte del precio pactado con el Borussia Dortmund, porque los derechos del jugador también pertenecían al Feyenord de Rotterdam.

NI LO DE BOTAS, MERINO, JOSÉ CAMPOS…

Respecto a Botas, asume la versión de las declaraciones en sede judicial tanto de Pernía como del representante, en el sentido de negar una facturación doble por los mismos trabajos. Tampoco ve que los gastos de representación de Pernía fueran excesivos y se queda con que fueron “reales”.

Ni considera administración desleal la prima a Jesús Merino, no recogida en su contrato, de 100.000 euros.

“Dentro de las funciones propias del Presidente se encuentra la posibilidad de renegociar el contrato de los empleados del club si concurre motivo para ellos, y en el presente supuesto, la participación como técnico del Sr. Merino en la consecución del éxito del equipo al clasificarse para la UEFA por primera vez en su historia era evidente, por lo que dicho motivo podía concurrir”, afirma en el auto el juez Agüero.

Tampoco ve supuestos delictivos en el contrato “verbal” por el que José Campos se embolsó 124.900 euros, en base a las declaraciones del propio Pernía y del propietario de aquella etapa, Jacobo Montalvo (investigado también por el caso Racing como cooperador necesario y beneficiario del quebranto a las arcas públicas en la venta del club a Ali Syed).

Comentarios


Asienta Asesores

Empresas Amigas