Subir

Top

1

Cuando das publicidad a lo que intentabas censurar

21 de septiembre de 2016. POR

El efecto Streisand es el nombre que se da actualmente al fenómeno que sucede en Internet cuando se trata de censuras u ocultar cierta información incómoda y el resultado acaba siendo de una mayor divulgación.

Son ya varias las ocasiones en las que, tratando de ocultar un tema, se le ha dado mayor publicidad de la que habría tenido de no haber intentado censurarla. Cuando una empresa realiza este tipo de movimientos supone un error de manual.

El hecho de silenciar una información puede hacer más daño que la información en sí.

El hecho de silenciar una información puede hacer más daño que la información en sí.

Y eso es lo que pretende enseñar la patronal CEOE-Cepyme en un taller práctico de comunicación que ha organizado en su sede. Que las amenazas, denuncias fuera de lugar o reacciones autoritarias pueden desembocar en una crisis de comunicación que podría haberse quedado en una información normal de no haber intentado callar a un medio de comunicación.

El taller, impartido por la periodista y experta en comunicación Sandra Bedia, forma parte de un ciclo que se están desarrollando durante el mes de septiembre en la sede de CEOE, que son breves, y de carácter gratuito para los empresarios que quieran averiguar cómo captar el interés de los medios de comunicación sobre la actividad de sus empresas, negocios o proyectos.

Durante esta taller, que lleva por título ‘¿Qué hacer cuando una información negativa puede costarle dinero a mi empresa?’, los alumnos aprenderán a reaccionar cuando la información que se difunde pueda afectar negativamente a la empresa.

Las clases se desarrollarán los días 26 y 28 de septiembre, de 16.00 a 19.00 horas, con una capacidad para 10 alumnos.

La matrícula es gratuita y la participación es abierta a todas las personas interesadas previa inscripción y, de hecho, los talleres son independientes entre sí.

CASOS EN CANTABRIA

En Cantabria se han llevado a cabo varias actuaciones que han determinado en una mayor repercusión y mala imagen para las empresas y las instituciones han reaccionar negativamente a una información.

Recientemente se ha visto el caso de la periodista Olga Agüero, a quien el Ayuntamiento de Santander atacó en una carta al director tras una crítica en su columna. No es la primera vez que el Consistorio ataca a la periodista, pero en esta ocasión su reacción ha acabado en fuertes críticas de la comunidad informativa, así como de la oposición que llevará el caso al pleno de este miércoles.

Otros casos conocidos en la región son el ‘cerrojazo’ que tuvo lugar en Buenos Días Cantabria, el programa que a partir del 3 de octubre pasa a llamar El Faradio de la Mañana y de la Tarde y que se ofrecerá en Arco FM.

En 2013, el programa se emitía en Azul FM, propiedad de Ediciones del Norte, la empresa editora de la revista Cantabria Económica, que tiene a su frente a Alberto Ibáñez. A pesar de tener un acuerdo hasta el final de temporada, el propio Alberto Ibáñez lo incumplió cambiando la cerradura de la emisora e impidiendo la realización del programa por discrepancias sobre los contenidos periodísticos de este, tal y como fue reconocido por su representante legal durante la celebración del juicio.

Este fue un hecho que recibió fuertes críticas y que en las redes sociales (donde llegó a ser trending topic) se conoció como el ‘cerrojazo’, cosechando muestras de apoyo al programa por parte de personalidades como el cineasta Montxo Armendáriz, la periodista Rosa María Artal o la Asociación de la Prensa de Madrid, así como cientos de ciudadanos cántabros de toda clase y condición.

Recientemente, el despacho de abogados Pesquera&Crnko, con sede en Santander, amenazó al periódico digital EL FARADIO con la interposición de una querella criminal por haber publicado una información sobre los Papeles de Panamá. En concreto, la información contaba la presencia en los denominados Papeles de Panamá de Gustavo Crnko, que fue mediador en fichajes del Racing de Santander.

En la parte final de la información se hacía referencia a su hermana, la abogada Silvana Crnko, socia del despacho Pesquera&Crnko, que tiene entre sus clientes al Racing de Santander, pero sin vincularla ni directa ni indirectamente con los Papeles de Panamá. Esto no impidió que el despacho amenazara a EL FARADIO con la interposición de una querella criminal, pudiendo convertirse en las primeras denuncias en España por la publicación de los Papeles de Panamá.

Este hecho también se convirtió en viral dentro de la región. La Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión de Cantabria (LIBRES) y la Asociación de la Prensa de Cantabria (APC) mostraron su apoyo público a EL FARADIO y a la libertad de expresión e información.

 

Comentarios

  1. Hola1

    Magnífico taller para los actuales dirigentes de CRIÉ Cantabria. Haber si aprenden algo y se aplican el ciento.
    Triste este periódico que sólo da publicidad de sus «logros» sin ninguna referencia mínimamente crítica a sus gestión y situación. Ahhh se me olvidaba quien es el dueño….


Frunfo Films

Empresas Amigas