Subir

Top

0

El reloj de Sol Cultural marca el otoño

22 de septiembre de 2017. POR

Por aquí, los cambios de estación del año se marcan a golpe de actividad cultural, así que con el duodinamesco final del verano llega el Sol de Otoño.

Será este domingo, desde el mediodía y hasta las once de la noche, de la mano de Sol Cultural, la asociación que aglutina a entidades y negocios de esta calle para organizar eventos culturales n una programación que se ha convertido en algo más que una sucesión de citas para evolucionar hasta convertirse en un punto de encuentro de todos aquellos que se mueven en torno a los bares de la calle del Sol y que les interesa una cultura más pegada a la calle.

La Big Band de Santander

Las actividades comenzarán esa misma mañana a las 12:30 horas. Habrá juegos infantiles, una comida popular a las 15:00 horas y la actuación a las 14:00 de Highlanders. un proyecto centrado en la música celta basado en temas tradicionales y contemporáneos representativos de Irlanda, Escocia, Galicia, Cantabria e incluso Nueva Zelanda.

Una mezcla de sonoridades diferentes que fusionan instrumentos y elementos tradicionales de la música celta con otros representativos de otras culturas dando como resultado una propuesta original y arriesgada. Han publicado dos discos: “Cruce de caminos” y “Celtic colours”. En este último han colaborado músicos como Carles Benavent, Luis Bregel, Sebastián Rubio y Juan Méndez.

A las 16:30 varias compañías ofrecerán espectáculos escénicos en “El callejón de la danza” Se trata de InPut Danza y su propuesta “Un y Dos”, dirigida por Aiala Etxegarai y la compañía de Alberto Pineda que compartirá con los asistentes la pieza “Límites’”. Después, a las 17:30 horas se celebrará un concierto de música tradicional judía klezmer.

Además, habrá una comida en la calle que ha preparado Miguel Ángel Rodríguez, al que todos conocen como Miki, el chef del restaurante Umma

El plato fuerte será a la tarde, a las 19.30 horas, con un concierto de La Big Band Santander, en plena calle, que servirá de clausura al ciclo Raqueros del Jazz.

La Big Band de Santander cuenta con miembros de la banda municipal, profesores de música y músicos

Así, de ella forman parte con las voces de Carol Martín y David Argos; los saxos de Antonio Pérez, Luis Arroyaba, Francisco Villanueva, Adolfo Noriega y Manuel Cavero; Alberto Vaquero, Miguel Ángel Duart, Benjamín Blanes y José Manuel Bolado a la trompeta; Edu Diz y José Ávila en el trombón, Rafa Santa al piano, Antonio Gutiérrez al contrabajo y, finalmente, en la batería, Rodrigo Irizábal.

Raqueros del Jazz es una sucesión de conciertos, que han alcanzado ya su cuarta edición y que se ha venido celebrando durante septiembre, organizado por un bar emblemático como es el Rvbicón, con el patrocinio de la Fundación Santander Creativa (FSC) y la colaboración de empresas privadas como la Guía Go, El Diario Montañés y las cervezas artesanales de Cantabria Dougall’s.

Se trata de un ciclo que pretende ofrecer al público una pequeña muestra del mejor jazz que se está haciendo en estos momentos en España, a base de intérpretes jóvenes, cuya edad se encuadra en la treintena y que han representado a la última generación de este género, marcada por una formación musical de nivel.

A lo largo del ciclo han intervenido figuras del nuevo jazz como Juan Sebastián Blue Note, Juan de Diego Trío, Noa Lur Quintet, o Jairo León, nacido en Bilbao y afincado en Santander, que aporta al género una formación flamenca por su cultura gitana.

En el Rvbicón, además, habrá actividades a las 21.30 horas, con una sesión de micro abierto, que se produce el tercer domingo de cada mes, y en la que puede participar cualquiera que lo desee con su música, teatro, poesía…

Más allá del propio domingo, el martes 26 se proyectará “El Almirante”, de Andréi Kravchuc, a las 20:00 en Espacio Espiral. Una cinta rusa lanzada en octubre de 2008 sobre el explorador polar, almirante de la marina imperial y comandante supremo del gobierno ruso del Movimiento Blanco, Aleksandr Kolchak.

La película, basada en hechos reales, narra la célebre historia de amor entre Kolchak (explorador en el océano Ártico y almirante durante la Primera Guerra Mundial) y Anna Timiriova, esposa de uno de sus subalternos. Esta relación atraviesa la parte final del Imperio ruso, el Gobierno Provisional Ruso de Kérenski y la guerra civil. La acción transcurre de 1916 a 1920.

La obra ha obtenido un éxito sin precedentes en la cinematografía rusa y servirá como preámbulo de la charla del jueves 28 a las 20:00 horas sobre “Los rastros de la Revolución rusa en el cine de ficción”, por Igor Berrenetxea, también en Espacio Espiral. Berrenetxea es profesor de Historia Contemporánea en la UPV y especialista en las relaciones entre el cine y la historia con numerosas publicaciones.


logo_gil

Empresas Amigas