Subir

Top

0

La Vorágine se rearma para afrontar la resistencia

26 de septiembre de 2017. POR

La librería La Vorágine ha sido desde que nació más que un sitio con libros, es una asociación que gestiona un espacio de cultura crítica en la calle Cisneros en torno al cual han girado iniciativas, movimientos sociales y gentes.

“No es tanto un tiempo de alternativa como un tiempo de resistencias, y para resistir hay que ser fuertes”.

Ahora, y coincidiendo con el regreso a España desde Colombia de uno de los impulsores, Paco Gómez Nadal, el proyecto se ensancha y suma nuevas patas: un sello editorial, una productora de eventos e incluso un instituto educativo.

“Ya que se acaba el mundo, hemos decidido tirar para adelante y dar el salto”, contaba en EL FARADIO Paco Gómez Nadal.

El periodista y activista hablaba de la necesidad de ejercer una “resistencia” en tiempos difíciles en los que hasta resucita el fantasma de los ataques a las librerías. 

Las tres líneas son una extensión lógica de la actividad que ya venía desarrollando: algún libro editado ya centrado en aspectos como la rebeldía, la descripción de los nuevos fascismos o la crítica a un modelo cultural dominante;  la organización de eventos de cultura crítica como la Surada Poética, o la apuesta por formas diferentes de abordar el proceso educativo que ya latía en trabajos como ‘La tiza envenenada’

Así, en la última asamblea se expusieron estos nuevos proyectos, que pasan por:

Devora2, desde donde harán servicios editoriales y productos gráficos. Se concibe como su unidad productiva, que ofrece edición y construcción de textos, generación de contenidos, diseño gráfico, maquetación, construcción de espacios digitales, y casi todo lo que puedas necesitar.

Voratum Producciones: una productora de cultura crítica que organizará conciertos, teatro, acciones callejeras, exposiciones…. para permitir que la mayor cantidad de personas tenga acceso a otras formas artísticas, a otras formas de narrativa que entienden la cultura como un campo de resistencia pero también de goce.

-El Instituto Crítico de Desaprendizaje: un espacio educativo del común que parte de la lógica del desaprendizaje para ofrecer una formación rupturista y transformadora.

 

Todo con el objeto de reforzarse, de conseguir más medios económicos para no ser vulnerables, de aumentar la comunidad de aliados del proyecto –La Vorágine se apoya también, como EL FARADIO, en socios, a los que se quiere implicar en la toma de decisiones y gestión–, en una apuesta que se plantea trabajar más fuera de Santander e incluso de Cantabria.


logo_nexus4

Empresas Amigas