Subir

Top

1

La plataforma contra las escolleras pide que La Magdalena sea paisaje cultural

30 de septiembre de 2018. POR

Durante meses, han organizado concentraciones de protesta, actividades culturales y charlas didácticas que finalmente han dado el primer fruto: la paralización de las obras de las escolleras de La Magdalena, tal y como venía reclamando la plataforma ‘Salvar La Magdalena. Escolleras Fuera’, formada por la asociación de defensa del patrimonio Grupo Alceda y por colectivos ecologistas como Arca y Ecologistas en Acción, entre otros.

Cadena humana sobre la escollera en una de las protestas (marzo 2018)

De modo que ahora sienten una “gran satisfacción” porque se haya conseguido parar un proceso “dañino” para la ciudad que supondría un “descalabro” que afectaría tanto a un paisaje “importante” como a un recurso para la ciudad.

Así lo aseguraba en declaraciones a EL FARADIO uno de los miembros de este colectivo, el arquitecto Domingo de la Lastra, quien además subrayaba que este anuncio del Gobierno central también supone un “fracaso” de una determinada forma de gestionar del que sería bueno “sacar lecciones” sobre como “una actuación institucional que acaba en una respuesta social, contradiciendo la voluntad de una población que la entiende como una agresión”.

Lo ocurrido puede ser un “punto de inflexión” sobre “cómo se están haciendo las cosas a la hora de intervenir en el territorio” y puede ayudar a introducir “unas sensibilidades que hasta ahora no se han tenido en consideración”.

No obstante, recordaba que durante estos meses la plataforma Salvar La Magdalena han desplegado una serie de reivindicaciones que iban más allá de estas escolleras, pedidas por el Ayuntamiento, construidas por el Gobierno central y justificadas en la necesidad de evitar la pérdida de arena.

El primero paso ahora será “recuperar un valor que había y que habíamos perdido”, pero después vendrá otra medida, la petición de que se le declare como Paisaje Cultural, una figura que viene contemplada en la Ley de Patrimonio, pero que no ha sido empleada nunca, y que se aplica ha sido poco desarrollada, y que en esta zona encaja “perfectamente” por la mexcla entre paisaje natural y acción humana durante un período histórico.

Asimismo, otra de sus reclamaciones (asumida por distintos partidos e instituciones) de una gestión integral de la Bahía, canalizada a través de una Mesa de la Bahía.

Se trata, en definitiva, de “cuidar de la salud de la Bahía”, un “gran” recurso ambiental del que “cuelgan” aspectos que afectan a la propia ciudad, al Puerto de Santander, la pesca, el marisqueo, el turismo e incluso otros municipios.

Y advierte de que la Bahía de Santander se encuentra “en un momento delicado” tras haber pasado a lo largo de su historia por “michas afecciones” que han llevado a que haya perdido hasta el 60% de su lámina de agua, es decir, es un “pulmón” que está “muy afectado y disminuido”.

Por tanto, continuaba, hay que adoptar medidas para evitar que los movimientos de arena le hagan perder agua y capacidad, para evitar que en 30 ó 50 años nos encontremos con que “hayamos destruido la gallina de los huevos de oro”.

Comentarios

  1. Alejandro

    El Sr. de la Lastra demostrando una vez más que sus conocimientos de hidráulica marina y de movimientos mareales, es muy superior al de los expertos del Instituto de Hidráulica Ambiental. ¡BRAVO!. Años de experiencia en este tipo de trabajos no dan patente de corso a la hora de trabajar en ello. Cualquier profesional de ramas totalmente distintas a la ingeniería hidráulica (arquitectos, abogados o médicos otorrinolaringólogos) nos han demostrado lo “agradecidos” que hemos de estarles porque gracias a que ellos querían mantener las vistas despejadas desde la piscina del Tenis, los pobres mortales que sólo queremos disfrutar de la playa con arena en la magdalena, pues nos tendremos que fastidiar. ¡Gracias Señor de la Lastra por cuidar de nosotros!


logo_escena_miranaque

Empresas Amigas