Subir

Top

0

Menos es Max: cuando ganar no es perjudicar a los demás

27 de noviembre de 2018. POR

No en todos los juegos se gana a costa de que pierdan los demás, o de que pierdan todos. Esa es la premisa que mueve ‘Menos es Max’, un juego de mesa que es en realidad la plasmación de una filosofía muy concreta, la de la teoría del Desarrollo a escala humana,  libro de Manfred Max-Neef, economista chileno ganador del “Premio Nobel Alternativo”m uno de los 50 libros más importantes en materia de sostenibilidad según la Universidad de Cambridge.

Menos es Max

Menos es Max

Han sido miembros de la asociación ‘A volar’, volcada en propuestas educativas, quienes han convertido esas teorías en un juego de mesa para jóvenes,

Dos de sus impulsoras, Belén Pereda y Carmen Lamadrid, de ‘A volar’, explicaban a EL FARADIO DE LA MAÑANA de ARCO FM (103.2), la propuesta, premiada por el Certamen Humanidad y Medio del Ayuntamiento de Camargo y al que se podrá jugar en su presentación este miércoles, a las 19.30 horas en la librería La Vorágine.

Promoviendo valores y necesidades, en el tablero salen las nueves necesidades humanas fundamentales, como “subsistencia, afecto, ocio, identidad, libertad ,creación, protección”…que tienen “todos los seres humanos en cualquier cultura y de cualquier lugar”.

Cada jugador lo único que tiene es su tiempo (cronos), y con ese tiempo se apuesta por diferentes situaciones a modo de subasta. Se gana acumulando pero también aportando mientras se enfrentan a situaciones que “nos dan alas o nos lastran”. Una de las cosas que se valora son las aportaciones no sólo a la satisfacción de sus necesidades, sino al bien común.

“Gana el primero que satisface sus nueve necesidades”, pero “sin que haya venenos en el bien común’, explica Carmen comparando también el juego un poco al trivial, por los ‘quesitos’  que son cada necesidad, mientras que el bien común son soles.

El juego es para un margen de 2 a 6 jugadores, pero también se abre la posibilidad de jugar en parejas, lo que permite diálogos y debates sobre las motivaciones de las decisiones que se vayan tomando.

De momento se ha jugado ya con alumnos de primaria, secundaria y universidad, que les transmiten lo “entretenido” que es y “lo bien que se lo pasan”. . “Es mejor que el Monopoly porque no hay que fastidiar a nadie”, les han llegado a decir de un juego que han ido perfeccionando a base de las experiencias de los propios jugadores, y que puede adquirirse en la propia La Vorágine.

En 2018 el juego se presentó en Berlín y Atenas en el marco de un proyecto europeo sobre buenas prácticas con jóvenes en edad de elegir profesión.

La asociación A volar, con sede en Villa Kunterbunt (Paseo de Canalejas, nº34, bajo, Santander), abre sus puertas todos los últimos jueves de cada mes para jugar a Menos es Max con todos los que se acerquen a conocer este interesante juego.


logo_gil

Empresas Amigas