Torrelavega: de la crisis económica a la social y a la política

Tiempo de lectura: 6 min

||PREMIOS EL FARADIO AL ESPÍRITU CRÍTICO CATEGORÍA ACTUALIDAD||

La capital del Besaya es uno de los ejemplos máximos de lo que pasa en un municipio cuando es sobreexpuesto a la crisis económica.

Torrelavega, candidata a los premios El Faradio al Espíritu Crítico en la categoría Actualidad, resume como pocos lugares las distintas manifestaciones de la crisis, en su vertiente económica, política y social.

Sniace en luchaLa situación de Sniace ha centrado buena parte del pasado 2013, con un recurrente debate sobre medidas como el céntimo verde mientras la empresa iba encadenando ERE tras ERE.

Así hasta llegar al despido de más de 500 trabajadores, lo que supone el práctico cierre de una fábrica que la capital del Besaya siempre había visto como un símbolo, no sólo de liderazgo económico, sino de la capacidad de lucha y resistencia de todo un pueblo.

Pero Torrelavega es mucho más que Sniace: la Fábrica ejerce un efecto tractor en el municipio y en su economía, con una onda expansiva que ha afectado a otros sectores, desde los autónomos que trabajan en talleres asociados hasta la hostelería o un comercio que ha acabado por tratar de tapar los escaparates vacíos para no deprimir más de la cuenta en las compras navideñas.

Sin olvidar a Golden Line, cada vez más cerca de un traslado a Valladolid que ha llevado a movilizarse juntos a sectores antes tan alejados como la industria madura y los teleoperadores en precario.

DE LA CRISIS ECONÓMICA A LA SOCIAL

La desesperada situación económica llevó a una fuerte reacción social. Las calles de Torrelavega se han acostumbrado a todo tipo de manifestaciones, sobre todo de los trabajadores de Sniace, que han concitado a miles de vecinos en numerosas citas de protesta.

Una vez consumado el cierre, parte de ese protagonismo lo ha tomado la Plataforma Social Saja-Besaya, que, dentro de la nueva tendencia a plataformas temáticas con varios colectivos, aglutina a distintos agentes económicos y sociales del municipio.

En un municipio que fue de los primeros, ya el año pasado, en donde se habló de desahucios (y donde surgió la primera Plataforma de Afectados por las Hipotecas en Cantabria), se ha dado un fuerte protagonismo de las víctimas de desahucios en las protestas.

Torrelavega fue uno de los primeros municipios de toda España en el que se produjo un escrache, en este caso, al alcalde, Ildefonso Calderón. El escrache, en las inmediaciones de su casa, no fue considerado ilegal por los tribunales, pero la reacción más intensa vino después, y por parte de la Administración. Delegación de Gobierno sancionó a los activistas participantes en la protesta, pese a que no les había identificado en ese momento. Para la identificación se recurrió a un archivo de fotos con el que se admitió que se contaba en dependencias oficiales (y a pesar de que los activistas no tenían antecedentes y no estaban fichados).

Protesta Ayto Torrelavega

Protesta frente al Ayuntamiento de Torrelavega

Otra protesta antidesahucios en Torrelavega, en una entidad bancaria, fue la que llevó a Paco Gómez Nadal, periodista y activista, impulsor de la librería La Vorágine, a sentarse en el banquillo por documentar esa acción. Una sentencia –del mismo juez del escrache- le absolvió, pero el mensaje sobre las consecuencias de protestar quedaba lanzado, justo en el momento en que se empezaba a hablar de la Ley de Seguridad Ciudadana y la criminalización de la protesta.

En Torrelavega, con sanciones a participantes en la última huelga general, ha empezado a crear preocupación entre los activistas que se mueven en la capital del Besaya, donde se ha creado uno de los primeros movimientos de lucha contra la criminalización de la protesta.

Y donde se produjeron los incidentes en la carrera popular noctura de Eon, cuando afectados por el transformador de la compañía eléctrica en Lasaga Larreta protestaron durante el desarrollo de una prueba deportiva.

DE LA CRISIS ECONÓMICA A LA POLÍTICA

Ildefonso CalderónLas protestas han llegado en varias ocasiones, literalmente, a las instituciones, con presencia de trabajadores y vecinos en varios Plenos –uno de los cuales fue suspendido, momento a partir del que se empezó a limitar la presencia de público en las sesiones—e incluso un encierro en el Ayuntamiento.

Y pese a que los defensores de Calderón han esgrimido siempre sus esfuerzos por la situación de Sniace y su falta real de competencias en la materia, los críticos le han reprochado la inacción y el contraste con su actitud activa durante otras legislaturas en un Parlamento en el que es también diputado regional, en el que no expresó tampoco las críticas al Gobierno regional que si lanzaría a través de la prensa.

Sea como fuera, la crisis económica y social se ha traducido en el plano político. En la parte de las decisiones, con la presentación del Plan Besaya 2020, o con el fomento con subvenciones a las empresas que contraten a desempleados en una comarca cuya paro supera a la media nacional.

Y en la parte más política, con la presentación de una moción de censura que el PRC fue el primero en plantear y que, tras no pocas dudas por parte del PSOE, finalmente se ha presentado. Tras varias dimisiones e incorporaciones, Lidia Ruiz será la próxima alcaldesa de Torrelavega, cuando prospere la moción contra un alcalde que representaba a la lista más votada pero que gobernaba en minoría y lleva meses haciendo balance de su etapa.

Una moción que, de paso, se ha llevado por delante a la exalcaldesa Blanca Rosa Gómez Morante, quien se ha negado a firmarla por considerarla una maniobra perjudicial para el PSOE, y que pasará, en consecuencia, al grupo mixto.

Frente al ruido político, personalizamos el premio al Espíritu Crítico a aquellos que han tratado de impulsar nuevas iniciativas económicas y alzarse en medio del debate partidista: en Torrelavega opera el Hub Business, una organización de base juvenil que trata de dinamizar actividades orientadas a la formación y al emprendimiento, buscando nuevos referentes. La organización ha desarrollado distintas acciones para cumplir este objetivo, pero también ha reclamado calma y sosiego a la hora de tomar decisiones para el futuro de la comarca, en un mensaje que han lanzado también otros agentes económicos del municipio, como Fermín García, del Grupo Codelse y representante del polígono empresarial Tanos-Viérnoles.

Mostrar comentarios [2]
  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.