CAPÍTULO DOS. Cuatro muertes y una resurrección

Tiempo de lectura: 5 min

GUÍA PARA NAVEGANTES

 

PREVIOUSLY ON A TODA VELA: La familia Fernández de la Barca trata de controlar el Campeonato Mundial de Vela con el objetivo de usar sus fondos para sanear su maltrecho grupo empresarial. Los Montes-Valdivia tratan de evitarlo. Ambas familias tienen una histórica rivalidad que se prolonga durante décadas, a causa de unos hechos del pasado, y que ha acabado por contagiar a sus hijos. En la inauguración del Campeonato, a bordo de un barco, se produce un choque contra el edificio emblemático. Hay cientos de heridos y decenas de muertos. Pero entre ellos destacan cuatro.

Cuatro muertes. En realidad eran decenas, y cientos de heridos. Pero el accidente en la inauguración del Campeonato Mundial de Vela se había saldado con cuatro muertes relevantes en una ciudad que, definitivamente, iba a dejar de ser la misma.

Eso no quiere decir que hubiera afectado al desarrollo del gran evento. Eso era algo en lo que todos estaban de acuerdo. El Campeonato tenía que celebrarse. Fuera como fuera. Pasaron las semanas, el viento sopló y comenzaron las regatas. El alcalde estaba pendiente de todo, y los vecinos de la ciudad trataban de hacer como que no había pasado nada.

Pero habían pasado cosas…..
…..

El primero de los muertos fue, ni más ni menos, que el portavoz de los colectivos críticos con el Campeonato, los que habían comenzado a moverse a raíz de la expulsión de los viejos marineros de la zona en que se construían los grandes proyectos. La noche del accidente viajaban todos en pequeñas lanchas con el objetivo de rodear el barco inaugural. Toda la confusión se los llevó por delante.

El alcalde les culpó de los sabotajes que se venían produciendo las semanas previas. Incluso sugirió que el gran accidente lo habían provocado ellos. Así que había aprobado nuevas ordenanzas muy rígidas para evitar las protestas durante el mundial. La Ordenanza de la Convivencia Urbana, se llamaba. El alcalde tenía plenos poderes.

Los colectivos siguieron, pese a todo, moviéndose. Y ahora tenían nuevo líder.
…………

La segunda muerte fue todo un mazazo para la familia Montes-Valdivia. Por muchos motivos. En realidad, toda la familia había logrado sobrevivir. Fueron rescatados, y salvo las graves heridas que impedían a Sergio volver a competir en la mar en toda su vida, no había daños de consideración. La muerte afectaba a la familia, pese a que no era, todavía, uno de sus miembros. Susana. La mejor amiga de Marina, su fiel amiga. Su ayudante en los peores momentos de la lucha por sobrevivir al Campeonato. Peor aún. La novia de Jacobo. En su mano inerte apareció un anillo. Era la gran noticia que les querían contar esa noche. Tras años de descontrol nocturno y egoísmo, Jacobo había encontrado en Susana la paz que necesitaba. Y ahora estaba hundido. Rencoroso. Con Sergio debilitado, los plenos poderes del alcalde y sin Susana, Marina sabía que era cuestión de tiempo que los Fernández de la Barca se hicieran con todo el dinero y fueran a por ellos.
…………………….

La tercera muerte era en realidad todo un misterio. Porque no cuadraban las cifras. El carnét de identidad, ajado, mostraba un apellido conocido de la ciudad. Conocido hace años. Pero no había embarcado en el barco que naufragó. En realidad, afloró al chocar con el edificio que se iba a inaugurar, el Monte de Dunia, que simulaba una montaña en el horizonte, y en el que aparecieron antiguos restos arqueológicos. Y un cuerpo fallecido hace años. Tenían que confirmar quien era.

……………

En la clínica una paciente empeoraba y otra mejoraba. De alguna forma, una estaba más cerca de la muerte y otra volvía a la vida. A las dos las fue a visitar Astrid, la mujer de Fernando. Allí estaban de nuevo las tres. Más de treinta años después. A Amelia, la primera mujer de Anselmo, la madre de Sergio, le costaba hablar, tras años y años medio sedada, prácticamente en coma. Pero empezaba a reaccionar. A la inversa, a Gladys, la segunda esposa de Anselmo, comenzaba a costarle hablar. Había quedado gravemente herida en el naufragio. Pero tenía ganas de contarlo todo. „Chicas, el periódico habla de un cuerpo sin identificar de hace años. Es él“.

…………………………………..

Desde su despacho el alcalde divisiba toda SU ciudad. Parece que las cosas encajaban. El Campeonato Mundial de Vela había comenzado a celebrarse. Sólo necesitaba que el evento brillara en lo deportivo. A toda costa. Tenía un plan para eso. La oposición ciudadana estaba desactivada. Nadie volvería a meter las narices en SUS asuntos. Pero, sobre todo, lo más importante, es quien era el que mandaba ahora en la ciudad.

Un hombre mayor apoyado en un bastón entró en su despacho. „Hijo, la suerte está de nuestra parte“, dijo, mientras miraba un cuadro en el vestíbulo. La foto del anterior alcalde, con un crespón negro, como todos los fallecidos en el accidente. „Vas a tener que hablar con más precisión, papá. La suerte está de mi parte. Recuerda que ahora el alcalde soy yo, Asdrúbal Fernández de la Barca“.

¿Asdrúbal, alcalde, y el Campeonato en sus manos? ¿Cuáles son sus planes para el Campeonato? ¿Logrará sanear las empresas de la familia? ¿Y aplacar la resistencia ciudadana? ¿Irá a por Marina? ¿Se recuperará Sergio? ¿Quién es el nuevo líder de los colectivos? ¿De quién es el cuerpo que ha aparecido en los restos arqueológicos? ¿Contarán las tres mujeres la verdad?

CONTINUARÁ

and have a girly
christina aguilera weight loss There But For The Grace Of God

3 most popular designs of thongs pertaining to
quick weight lossThe Right Brand for the Right Women
Mostrar comentarios [1]

1 Comentario

Los comentarios de esta noticia está cerrados.

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.