GEBIOSA, otra sociedad con participación del Gobierno, ultima su liquidación

Tiempo de lectura: 3 min

Otra sociedad con participación del Gobierno de Cantabria a través de la empresa pública SODERCAN, ha quedado disuelta ya después de pasar por un proceso de liquidación, según consta en documentación a la que ha tenido acceso EL FARADIO.

Se trata de GEBIOSA (General de Biocarburantes SA), una empresa que se constituyó en el año 2004 con el objetivo de construir en Pontejos (Marina de Cudeyo) una planta de producción de biodiesel a partir de aceites vegetales crudos y aceites vegetales de fritura usados.

La constitución de la empresa GEBIOSA

La constitución de la empresa GEBIOSA

Eran tiempos en los que el discurso de las renovables estaba de moda y los objetivos eran ambiciosos.

Sus impulsores se marcaron el reto de ser una de las mayores instalaciones de Europa, con previsiones de facturación de 100 millones de euros al año y una inversión de 19 millones de euros para producir 150.000 toneladas al año de biodiesel, con la intención de empezar a hacerlo en 2005 y crear una treintena de puestos de trabajo directos, además de un centenar de indirectos.

En la estructura de la empresa se encontraban una empresa catalana, DOLAB; SIMSA, una empresa que ya tenía una fábrica en Pontejos, que era el principal propietario; y la empresa SODERCAN, entonces ligada a la Consejería de Industria y en la órbita socialista, que aportaba un 10% del capital (es decir, 60.000 euros), además de préstamos.

En GEBIOSA también participan la alemana AT Agrar Technik, que aporta la tecnología, y la francesa Sesostris, del grupo Luis Dreyfuss Internacional, que comercializaba grano y oleaginosas.

Fruto de la presencia pública, en el Consejo de Administración de GEBIOSA se sentaban altos cargos del Gobierno como Alejandro Ortea o José Villaescusa, que fue consejero delegado de SODERCAN antes de Salvador Blanco.

LOS PROBLEMAS

Pero la cosa se complicó por un conflicto sobre la titularidad de los terrenos, sobre las que quedó la duda de si pertenecían a SIMSA, el socio mayoritario, o si por el contrario eran dominio público.

Fue un asunto que saltó del ruedo empresarial al político, con comparecencias parlamentarias y petición de explicaciones por parte de la diputada del PP Maria Antonia Cortabitarte, azote del Gobierno en materia de industria y ligada a la zona.

Con este problema, cuando estalló, tuvieron que lidiar dos consejeros de Industria: Javier del olmo y Juan José Sota. Se plantearon denuncias contra el socio privado y se pensó en nuevas ubicaciones, entre ellas el Puerto de Santander.

DEL RELANZAMIENTO AL FIN

Ya en 2007 hubo un intento de relanzar el proyecto, con el Banco Sabadell como socio a través de la sociedad Sinia XXI.

El proyecto consiguió un mérito: figurar como ejemplo de mala gestión empresarial en el libro ‘Invitación al emprendimiento: una aproximación a la creación de empresas’, escrito por David Urbano y Nuria Toledano.

Más allá de eso nada: la fábrica fue desmantelada después de ser pasto de robos ante su estado de abandono.

Y del proyecto no quedó ni rastro, ni siquiera en los discursos públicos, ni por parte de un Gobierno que evidentemente no quería saber nada del tema, pero tampoco de una oposición que no rascó más del tema.

Y GEBIOSA se sumó así a la lista de fracasos industriales con participación pública, como el famoso GFB, GREYCO o, la más reciente, Néstor Martin, que amenaza con marcar el comienzo de curso político con su propia Comisión de Investigación y su derivada judicial.

Mostrar comentarios [1]

1 Comentario

Los comentarios de esta noticia está cerrados.

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.