(Foto: Carlos Atienza)

El argayo del paro se come el colchón

El número de parados subió en 1.766 personas en octubre, lo que supone un 5,18% más. Hubo cinco parados más que el año anterior.
Tiempo de lectura: 6 min

Como un argayo, el desprendimiento de tierras frecuente en los inviernos en Cantabria, ven en el sindicato USO el dato del paro del mes de octubre, que se suma a la reiterada lista de malos datos para el empleo en la comunidad en cuanto se desvanece el buen tiempo.

En concreto, el número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 1.766 personas en octubre, lo que supone un 5,18% más que en septiembre, el quinto mayor repunte de todas las comunidades y dos puntos superior al medio nacional del 3,18%. Además, hubo cinco parados menos en Cantabria, que el mismo mes del año anterior.

“En estos momentos hay más mujeres paradas que hace un año, el paro juvenil ha crecido un 3,5% durante el último año y los trabajadores sin estudios parados han aumentado un 4,4% durante los 12 meses últimos”, resumen en USO “un octubre negro que nos sitúa a las puertas de la destrucción neta de empleo en Cantabria”.

“No basta saber calcular a ojo lo que pesa una piedra en el camino, hay que saber buscar soluciones para una región que se deteriora de manera preocupante”, espetaban desde USO en alusión a la capacidad del presidente Revilla de estimar el peso del argayo que ayer bloqueó, o aceleró, según se mire, la jornada electoral regionalista.

“Tenemos casi el mismo número de desempleados que hace un año, con lo que hemos perdido el colchón que teníamos hasta ahora si se comparaban las cifras con las del año anterior», incidía Julio Ibáñez, de UGT, tras recordar que un 92% del aumento del paro en la región el mes pasado fue en los servicios y «confirma que nuestro mercado laboral sigue siendo extremadamente estacional y muy dependiente sólo de determinadas actividades económicas».

El responsable regional de Empleo de UGT precisó que «una vez más, en Cantabria predomina, y cada vez más, la contratación temporal con más de un 92% de eventualidad el mes pasado» y matizó que «después del mes de octubre ya registramos un 93,6% de contratos temporales en el acumulado de todo el año, la segunda tasa de temporalidad más alta desde 2002 sólo superada por la registrada en 2015 (93,71%).

«Es evidente que este empleo tan temporal y de escasa duración provoca períodos de cotización a la Seguridad Social muy cortos, no genera futuro y propicia la desprotección de los desempleados», comentó Ibáñez, tras destacar que «sólo en el mes de septiembre (última estadística facilitada hoy) ha aumentado casi un 14% (+2.076) el número de desempleados sin ninguna prestación por desempleo y se han perdido casi un 4% (-331) de prestaciones contributivas».

Desde UGT reclaman como algo “cada vez más urgente un plan para mejorar la calidad del empleo con acuerdos concretos y ambiciosos en el diálogo social y un impulso de la labor de la Inspección de Trabajo para que los contratos que son indefinidos lo sean y no se camuflen como temporales».

Por su parte, Comisiones Obreras de Cantabria (CCOO) ha subrayado hoy que los datos del paro “evidencian el estancamiento que vive el mercado laboral en Cantabria”.

Tal y como ha señalado Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO, “los buenos datos que se han sucedido en los últimos meses son en realidad un espejismo ligado a unos contratos temporales y precarios con fecha de caducidad”.

Desde CCOO se sigue demandando un cambio del modelo productivo para nuestra Comunidad Autónoma porque padecemos de una dependencia del sector Servicios que no aporta valor añadido. A esto hay que sumar, que la industria también va perdiendo peso y que las previsiones no son nada optimistas pues se espera una menor actividad industrial en 2020 y un aumento de los ERES.

Mientras, desde el Gobierno, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, reconocía que los datos “nos son positivos”, pero afirma que hay que remontarse a 2008 para encontrar una cifra más baja en un mes en el que el desempleo ha aumentado “sin excepción” en toda la serie histórica

Y valoraba la creación de 3.168 empleos en el último año, achacando el paro de octubre a que la finalización de la campaña turística “se ha notado más que otros años”

En virtud de estos datos, la tasa de paro se sitúa en octubre en la Comunidad Autónoma en el 13,15%, frente al 13,23% del mismo mes del año anterior, si bien Ana Belén Álvarez ha recordado que la tasa “oficial”, la que marca la EPA, es del 8,81%, la más baja desde 2008.

La consejera ha subrayado, además, la subida del 12,86% del número de contratos indefinidos durante el pasado mes, un total de 1.957, así como el incremento de la afiliación a la Seguridad Social, de forma que la afiliación media en Cantabria asciende a 220.663 personas, con una tasa de cobertura de prestaciones del 54,87%.

Desde el Partido Popular, el diputado responsable de Economía, Lorenzo Vidal de la Peña, considera que los datos del paro publicados este martes por el Ministerio de Trabajo son «malos sin paliativos» y dejan claro que la economía de Cantabria da a Revilla por amortizado» y que «las políticas de PSOE y PRC han convertido a Cantabria en la granja de parados de España», mientras que desde Ciudadanos, Félix Álvarez aseveraba que “no hay papeluco, ni argayo, ni viaje en tren que aguante estos datos del paro», que hacen de Cantabria “un callejón sin salida para quienes buscan trabajo».

En consecuencia, Unidas Podemos proponía medidas generar miles de empleo en Cantabria, un millón en toda España, en el primer año de gobierno para combatir los datos del paro que sitúan a la comunidad con el quinto mayor incremento en octubre.

La coalición de izquierdas, a través de sus candidatos Luis del Piñal y Leticia Martínez, ha llamado la atención sobre la necesidad de atender la realidad del empleo a la par que los cuidados y la transición ecológica a través de inversión pública.

Para del Piñal, estos datos “no sorprenden” en pleno otoño cuando los gobernantes autonómicos, desde el PP hasta el PRC-PSOE, y estatales han empujado desde hace décadas a “fuertes picos y valles en el empleo”, a base de “desindustrialización, temporalidad y precarización de la economía local a través del sector servicios”.

“El Estado debe ser capaz de dar trabajo en última instancia a la sociedad porque la gente necesita trabajar para vivir dignamente», afirmaba por su parte Leticia Martínez.

Mostrar comentarios [1]

1 Comentario

  • Viorna
    6 de noviembre de 2019

    Y esto, sras. y sres. es lo que pasa cuando se apuesta por un modelo de turismo masivo-marbellí de sol-playa y chiringuito. Discurso éste que les gusta mucho a la mayoría de políticxs porque «justifica» la proliferación de carreteras innecesarias, ladrillazo por costa e interior innecesarios, obras constantes con relación al mundo hostelero, comisiones por las obras…. y también justifica el que no tengan que pensar EN SERIO en medidas reales relacionadas con la nueva industria tecnológica para que nuestra tierra avance y nuestros jóvenes no se vean obligados al exilio.-

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.