Confesiones de una TSEI

Tiempo de lectura: 9 min

¿Por qué las TSEI no somos contratadas por la Consejería de Educación en los colegios públicos de Cantabria?
Soy TSEI, siglas que significan técnico superior en educación infantil. Es un ciclo formativo de grado superior, dos años de estudios que te capacitan (entre otras cosas) para atender, junto con un maestro, las aulas de dos años de nuestros colegios, hacemos labores asistenciales (porque los niños de esas edades necesitan mucha asistencia) y, como no puede ser de otra forma, educativas.

Cuando me planteé estudiar el ciclo, mi mayor ilusión era poder entrar a trabajar en un aula de dos años de un colegio público, porque creo en la educación pública y quería aportar mi granito de arena. Tras acabar mis estudios, en 2.017, me enteré que se habían convocado unas oposiciones para cubrir 2 plazas en esas aulas de dos años, y, aunque eran realmente pocas plazas, me dije, voy a estudiar las oposiciones a ver si consigo una de las plazas o al menos me quedo en la bolsa y puedo trabajar en ello. En 2.018 finalmente se hicieron los exámenes y, no saqué la plaza, pero quedé en un buen puesto en la bolsa para trabajar.

Sin embargo, ¡oh, que desilusión!, me enteré de que la bolsa no era para cubrir ningún aula de dos años de ningún colegio, sino para otros puestos de trabajo dentro de la Administración Pública de Cantabria, que nada tienen que ver con las aulas de dos años de los colegios públicos.

Como no entendía nada, me dediqué a indagar sobre la situación de esas plazas públicas de las aulas de dos años. El resultado de mis indagaciones me llevó a conocer una realidad inesperada: la gran mayoría de los TSEI que trabajan en las aulas de dos años de los colegios públicos de Cantabria no han hecho ninguna oposición, ¿no han hecho oposición para trabajar en un colegio público? Pues no, están contratados por empresas privadas, por una Sociedad Regional y por distintos ayuntamientos, y han sido elegidos mediante procesos de selección, más o menos justos, pero de ninguna manera mediante procesos en igualdad, mérito y capacidad, que solamente pueden serlo oposiciones públicas con todas las garantías legales. Y yo me pregunto: ¿cómo es posible que la Consejería de Educación no gestione directamente a este personal? ¿Por qué la educación pública no lo es de verdad? ¿Por qué esos puestos de trabajo no son puestos públicos y su acceso mediante oposición?

Al parecer, inicialmente, cuando se crearon las aulas en Cantabria, (curso 2003/2004), las gestionó una sociedad llamada Empredinser. Posteriormente (curso 2.012/2013) la gestión se encomienda a la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte -SRECD- sociedad limitada sostenida con fondos públicos, así como a otras empresas privadas y también a algunos Ayuntamientos de la Región.

La  SRECD, como sociedad limitada, y también las empresas privadas, seleccionaron a su personal como les pareció bien (¡faltaría más, para eso son privadas!); la SRECD hizo dos procesos de selección para la contratación de las TSEI, procesos que en ambos casos terminaron con una entrevista personal (¿es esto objetivo?, yo creo que no. ¿Y los ayuntamientos?, pues hay de todo (incluido el dedo), alguno incluso cumpliendo con la legalidad, ha hecho una oposición, y las pocas TSEI que están trabajando por haber aprobado esas oposiciones, son personal laboral de sus respectivos ayuntamientos.

Pero que jaleo ¿verdad? Pues sí, un verdadero galimatías, en el que personas en el mismo puesto de trabajo y con las mismas funciones, tienen distintos convenios colectivos, horarios y hasta salarios.

Y con todo este follón de TSEI y aulas de 2 años, la AIREF. (AUTORIDAD INDEPENDIENTE DE RESPONSABILIDAD FISCAL) en un estudio sobre empresas y fundaciones públicas autonómicas de Cantabria realizado en marzo 2018, aconsejó devolver las Aulas de dos años a la Consejería de Educación.

Y además, con el nuevo gobierno, se reestructuraron las consejerías, como consecuencia de lo cual la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, dependiente de la Consejería de Cultura, no puede gestionar las aulas de 2 años, dependientes de la Consejería de Educación y por lo tanto la encomienda debe de terminar al finalizar el presente curso escolar 2.019/2.020.

Y, por si fuera poco, esa encomienda es demandada judicialmente, considerándose que los servicios contratados quedan dentro de las prestaciones que en materia de educación corresponde prestar de forma directa al Gobierno de Cantabria, y que la justificación de que “no se dispone de medios propios” solo sería válida con carácter temporal en tanto en cuanto no se convocasen las plazas, ya que además, en los casos en que trabajadores contratados por distintos Ayuntamientos de la región han demandado su situación laboral, el Gobierno de Cantabria ha sido obligado por sentencia judicial a crear los puestos de trabajo.

La nueva y actual Consejera de Educación, Marina Lombó, ante esta situación, declara a los medios que al finalizar el presente curso escolar la SRECD dejará de gestionar las aulas de dos años. Y como consecuencia de esa declaración, las personas que trabajan en las aulas de dos años contratadas por la SRECD, salen a la calle a defender sus puestos de trabajo, pues como es lógico, ven peligrar los mismos. Y salen a la calle haciendo creer a toda la opinión pública que son trabajadoras del Gobierno de Cantabria.

Pero… un momento, en la encomienda y sus sucesivas prórrogas dice claramente:

…Consecuentemente, el personal de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte S.L. que realice las actividades derivadas del presente convenio no tendrá ningún tipo de vinculación, de carácter laboral o administrativa, con el Gobierno de Cantabria, ni tendrá acceso a aquellos servicios o compensaciones a los que accede el personal perteneciente al Gobierno de Cantabria por razón de dicha pertenencia…

Pues resulta que no lo son, claro, no podía ser de otra forma, no han pasado por un proceso de oposición pública, única forma posible de pertenecer al personal laboral al servicio de la administración pública.

Y yo, que he ido deshaciendo poco a poco la madeja, y otras compañeras, que han ido haciendo (o deshaciendo) lo mismo, decidimos formar un colectivo para pedir a la Consejera de Educación y al Gobierno de Cantabria que los puestos de trabajo de las TSEI de las aulas de 2 años de la Comunidad Autónoma de Cantabria sean de una vez por todas gestionados por su titular, la Consejería de Educación.

Un colectivo (TECNICOS EDUCACIÓN INFANTIL, AULA DE 2 AÑOS, SOLUCIÓN OPOSICIÓN) que sólo pide que se cumpla la legalidad, que las cosas se hagan como deben hacerse, que lo público sea público de verdad.

E iniciamos nuestra hoja de ruta entrevistándonos con todos los partidos políticos representativos de la región, tanto parlamentarios como no parlamentarios, y todos entienden nuestra reivindicación y están de acuerdo con ella, les parece evidente y justa. Sin embargo, la Consejera, lejos de tomar cartas en el asunto y retomar sus funciones en esta cuestión, decide volver a crear otra sociedad que absorba a las trabajadoras de la SRECD.

¿Argumentos? No los tiene, sabe que lo lícito es lo que nuestro colectivo plantea. ¿Tal vez hay que mantener los chiringuitos de los amigos?. No lo sé, pero lo que es cierto es que la propia Consejería de Educación financia los salarios de todas las TSEI que trabajan en las aulas de dos años, y lo que también es cierto es que si hay intermediarios por medio, no lo harán de forma gratuita (todos sabemos que casi nadie trabaja por nada), vamos que lógicamente sale más cara la actual gestión. La propia encomienda a la SRECD habla de costes directos e indirectos….

…La retribución a satisfacer a la entidad por el Gobierno de la Comunidad Autónoma durante el período comprendido por los días lectivos del curso escolar 2018/2019, atendiendo a los costes reales totales, tanto directos como indirectos, de realización de los servicios y actividades que se encargan a la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte S.L., asciende a la cantidad de un millón ochocientos cincuenta y seis mil sesenta y ocho euros y seis céntimos (1.856.068,06)…

En realidad el dinero ya está ahí, nadie nos puede decir que no hay dinero para hacerlo directamente, pues la Consejería ya lo está pagando…. Entonces… alguien podría decir: ¿y qué pasa con todas las personas que actualmente ocupan estad plazas? Bueno, mi respuesta es: ocurre exactamente lo mismo que con todas las personas que, habiendo aprobado una oposición sin plaza, estamos ocupando plazas de forma interina y que el día de mañana, cuando la interinidad ya no exista, nos quedaremos sin puesto de trabajo y, salvo que aprobemos las siguientes oposiciones (cuando las haya), no podremos volver a trabajar. Porque la vida es así, si trabajas para la administración pública consigues tu puesto por oposición y si trabajas para la privada te eligen.

Actualmente estamos en la calle todas las TSEI, las trabajadoras de la SRECD defendiendo sus puestos de trabajo, esos puestos públicos que han tenido la suerte de ostentar durante mucho tiempo, sin haber pasado ninguna oposición y defendiendo además que son trabajadoras del Gobierno de Cantabria sin serlo; y las que no somos trabajadoras de la SRECD (porque no nos han elegido), defendiendo que a los puestos públicos debe de accederse por oposición, que deben ser accesibles para todas las TSEI y también para las futuras generaciones de TSEI.

Y dicho todo esto, tú decides donde te posicionas, y con tu elección y tu apoyo, tú decides si quieres que lo público sea público, si quieres las cuentas claras y que la legalidad sea la firma de nuestra Administración Pública o si prefieres seguir manteniendo chiringuitos con el dinero de todos o permitiendo que sea “el dedo” quien elija.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.