La oposición pide un plan industrial y medidas urgentes ante el cierre de Sniace

El PP responsabiliza a Pedro Sánchez del cierre y Ciudadanos cree que le ha dado la "puntilla", Izquierda Unida apunta a la gestión de la empresa y Podemos y Cantabristas reclaman un plan industrial
Tiempo de lectura: 9 min

El anuncio de cierre y liquidación de Sniace, pendiente de confirmación judicial, ha levantado reacciones entre los partidos cántabros, que han reclamado medidas urgentes y un plan para la industria de la comunidad autónoma, además de pedir responsabilidades al Gobierno regional y señalar al Gobierno central, aunque también han apuntado a la propia gestión de la empresa

PP Y CIUDADANOS RESPONSABILIZAN AL GOBIERNO CENTRAL

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, aseguraba en Twitter que el cierre se debe directamente a Pedro Sánchez-,

El Partido Popular va a poner en marcha una batería de iniciativas coordinadas en las Cortes, el Parlamento de Cantabria y el Ayuntamiento de Torrelavega para defender el tejido productivo de la región y los puestos de trabajo de Sniace y combatir la normativa del gobierno de Sánchez que ha supuesto la puntilla para la industria de Torrelavega.

Buruaga ha asegurado que el PP sí va a dar la batalla, como lo ha hecho siempre por Sniace, después de reunir de urgencia a los grupos institucionales del partido para decidir las medidas a adoptar en defensa de la industria de Cantabria.

La presidenta ha hecho hincapié en que hay que actuar de manera inmediata porque «Sniace ha iniciado su liquidación porque es la más débil, pero puede haber más industrias que echen el cierre como consecuencia de la inacción del Gobierno de Revilla y las decisiones erróneas en materia energética del Ejecutivo de Sánchez, que han hecho tambalearse a las grandes industrias de la región».

Así, pedirá al Gobierno de España que explique en las Cortes el porqué de su política energética y se involucre en la búsqueda de soluciones.

Y ha anunciado que el grupo parlamentario popular va a presentar una interpelación dirigida a Miguel Ángel Revilla, a quien corresponde como presidente ser el interlocutor de Cantabria en Madrid, para que explique qué actuaciones ha realizado ante el Gobierno central para evitar el cierre de Sniace y cuál es su hoja de ruta para garantizar el futuro de la industria de Torrelavega.

En la misma línea, el Partido Popular ha pedido un pleno extraordinario y urgente del Ayuntamiento de Torrelavega dedicado a Sniace.

«No vamos a actuar como hicieron otros en circunstancias no tan graves, que incluso llegaron a plantear una moción de censura al alcalde de Torrelavega», ha concluido.

Desde Ciudadanos, su portavoz parlamentario, Félix Alvárez, denunciaba que “estamos asistiendo al desmantelamiento de la industria de Cantabria ante la inoperancia, dejadez y desidia del Gobierno», aseverando que Pedro Sánchez ha “dado la puntilla” a la empresa con el borrador de decreto sobre consumo de energía que reduce en un 35% las ayudas a las empresas que producen electricidad y calor a través de la cogeneración..

Álvarez ha mandado «el apoyo, el ánimo y la fuerza» por parte de la formación naranja a los trabajadores de Sniace y sus familias, a la vez que ha achacado al bipartito PRC-PSOE que sea «incapaz» de reconducir esta situación, así como de tener «la «desvergüenza de echar siempre la culpa a elementos externos».

Alvárez acusaba al Gobierno de Cantabria de estar “como vacas al tren» y recordaba que cuando Sniace reabrió sus puertas en 2017, los miembros del Ejecutivo regional, del PRC y del PSOE, «corrieron a hacerse la foto en la misma puerta de la fábrica», erigiéndose entonces, ha dicho, «como los responsables de esa reapertura».

«Ahora que Sniace anuncia su cierre nadie del Gobierno va a ir a la puerta de la fábrica a responsabilizarse de este fracaso», añadía.

IZQUIERDA UNIDA CRITICA LA GESTIÓN DE LA EMPRESA

Leticia Martínez

Por su parte, Izquierda Unida de Cantabria ha mostrado su apoyo a los más de 400 trabajadores que ayer vieron como sus empleos “se desvanecían” y reparte “la culpa y la responsabilidad” entre la empresa y los gobiernos autonómicos de PRC-PSOE y PP.

En nota de prensa, la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, ha cargado duramente contra la dirección de Sniace, enfatizando que “durante años, su anterior presidente Blas Mezquita, y su consejo de administración, se han enriquecido a costa de incumplir todas las medidas ambientales españolas y europeas”.

Además, consideran desde la formación de izquierdas que Sniace ha acabado demostrando que su actividad principal ha sido durante años la generación eléctrica mediante la cogeneración y “ha estado engañando a los trabajadores manteniendo una producción ficticia de viscosa, así como unas condiciones de trabajo precarias desde el punto de vista de seguridad laboral y de condiciones económicas”.

Según Martínez, Sniace “se ha aprovechado de la situación social de la comarca del Besaya en las últimas décadas haciendo un chantaje a las administraciones para recibir ayudas y, a cambio, no han realizado ninguna inversión reseñable para mejorar su producción y evitar las emisiones contaminantes, al agua y al aire”.

Así, recuerda que la depuradora de agua industrial, por ejemplo, nunca funcionó bien y los niveles de DQO siempre fueron superiores a 125 mg/L o que los biodigestores tampoco han funcionado adecuadamente para evitar las emisiones de sulfuro de carbono al aire.

La líder cántabra de IU ha atribuido también el cierre de Sniace a “una incompetente y desastrosa gestión, ejercida por directivos sin escrúpulos que solamente han mirado por sus intereses económicos personales” y ha señalado la responsabilidad de los sucesivos gobiernos autonómicos que han inyectado dinero público sin controlar que la empresa adaptase su producción, su tecnología y sus controles ambientales, además de pasar por alto la precariedad del trabajo”. “Han mirado para otro lado esperando que la patata caliente le explotase al siguiente, poniendo parches y no soluciones”, ha insistido.

Para terminar, desde IU han recalcado su solidaridad con la plantilla y urgen plantear una “alternativa inmediata” para los trabajadores de Sniace y una “expropiación de los terrenos industriales para realizar alternativas de trabajo sostenibles”.

“Es una forma de compensar los daños ambientales y sociales que Sniace ha producido durante años”, han sentenciado.

EQUO LAMENTA LA FALTA DE ANTICIPACIÓN A LA TRANSICIÓN INDUSTRIAL

Desde Equo Cantabria de lamentan que las personas trabajadoras pierdan su puesto de trabajo y, sobre todo, no se hayan ido formando en otros sectores que les permitan buscar un nuevo empleo, algo que la empresa sí debería haber anticipado.

Desde la formación ecologista manifiesten que la transición industrial, especialmente de las empresas de cogeneración, ya viene marcada desde una directiva europea de 1989, «por lo que no es una situación sobrevenida».

La formación ecologista apunta a que lleva tiempo preparándose el marco actual y así, en el pacto verde europeo también se limita la aportación de las empresas de cogeneración eléctrica al mix energético europeo y el plan Nacional integral de energía y clima así lo recoge, por lo que de la misma manera que están cerrando térmicas del carbón, también las empresas con un régimen especial de venta energía que producen eléctricidad mediante cogeneración a base de combustibles fósiles han de haber revisado sus planes de viabilidad y posicionarse en el mercado.

«Se puede hablar de políticos pero la decisión y el camino viene marcado por normativa europea y ya hay muchas empresas que han comenzado hace tiempo a preparar la transición energética con medidas de eficacia en los procesos, mayor eficiencia productiva, instalación de renovables…», señalan.

Y recuerdan que Sniace «lleva tiempo vulnerando normativa ambiental en vertidos de agua, aire, por lo que los beneficios económicos de su actividad no los ha ido invirtiendo en adaptar su empresa a los nuevos tiempos».

CANTABRISTAS PIDE AL GOBIERNO QUE EXPLIQUE SU PLAN PARA SOLUCIONAR LA CRISIS INDUSTRIAL

Por su parte, Cantabristas ha exigido al Gobierno de Cantabria que comparezca inmediatamente y explique ante la sociedad cuál es su plan para revertir el desmantelamiento industrial de Cantabria.

Acto de Cantabristas en Torrelavega

El partido soberanista critica duramente la pasividad de un gobierno cuya función “no es únicamente acudir a shows televisivos, ferias y prometer cosas”.

En palabras de Cantabristas, la crisis industrial es muy grave y es consecuencia de errores sostenidos a lo largo del tiempo. “El Gobierno de Cantabria no puede hablar de esta catástrofe que se lleva gestando durante muchos años como un mero espectador, como si no tuviera nada que ver, ni herramientas para actuar”, han alegado.

El secretario general de la formación, Paulu Lobete, ha señalado que “están en juego cientos de puestos de trabajo mientras el Parlamento de Cantabria debate sobre Cataluña”. El dirigente cantabrista recalca que “la irresponsabilidad de unos y otros nos está llevando a una situación sin precedentes” e insta a hacer un replanteamiento de fondo del modelo de desarrollo de nuestra Comunidad, que tiene que abordar integralmente diferentes áreas económicas y “elaborar una estrategia pensada desde y para Cantabria”.

Para Cantabristas, el principal problema de nuestra tierra es su clase política, la ausencia de ideas y de debate real sobre proyecto a largo plazo. “Mientras el Parlamento cántabro siga siendo un circo de baja calidad, con partidos sin capacidad de dar la cara y afrontar la situación, seguiremos viendo a Cantabria quedarse atrás”.

PODEMOS RECLAMA EL PLAN INDUSTRIAL

Por su parte ,Podemos Cantabria ha mostrado su solidaridad con los trabajadores de SNIACE tras el anuncio del cierre de la factoría de Torrelavega y ha acusado directamente a los sucesivos gobiernos regionales de no haber preparado nunca un plan industrial para Cantabria.

Para Podemos, “la situación a la que se enfrentan los trabajadores de SNIACE es preocupante por las pocas alternativas laborales que les ofrece el sector industrial cántabro ya que ni Revilla ni los que le precedieron se han preocupado jamás de trabajar por el futuro y ahora, según afirman, estamos recogiendo los frutos de tanta inoperancia”.

Representantes de la formación morada han mantenido distintas reuniones tanto con la empresa como con los trabajadores a lo largo de los últimos meses para conocer la situación de primera mano.

Además, afirma que “lo peor no es que cierre SNIACE, lo peor es que no tenemos plan B, Ni Revilla, ni Diego ni ningún otro presidente se ha preocupado nunca de hacer un plan estratégico para la industria cántabra, si hubieran hecho los deberes entonces, los 400 obreros de SNIACE tendrían otra empresa esperándoles”

Según afirma “ni siquiera ahora que han visto las orejas al lobo han sido capaces de ayudar a SNIACE a poner en valor sus terrenos para que allí se asienten nuevas industrias”

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.