El más difícil todavía: mujer, migrante y con hijos a su cargo

El Movimiento por la Paz - MPDL- Cantabria lanza la campaña 'Somos Cantabria Acogedora' con motivo del Día Internacional para la Tolerancia.
Tiempo de lectura: 4 min

El Movimiento por la Paz- MPDL- Cantabria,  miembro de la Coordinadora Cántabra de ONGDs, pretende con esta iniciativa recaudar 2.000 euros para apoyar a familias formadas por mujeres con hijos/as menores a su cargo en alto grado de exclusión que finalizan su estancia en el Programa de Protección Internacional y se quedan, de forma casi inmediata, en una situación de extrema vulnerabilidad.

El objetivo es dotarlas de ayudas de urgencia -principalmente para alojamiento y manutención- durante los dos primeros meses desde su salida del Programa hasta que consigan un mínimo de estabilidad para seguir adelante.

El Programa de Protección Internacional atiende a personas que han huido de sus países porque eran perseguidas o sufrían violencias. La duración del programa es de 18 meses, ampliable a 24 para aquellas personas en situación especialmente delicada. No obstante, su estancia puede verse interrumpida antes si se les deniega su solicitud de asilo en España o si se agota el plazo máximo de permanencia en el programa.

Pablo Lobo, responsable del programa de acogida, explica a El Faradio, que las personas que llegan hasta este programa están en una situación de total vulnerabilidad: «se trata de personas que han tenido que salir de sus países donde estaban perseguidos por razones religiosas, políticas e incluso por su orientación sexual. Eso ya genera una secuelas que se agravan durante el proceso migratorio, a lo largo del cual acumulan una serie de duelos que les conducen a una gran fragilidad emocional. El itinerario que tienen que seguir una vez que están aquí, aumenta su incertidumbre y se convierten en personas totalmente indefensas. Especialmente grave es el caso de las mujeres. Muchas llegan solas o con mejores a su cargo. Son personas con gran fortaleza, pero sufren demasiadas situaciones adversas», explica.

DESTINATARIOS  DE LA CAMPAÑA

Aunque el Programa de Protección Internacional atiende a colectivos muy diversos y muchos de ellos en situación de vulnerabilidad, la campaña se centra en la atención a 10 familias en alto grado de exclusión y formadas por mujeres con hijos/as menores a su cargo.

El objetivo es, haciendo un uso responsable y transparente de los fondos, proporcionar ayudas de emergencia inmediatas a las mujeres que, solas y con menores a su cargo, salen del programa de protección internacional.

Se trataría de un recurso económico de urgencia para apoyar en la cobertura de necesidades básicas (principalmente alojamiento temporal y manutención) durante el primer y segundo mes, hasta que las beneficiarias consiguen algo de estabilidad.

EL PROGRAMA DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL

El Programa de Protección Internacional atiende a personas que han huido de sus países porque eran perseguidas o sufrían violencias.

Financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el Programa pretende apoyar a las personas beneficiarias del derecho de protección internacional mediante la cobertura de sus necesidades básicas (principalmente alojamiento temporal y manutención) y el desarrollo de una intervención integral individual y/o familiar para facilitar su integración social y su autonomía.

Con carácter general, la duración del programa es de 18 meses y ampliable a 24 para aquellas personas en situación de especial vulnerabilidad. Se establece así un periodo para que estas personas puedan obtener el estatuto de refugiado o la protección subsidiaria.

El problema, según explica Lobo, es que  la permanencia en este programa puede finalizar antes de tiempo con casos que dejan a las personas en un estado de gran fragilidad

Esto ocurre cuando se les deniega su solicitud de asilo en España o porque se ha agotado el plazo máximo de estancia en el programa. En ambos casos se produce la salida casi inmediata del programa y las personas pierden el cualquier derecho a recibir cualquier tipo de apoyo.

La evolución del mercado de trabajo, afectada en las últimas décadas por crisis económicas y recientemente por la pandemia de la COVID-19, ha influido en las condiciones de vida de todas las personas y agravado la de los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.