A Galdós, al exilio y al pasiego, / estrenamos enero/ con tres libros de Viadero

Tiempo de lectura: 6 min

No, las barras en el título no son casuales. Tampoco nos ha dado por la poesía. Al menos, no tanto como al escritor local José Ramón Saiz Viadero, que nos presenta, con unos versos, tres de sus obras publicadas en 2020.

<<¡Maldición! / Sólo estamos a dos de enero / y ya me trae el cartero / tres libros de Viadero.>>. Adaptando unos versos atribuidos al poeta Blas de Otero, el próspero escritor cántabro saluda así el comienzo de año.

Galdós en San Quintín. La frustrada casa-museo santanderina y otros escritos, publicada por librería y editorial santanderina Ediciones Tantín, es la primera de las obras de Saiz Viadero, desarrollada con motivo del centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdos y la relación de este escritor con Cantabria, iniciada físicamente en su visita del verano de 1871 y finalizada en el verano de 1917.

Doscientas páginas centradas en la importancia de San Quintín, la vivienda que el Maestro inauguró en Santander en 1893 y que, además de servir como su morada durante un cuarto de siglo, fue el lugar escogido para la creación de muchas de sus obras y funcionó como punto de encuentro de amistades y admiradores.

Una obra que se completa con otros escritos acerca de la figura del escritor y su vinculación con Cantabria completan el contenido de este volumen concebido a la manera de homenaje.

Además, Saiz Viadero también ha participado en dos obras más: Sinfonía Pasiega. Potaje literario (Ediciones Tantín) y Destinos del Exilio Republicano. Actas del III Congreso de Cantabria, publicado por el Centro de Estudios Montañeses y la Fundación Bruno Alonso.

En la primera, el escritor contribuye con “El último viaje del Doctor Madrazo”, junto a otras historias y autores: “Una sinfonía inacabada de azules y verdes”, de Ramón Conejero García-Quijada; “Aquel tren de Ontaneda”, de Victor Acebo Abascal, “Escritos para meditar”, de José Carrieto (José Antonio Álvarez Gómez); “La Gastronomía Pasiega en peligro…”, de Pedro Arce Díez; “León Felipe. El poeta caminante”, de Salvador Arias Nieto; “Mi vaca”, de Bernarda; “Afán de identidad”, de Ramón Conejero García-Quijada; “Sorpresa cántabra”, de Francisco Conejero García-Quijada y Miguel Mahiques Jiménez de Córdoba.

Completan el potaje “Valle del Pas, cuna del arte rupestre”, de Daniel Garrido Pimentel; “El devenir histórico de los pasiegos”, de José Javier Gómez Arroyo; “Esencias”, de Delia de los Ángeles Laguillo G.; “Historia de un bravo carredano ¿puede un alcalde meter a un juez en la cárcel?”, de José Manuel López Revuelta; “Sólo en la cabaña”, de María Modroño Masferrer; “Gerardo Diego y su Lola. Crónica de la formación del grupo del 27”, de José Juan Morcillo Pérez; “Anchoas cántabras en el Río de la Plata”, de Mariano Pistrini;” Juan Ramón Jiménez Mantecón”, de Marino Pérez Avellaneda; “Alud de recuerdos”, de José Reyero Cobo; y “En Llerana de Saro”, de Gilda Ruiloba Gutiérrez.

Finalmente, ‘Destinos del Exilio Republicano. Actas del III Congreso de Cantabria’ recopila las ponencias de este encuentro organizado por el Centro Asociado a la UNED en Cantabria y la Fundación Bruno en Santander los días 20 y 21 de junio de 2019 en la sede de la UNED.

Casi una treintena de ponencias de instituciones y organizaciones de Cantabria y otras partes del mundo, como la Fundación Real Racing Club, Desmemoriados, la Asociación para la Memoria Social y Democrática, la Universidad Complutense de Madrid o la Universidad de California, en Berkeley, entre otros.

Para esta ocasión, “Epistolario Ferrer-Herreros (México-Santander, 1946-1955), constancia de una amistad y lealtad republicana” fue la apuesta de Saiz Viadero. Todas las ponencias pueden consultarse aquí: https://extension.uned.es/archivos_publicos/webex_actividades/18537/programadipticoexiliorepublicano2019.pdf

LA MEMORIA QUE CONECTA

Dueño de una memoria privilegiada, José Ramón Saiz Viadero nació en Santander el 7 de mayo de 1941, es, por tanto, uno de los hijos del incendio de la capital cántabra.

Es la voz que conecta aquellos tiempos con los actuales, tanto del paisaje urbano, sus barrios o los protagonistas del mundo de la cultura y la política. Su voz conecta el Santander de Pepe Hierro o el recientemente fallecido Manolo Arce con el discurso actual de crítica política o la alerta por el deterioro de los barrios.

José Ramón Saiz Viadero

José Ramón Saiz Viadero (Foto: Sociedad Cántabra de Escritores)

Saiz Viadero ha recibido ya varios homenajes: desde el premio a toda una trayectoria que le otorgaba la Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria o un homenaje del Gremio de Editores dentro de FLIC, la Feria del Libro Independiente de Cantabria.

Entre sus trabajos más recientes en los últimos años se encuentran los libros El exilio republicano en Cantabria. 70 años después’, ‘Mujer, República, Guerra Civil y represión en Cantabria’, o ‘La maté porque era mía y otras violencias domésticas y de género’, que recoge una serie de relato, dentro del repaso a la crónica negra cántabra que inició en 2013 con ‘Crímenes nada ejemplares’.

Saiz Viadero fue concejal por el Partido Comunista, amigo del referente que es Eulalio Ferrer (publicista exiliado en México tras su paso por campos de concentración en Francia, ya fallecido, coleccionista y amante de Quijotes), de quien custodia y divulga su memoria y legado.

Como agitador cultural, puso en marcha en los años 60 librerías como Puntal o Puntal 2 (en Santander y Torrelavega), que sufrieron constantes ataques (incendios, pedradas contra los escaparates) por parte de grupos de ultraderecha locales. Ha sido asesor cultural en el Ayuntamiento de Santander.

Y ha sido autor de numerosos artículos en medios cántabros como como La Gaceta del Norte, La Hoja del Lunes, Cántabro, El Diario Montañés, Alerta, El Pejín o El Norte, entre otros, además de impartir conferencias, presentaciones, coloquios en todo tipo de eventos culturales.

PASIÓN Y DIVULGACIÓN POR EL CINE

Su relación del cine le viene desde joven, cuando, a los 17 años, inició su participación en el movimiento social y cultural de los cine-clubes, formando parte de las juntas directivas de Cine Studio 60, Cine Club del Ateneo de Santander, Cine Club Infantil Kiwi y la Filmoteca de Santander. Además fue vocal de la Federación Española de Cine-Clubs entre 1967 y 1970.

También participó como actor secundario en algunas películas, como ‘Géminis’, ‘Werther’ y ‘Del Miño al Bidasoa’, ademas de colaborar en otros rodajes para el cine y televisión y ser productor ejecutivo en las películas ‘Géminis’ (Garay-Revuelta, 1981) y ‘Supongamos… Santander’ (Garay, 1984).

Desde siempre ha ejercido una labor de divulgación sobre el cine. Así, a lo largo de su carrera ha publicado numerosos ejemplares relacionados con el cine como ‘El cine de los realizadores cántabros’ (1990), ‘Cuando Laredo fue Holywood’ (1997 y 2010) –una crónica del rodaje en la villa pejina de obras como ‘El coloso de Rodas’ y ‘Goliath contra los gigantes’– , o ‘La llegada del cinematógrafo a España’ (1998).

También sobre cine ha escrito ‘Jesús Garay, cineasta’, ‘Una historia de cine en Cantabria’, ‘Rafael López Rienda, un cineasta olvidado’, y ‘Santander, una ciudad de cine’, entre otros.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.