Cantabria reduce aforos y cierra grandes superficies que no vendan productos esenciales durante los fines de semana

El consejero de Sanidad explica las nuevas medidas que adopta el Gobierno para controlar la incidencia de la pandemia. Por su parte, Reinhard Wallmann, el nuevo director de Salud Pública, expresa su preocupación por la propagación de la nueva variante del virus que partió de Reino Unido
Tiempo de lectura: 7 min

Las restricciones aumentan. Ya pasaron las Navidades, los casos están aumentando y el Gobierno de la Comunidad ha adoptado nuevas medidas, que entran en vigor a partir de este próximo sábado, 16 de enero. Y tendrán una vigencia ilimitada, hasta que se puedan volver a cambiar.

Como medida diferente a las que estamos acostumbrados, se decreta el cierre de las grandes superficies, desdelas 00.00 horas del próximo sábado, 16 de enero.

Es decir, los sábados, domingos y festivos no podrán abrir los comercios que excedan los 400 metros cuadrados de tamaño y que no vendan productos de primera necesidad, como puedan ser la alimentación o los productos sanitarios. Además, en esos espacios de parques y centros comerciales, las zonas comunes sólo podrán usarse para el tránsito de personas y no para otro eventos o actividades comerciales.

11:30 horas. Sala de Prensa del Gobierno deCantabriaEl consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, informan sobre laevolución epidemiológica del COVID-19 en Cantabria.La comparecencia podráseguirse en streaming a través de las redes sociales Facebook y Twitter delGobierno de Cantabria y, además, habrá cobertura de nota, foto, sonido.
13 de enero de 2021
Fotografía: Silvia Bouzo

Además, esas superficies deberán tener un control de aforo y enviar, semanalmente, un informe a Salud Pública para dar cuenta de las cifras y datos que han registrado.

En el ámbito laboral, la novedad es que deberán permanecer cerradas las salas de descanso en las empresas, y los comedores y salas de reuniones sólo podrán tener ocupado un tercio de su aforo. Y en los vestuarios, ese aforo no podrá exceder el 50% de su utilización.

En el ámbito cultural también se produce un cambio. Todas las actividades que se desarrollen en lugares de ámbito cultural verán reducido su aforo a un 33% del habitual, incluyendo, monumentos, museos, cines, teatros o auditorios.

En las instalaciones deportivas se prohíbe el uso de los vestuarios, con la excepción de las piscinas. Y también se prohíbe la asistencia de público, tanto para entrenamientos como para competiciones oficiales.

Por lo que respecta al Turismo, esas instalaciones también deberán controlar el aforo que tienen, las personas que entran y enviar, de forma semanal, un informe a Salud Pública con todo los datos que obtengan.

Se prohíben los actos de más de 300 personas en Cantabria, y los que conlleven una asistencia de entre 30 y 300 deberán de contemplar los riesgos que pueden producirse, notificarlo a Salud Pública y esperar una autorización sanitaria para celebrarse.

Miguel Rodríguez explicó también que se prohíben las actividades en parques y playas entre las 20:00 de la noche y las 8:00 de la mañana.

Lo que no varía es la hora de cierre de establecimientos comerciales o de hostelería, por ejemplo, que sigue en las 21:30. Y en bares y restaurantes se mantiene la prohibición de consumir en su interior, así como el cierre de casinos o todo tipo de locales de apuestas y juegos de azar. La prórroga de estas medidas concretas es por el plazo de un mes.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, han explicado hoy, a la luz de la evolución de la pandemia en Cantabria, las medidas que se aplicarán de forma indefinida “hasta que la situación mejore”,  para “reducir la interacción social”, que es el medio fundamental de propagación de virus y “la única arma que ahora mismo tenemos, aparte de la vacunación, para frenar la expansión del Covid-19”.

Al borde del nivel 4, riesgo muy alto

“Un ingreso más en cuidados intensivos y Cantabria pasará directamente al nivel de riesgo muy alto”, tal y como sucedió ayer, cuando había 29 pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El director general de Salud Pública ha querido así insistir en la situación “crítica” de la región. “Hay que tomarse en serio las medidas” y “extremar las precauciones”, sobre todo el uso correcto de la mascarilla fuera del grupo de convivencia.

Con respecto a la variante del virus procedente del Reino Unido, Wallmann ha explicado que se propaga exponencialmente y que su contagiosidad es un 50% superior a la actual. “En números absolutos –ha matizado el titular de Salud Pública- significa que, si se acaba imponiendo esta variante, en un mes habrá ocho veces más casos, ocho veces más ingresos, ocho veces más pacientes en cuidados intensivos y ocho veces más fallecimientos”.

De hecho, en Cantabria, el laboratorio de microbiología de Valdecilla ha analizado hasta ahora un total de 458 casos de coronavirus, para intentar detectar esta variante. De ellos, 82, “a falta de confirmación definitiva”, son casi con toda seguridad de esa variante. Por eso, se han enviado a Valencia para su secuenciación y confirmación definitiva. En resumen, ha añadido, “el 13 % de las muestras aleatorias que hemos ido realizando sobre nuestros casos corresponden a esa variante”.

Wallmann también ha apuntado que, del total, 58 casos, se atribuyen a 9 brotes, de los que solamente 2 “tienen un vínculo directo con Reino Unido”.

El brote más significativo, 110 personas y 50 positivos

El brote más importante de estos 9, ha apuntado, tiene su origen en dos hermanos que venían de Londres a pasar la Navidad. Varias celebraciones familiares, incluido un cumpleaños, han generado un brote con 50 casos positivos y 60 contactos estrechos, que siguen bajo observación. Posteriormente, en palabras de Wallmann, Salud Pública ha detectado que 37 de esos 50 positivos corresponden a esa variante, es decir “el 100% de los que hemos podido buscar hasta ahora”. Los otros 12 están pendientes de resultado, ha concluido.

SE PRORROGA EL CIERRE PERIMETRAL

Por otra parte, Cantabria ha decidido prorrogar durante un mes más (30 días naturales) la limitación de entrada y salida del territorio de la Comunidad Autónoma y el toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas como consecuencia del aumento de los contagios por Covid que se viene observando en los últimos días y que sitúa de nuevo a la región al borde del nivel 4 de alerta (riesgo extremo).

El decreto que firma el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, se ha publicado esta mañana en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y tendrá vigencia desde las 00:00 de este sábado, día 16 de enero, fecha en la que vence la prórroga anterior, hasta las 00:00 horas del 15 de febrero, pudiendo prorrogarse, modificarse o quedar sin efecto en función de la evolución epidemiológica.

Durante este periodo, solo se podrá circular por las vías o espacios de uso público en horario nocturno para la realización de las actividades previstas en el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre. Por otro lado, se mantienen las mismas justificaciones para la entrada y salida de la Comunidad Autónoma, entre las que se encuentran la asistencia a centros sanitarios, el cumplimiento de obligaciones laborales, la asistencia a centros educativos, el retorno al lugar de residencia habitual o familiar y el cuidado de personas mayores.

El informe de la Dirección General de Salud Pública que motiva el presente decreto avala la “eficacia” de las medidas adoptadas hasta el momento en Cantabria para frenar la expansión del virus y, a diferencia de las prórrogas anteriores de 14 días, indica la conveniencia de ampliar el cierre perimetral y el toque de queda por un plazo “no inferior a las 4 semanas para obtener el resultado necesario”.

Dicho informe constata un “cambio de tendencia” en los indicadores epidemiológicos a partir del 25 de diciembre. Hasta esa fecha, la región venía registrando un descenso progresivo en el número de casos nuevos diarios y en la incidencia acumulada. Sin embargo, desde el día Navidad y hasta el 10 de enero la incidencia a 7 días ha pasado de 56,14 a 124,86 y la tasa de positividad ha crecido del 5,5 al 9,1%.

Además, la incidencia global acumulada en los últimos 14 días ha subido un 39,9% entre el 3 y el 10 de enero, de forma casi paralela al indicador de los últimos 7 días, que ha aumentado en ese mismo periodo un 36,9%. “La evolución de ambos indicadores de incidencia acumulada sitúan a Cantabria de nuevo en un escenario de rápido incremento de los contagios a nivel comunitario”, señala el documento de Salud Pública.

Esta situación, derivada de las fiestas navideñas, llevará al Gobierno de Cantabria a adoptar en los próximos días nuevas medidas sanitarias para frenar la escalada de contagios y evitar el colapso del sistema hospitalario.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.