Mujeres que cuentan llega a su fin con ‘A mí no me regales flores y ‘Medea a la deriva’

La clausura de esta muestra internacional de teatro será el viernes y el sábado en la Teatrería de Ábrego
Tiempo de lectura: 4 min

Después de seis semanas y otros tantos montajes la Muestra Internacional de Teatro Mujeres que cuentan llega a su fin el viernes 26 y el sábado 27 a las 20 h.

Dos propuestas procedentes de Extremadura, comunidad invitada este año junto al País Vasco y a las que se dedica especial atención ya que este ha sido uno de los ejes programáticos de esta VII edición.

El viernes se presenta A mí no me regales flores, en conmemoración del Día Internacional contra la violencia machista. A lo largo del soliloquio hablará del germen, de la infancia, de la educación sesgada de antaño y de la inocencia del «yo cuando sea mayor…» tratando de comprender el porqué de tanto mal; presentará su desarrollo, su evolución como persona, como mujer a medida que involuciona su dignidad y su identi­dad borradas por un hombre de tantos, uno de dos caras en una misma mone­da: la hipocresía del hombre de puertas para fuera y la maldad del hombre de puertas para adentro.

La obra mostrará su situación actual, «la situación actual en esta nuestra sociedad patriarcal en la que el machismo y la violencia de género siguen muy presentes y sus indeseables ten­táculos nos alcanzan y afectan en mayor o menor grado a todos, ellas y ellos, nosotras y nosotros. Si bien son ellas las víctimas; las que sufren. Las que mueren». explican los responsables del proyecto, que añaden que se trata de un drama real y cotidiano contado desde la ironía, el sarcasmo y el sentido del humor. Porque sin conflicto no hay drama y sin drama no hay comedia. Y la comedia es verdad y dolor, como esta historia basada en los hechos reales de miles de mujeres en todo el mundo».

Un texto de Jorge A. Guerra Burgoa, dirigido por Miguel Ángel La Torre e interpretado por Rocío Montero. Producción Atakama Creatividad Cultural.

MEDEA A LA DERIVA

El sábado será el turno de Medea a la deriva, una propuesta creada a partir de la novela gráfica de Fermín Solís. El autor en mayo de 2019, hacía llegar a la compañía este cómic, con una propuesta clara para que se atreviera a llevarlo a la escena. Después del éxito obtenido con el paso al cine de animación de su anterior novela gráfica Buñuel en el laberinto de las tortugas (Premio Goya 2020 y Premio de Cine Europeo a la mejor película de animación, además de varias nominaciones), Fermín quería indagar en el teatro, en la mezcla de cÓmic y teatro, pues no en vano su novela gráfica Medea a la deriva nace de un texto teatral: Medea, de Eurípides y algunas de sus múltiples interpretaciones, tanto en teatro como en cine. Y a ello se puso Maltravieso teatro, pensando en estrenarla tras su publicación, prevista para mayo de 2020. Pero llegó la pandemia, y los confinamientos, y las dificultades… y la publicación se retrasó un año.

Ahora, Maltravieso Teatro pone en pie esta pieza que surge de un cómic que, a su vez, surge de uno de los textos teatrales clásicos más representados, versionados e interpretados. Todo cabe y el reto es mantener un alto nivel de respeto por lo que se recibe y crear en libertad.

Los responsables del proyecto aclaran que «puede parecer un contrasentido, pero no lo es. Normalmente en teatro se transita del texto literario al texto espectacular, ese es el camino hacia el público. Ahora tenemos un recorrido ya vivido: del texto literario al cómic, otro público. ¿Y nosotros vamos a volver del cómic al teatro? Pues sí, porque esas viñetas guiarán la dramaturgia y no abandonaremos su esencia».

Añaden además que «abemos que Fermín Solís parte del final de la Medea que conocemos por Eurípides. Intuimos que Medea, después de humillar a Jasón desde las alturas, con los cadáveres de sus hijos junto a ella, sobre un carro alado y el anuncio de que los enterrará con sus propias manos en el templo de Hera, en la acrópolis de Corinto, para irse después a la tierra de Erecteo, a vivir en compañía de Egeo… algo no se ha cumplido. Lo sabemos porque nos la encontramos soportando el tremendo castigo que el Zeus de Fermín Solís ha dispuesto sobre un témpano de hielo. La clave está, seguramente, en la última intervención del Corifeo, que cierra la tragedia de Eurípides y que, combinadas varias traducciones, viene a decir: Desde el Olimpo Zeus gobierna muchos acontecimientos (…) Lo esperado no se llevó a cabo y de lo inesperado un dios halló el camino».

Interpretada por Amelia cuenta con dramaturgia y dirección de Isidro Timón.

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.