La plantilla de Unicaja en Cantabria muestra su rechazo al ERE en una concentración y se encamina a la huelga

A poco más de una semana para cerrarse el período de consulta, la postura inflexible de la entidad bancaria aleja cualquier opción de acuerdo
Tiempo de lectura: 2 min

La plantilla de Unicaja mostró hoy su rechazo al ERE planteado por la entidad bancaria en concentraciones de protesta convocadas en una docena de ciudades españolas, que en Cantabria ha sido secundada por 300 trabajadores frente a la sede de la antigua Liberbank en la Plaza Porticada de Santander.

La concentración, convocada por los sindicatos del comité de empresa UGT, CCOO, CSIF y CIC muestra la firme oposición de la plantilla de Cantabria, integrada por 380 trabajadores a “un ERE salvaje y desde todos los puntos de vista inaceptable», según precisó el presidente del comité de empresa de la entidad bancaria en la región, Pedro Damalia.

Damalia (UGT) recordó que los sindicatos de Unicaja han convocado este viernes 26 de noviembre una jornada de huelga a la espera de lo que suceda en una negociación del ERE que se cerrará dentro de poco más de una semana y en la que la entidad bancaria «mantiene una postura inflexible y propuestas inasumibles», recalcó el sindicalista.

Entre otras cuestiones, Unicaja plantea el despido colectivo de 1.513 trabajadores, 52 de ellos en Cantabria; una homologación salarial a la baja y la movilidad geográfica forzosa no ajustada al convenio colectivo y sin compensación económica alguna hasta los 75 kilómetros.

Las negociaciones sobre el ERE, que se están llevando estos días en Málaga, cuentan con la presencia como titular en la mesa de la comisión negociadora de José Luis Rivas, delegado de CCOO en Liberbank, que ha remarcado que «es fundamental la voluntariedad en este proceso y en las salidas y demás medidas que se llevarán a cabo en los próximos meses».

Respecto a las personas trabajadoras que podrían estar afectadas en Cantabria, Rivas ha subrayado que es «inadmisible» que la propuesta de extinciones de contratos deje fuera al colectivo de entre 50 y 55 años, que representan el 57,5% del total de la plantilla del banco en la Comunidad –son 224 personas-.

Por otro lado, Rivas ha denunciado que la propuesta «expone a una situación de riesgo a las personas menores de cincuenta años –que son 139 en Cantabria, el 35,73% de la plantilla- con indemnizaciones penosas» y, a quienes tienen más de 55 años, la empresa «les oferta salidas en condiciones inaceptables».

Rivas ha lamentado que «no haya un acercamiento que permita vislumbrar un acuerdo» y ha remarcado que los despidos que se plantean «no tienen unas condiciones dignas».

Además, Rivas ha denunciado que «se pretenda imponer una movilidad geográfica obligatoria y una homologación laboral que generará desigualdad entre la plantilla, al promover que haya trabajadores y trabajadoras de primera y de segunda».

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.