Recital y espasmo último sobre Charles Baudelaire

Tiempo de lectura: 3 min

«El Poeta se parece al príncipe de las nubes
que frecuenta la tempestad y se ríe del arquero;
exiliado en tierra, en el centro de los abucheos
sus alas de gigante le impiden caminar.”

Charles Baudelaire.

 

El sábado día 28 de enero, a partir de las 19 hrs, tendrá lugar en el CENTRO CULTURAL EUREKA, el homenaje a Charles Baudelaire, el último homenaje dentro de la tetralogía de “los locos cuerdos”, precedido de los homenajes realizados a Nicanor Parra, Leopoldo María Panero y Charles Bukowski.

Cuando echaron a andar esos locos cuerdos por Santander, algo cambiaba con ellos a cada paso, no se trataba precisamente de las escaleras mecánicas que tanto fascinaron a Bukowski, ya que le permitía pasear, fumar y echarse unos tragos de blanco de solera al mismo tiempo, ni de la contemplación por la bahía que tanto amaba Nicanor Parra, no como Leopoldo María Panero que se recluía en la pensión y bajaba a fumar a la alameda de Oviedo sentado en un banco con la bolsa de Lupa llena de coca colas templadas, nada de eso era.

Se trata del mundo, de un mundo que se contorsiona, que convulsiona, que escupe a sus hijos y castiga su altanería, se trata del desorden dentro del supuesto orden desmoronándose un día cualquiera como el Hotel Bahía, o el estallido de un navío ante la multitud, se trata de reinventarse a cada paso para continuar con vida, pero esta vez en serio. Los “Locos Cuerdos” son cuatro faros dentro de una sociedad que ellos supieron detectar, reconocer y explicar como nadie había explicado, son la pulsión dentro de lo lineal, son el grito ante la monotonía absoluta.

Charles Baudelaire es el último de estos locos cuerdos, él que padeció la modernidad y la sostuvo con su poesía, conoce las trampas de nuestra era, transgresor, revolucionario y maldito, se sumergió en las profundidades del vaso y aspiró todos los rincones de Montmartre, se acostó con la muerte y desafió ríos descendiendo entre sus muslos, cantó al albatros y adoró al gato, tiñó su mirada de mar y el mar le devolvió a tierra para contar los placeres más elevados y a la vez ocultos del alma.

Crítico, periodista y escritor que se consagró con Las Flores del Mal y tradujo a Edgar Allan Poe, romántico y decadente que supo encarnarse como símbolo de toda una corriente literaria, desde Mallarmé, Verlaine, Rimbaud, hasta Proust, André Bretón o Rubén Darío.

El próximo día 28, sábado, a las 19:00 horas, tendrá lugar en el CENTRO CULTURAL EUREKA un homenaje distinto a Charles Baudelaire, un grupo de artistas recitarán sus poemas y escenificarán su obra, Francisco Palacio, Avalon, Isidro Ayestarán, Mikel Lado Peña, Lady Afriken, Charo Pérez de la Puente, Víctor Bardal, Juan Díaz Alés y Juanjo Galíndez. Al tratarse del último homenaje programado dentro de la “tetralogía de los locos malditos” también se ofrecerá un recital sobre los cuatro poetas homenajeados, Nicanor Parra, Leopoldo María Panero, Charles Bukowski y Charles Baudelaire, la mañana del día siguiente, domingo 29, a cargo de Francisco Palacio y Juanjo Galíndez.

 

Nota: Texto escrito por JUANJO GALÍNDEZ

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.