“Es importante que las alumnas sepan lo que estamos haciendo en Cantabria»

Centros como el CTC cuentan con mujeres en puestos directivos e instalaciones de referencia como el laboratorio marino El Bocal.
Tiempo de lectura: 4 min

Fue puro sentido práctico: hacía falta un espacio donde probar como resistían los materiales, y los sitios para hacerlo eran escasos o lejanos. Resulta que el mejor test de estrés estaba ahí al lado, en el mismo mar Cantábrico. Allí está desde hace una década el laboratorio marino El Bocal, del Centro Tecnológico CTC.

Fue puro espíritu de colaboración: en la zona está también uno de eses referentes no siempre conocidos como se merece, el IEO, el Instituto Español de Oceanografía, continuación del legado del cántabro Augusto González de Linares.

A partir de ahí, trabajar, testar materiales y comprobar si el mar, el salitre o la corrosión afectan a piezas de metal, a pinturas, etc.., en sectores tan competitivos y expuestos a la innovación como la pintura naval, la fabricación de barcos, etc…

En él trabajan  Verónica González de Lena;  mánager del área de Industria y Energía; y Beatriz Sancristóbal, que de hecho es la  directora general de CTC,. En la semana en que se celebra el Día de la Niña y la Mujer en la Ciencia, nos expusieron en EL FARADIO su trabajo y trayectoria.

FOMENTAR VOCACIONES

Según el estudio «Científicas en Cifras 2023», un análisis bienal realizado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, la formación universitaria sigue presentando un claro desequilibrio de género por ramas de enseñanza. Las mujeres representan casi 3 de cada 4 estudiantes en los estudios vinculados con Ciencias de la Salud (el 71,8%), frente al 26,5% en Ingeniería y Arquitectura, rama especialmente masculinizada. Estas brechas se trasladan, por una  mera cuestión de probabilidad, a las dificultades a la hora de acceder a puestos directivos o enfocar la propia carrera profesional, y muchas veces es por falta de referentes que permitan visualizar que es posible.

“Es importante que las alumnas sepan lo que estamos haciendo en Cantabria, lo que pueden hacer desde aquí y todas las posibilidades profesionales que existen asociadas a las titulaciones científicas”, indica Beatriz Sancristóbal.

Ingeniera Industrial por la Universidad de Cantabria, Beatriz Sancristóbal es una de las pocas mujeres al frente de un centro de investigación tanto en la región como en todo el país.

Actualmente, el Ministerio de Ciencia e Innovación reconoce 79 Centros Tecnológicos (CT) y Centros de Apoyo a la Innovación Tecnológica (CAIT) en España. Entre ellos, tan solo once cuentan con una mujer como directora general.

“A pesar de que cada vez hay más directivas, sobre todo en los centros tecnológicos, todavía tenemos mucho camino por recorrer”, considera.

En CTC, además de las investigadoras que lideran proyectos, la directora general, una mánager de área y la responsable de Personas y Servicios Corporativos son mujeres. “Es fundamental que existan referentes femeninos”, manifiesta Verónica Gonzáles de Lena. La coordinadora del equipo de “Industria y Energía” cree que visibilizar a las mujeres en los puestos más relevantes de las organizaciones “permite a las niñas verse en el futuro haciendo algo que consideran apropiado para ellas también”.

Por su parte, David Aguirre, responsable de Jóvenes de CCOO de Cantabria, tras el análisis de los datos de matriculaciones en la Universidad de Cantabria (UC) para el curso 2023-2024 que el sindicato ha extraído del Servicio de Gestión Académica de la universidad, detallaba que las mujeres solo representan el 25,4% del estudiantado de la rama de ingeniería y arquitectura, mientras ocupan el 68,3% en la rama de ciencias de la salud, «de modo que vemos cómo permanecen ligadas a sectores muy relacionados con los cuidados, en tanto ellos se desarrollan en sectores técnicos», ha apuntado Aguirre.

La formación especializada, por su parte, desliza datos similares: solo el 33,8% de las personas matriculadas en algún estudio de máster universitario de la rama científica –ciencias, ciencias de la salud e ingeniería y arquitectura- son mujeres -el 32,3% si eliminamos de la ecuación a la rama de ciencias de la salud-.

En el desglose de datos por rama, la presencia femenina en los grados de ciencias –física, matemáticas y el doble grado de las dos- es del 45,1%, frente al 34% de mujeres que estudian un máster relacionado. Un 44,6% de las personas estudiantes de algún máster relacionado con ciencias de la salud son mujeres, aunque en el caso de los grados –como enfermería o medicina-, sean amplia mayoría. En ingenierías y arquitectura, sin embargo, representan al 32,1% de estudiantes de máster, 7 puntos porcentuales más que en el caso de las titulaciones de grado.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.