Menchu Gutiérrez dialoga con la obra de Chema Madoz en la Caverna de la Luz

Tiempo de lectura: 4 min

Durante todo este mes de febrero, una fotografía de Chema Madoz, alumbra el escaparate de La Caverna de la Luz, en la calle del Sol de Santander.

Este año, la galería (escaparate, espacio de encuentro, foco cultural) inicia un programa de actividades complementarias  que se inaugura este miércoles 14 de febrero con la participación de Menchu Gutiérrez.

El encuentro se centrará en la lectura de sus textos sobre la obra del fotógrafo y su colaboración en el Proyecto Patagonia, que dio fruto a la imagen que se muestra este mes en LCDLuz. Además, se visionarán varios libros sobre la obra del artista, a propòsito de las lecturas que vayan surgiendo.

MENCHU GUTIÉRREZ

Menchu Gutiérrez es poeta, novelista y ensayista, además de traductora de múltiples autores como Edgar Allan Poe, William Faulkner o W. H. Auden. Ha impartido talleres literarios y cursos en universidades como la Complutense de Madrid, la UNAM de Ciudad de México, la Internacional Menéndez Pelayo o la Universidad de Cantabria y ha organizado seminarios interdisciplinares en centros culturales como La Casa Encendida o La Fundación Botín.

Suyo es el texto que acompaña la fotografía expuesta en el escaparate de la luz:

«El deseo es la luz, y la lámpara es el animal devorador de ascuas que ahora duerme.
El interruptor deberá recordarnos que, como el fuego, la luz debe ser conquistada, y que el regreso a las sombras forma parte de esa conquista.
Frotar la lámpara.
El vientre de la lámpara está lleno de remolinos de humo, y en el centro de los remolinos hay una hoguera.
Apagada o encendida, la hoguera dialoga con nosotros. Como la cera de la vela apagada, la calidad silente de la hoguera apagada enciende los sonidos de la imaginación.
La pantalla de la lámpara es el territorio del ensueño; en ella se proyecta el diálogo de la luz y de las sombras en forma de jeroglíficos. Bajo su advocación, el territorio luminoso se enmarca sobre la mesa: la luz es testigo de las manos que pasan las páginas del libro; la tinta luminosa dialoga con su otra mitad, con la oscura tinta de su hermana.
La lámpara cumple con su labor: administra el reino de la luz, dispone auroras y crepúsculos.
Pienso en el pelaje animal que protege del frío de la sombras, en el animal de la lámpara: se incorpora sobre sus patas, se despereza un instante y, después, anida en la oscuridad e incuba el tiempo de la luz. Mientras tanto, sueña en los remolinos de humo.
Es la hora del lubricán».

CHEMA MADOZ

Chema Madoz nació en 1958 en Madrid, su nombre real es Chema Rodríguez Madoz, entre los años 1980 y 1983 cursó Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid que simultanea con los estudios de fotografía en el Centro de Enseñanza de la Imagen. La Real Sociedad Fotográfica de Madrid expuso la primera muestra individual del autor en el año 1984. En 1988 la Sala Minerva del Círculo de Bellas Artes (Madrid) inauguró su programación de fotografía con una exposición de sus trabajos. Dos años después, en 1990, comenzó a desarrollar el concepto de objetos, tema constante en su fotografía hasta la fecha.

En el año 2000 recibió el Premio Nacional de fotografía. Y en el año 2014 el Premio de Fotografía Piedad Isla. También ha recibido en 1991 el Premio Kodak y en el año 2000 los Premios Higasikawa Overseas Photographer del Higasikawa PhotoFestival (Japón) y el Premio PhotoEspaña. Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en 2013. La editorial Art-Plus edita en 1995 su primera monografía, Chema Madoz (1985-1995).

En 1999 el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía inaugura la exposición individual Objetos 1990-1999, primera exposición retrospectiva que este museo dedicaría a un fotógrafo español vivo. Igualmente, ese mismo año el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela realiza una exposición individual de su trabajo.

Desde entonces ha expuesto en varias galerías y centros de arte como, el Canal de Isabel II, la Fundación Telefónica, CaixaForum, el Centro Pompidou de París, el Netherland Photomuseum de Rotterdam, la Fundazione M. Marangoni de Florencia, el Museo de Bellas Artes de Caracas o el Fotofest de Houston, entre otros. En Cantabria ha expuesto en la Sala Robayera de Miengo y en Santander en la Galería Siboney, en la Librería Gil y, ahora, en La Caverna de la Luz.

Su obra está presente en importantes colecciones públicas y privadas como la del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Fondos de Arte del Ministerio de Cultura de Francia, la Colección Hemés, la Fundación Juan March, la Fundación Telefónica, la Fundación Coca-Cola, el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, el IVAM, el Ministerio de Cultura, la Colección Fotocolectania, el Fine Arts Museum de Houston, la Fundación María Cristina Masaveu Peterson o la Colección Margulies, entre otros.

En 2013, RTVE estrenó el documental «Imprescindibles – Chema Madoz, regar lo escondido».

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.