«Debemos determinar qué necesidades de producción tenemos y obtenerla con un menor uso de recursos»

El coordinador de Izquierda Unida en Cantabria, Israel Ruiz Salmón, (formación integrada en Sumar de cara a las elecciones) trata de llevar la conversación hacia los temas que se deciden en Europa y afectan al mercado laboral
Tiempo de lectura: 4 min

Desde Sumar, el partido donde se engloban muchas formaciones de izquierdas, se intenta avanzar especialmente en derechos laborales. Tiene su lógica. La persona que lidera esta formación política es Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo. Por aquí va buena parte de la conversación con Israel Ruiz Salmón, coordinador de Izquierda Unida en Cantabria, en una entrevista concedida a EL FARADIO DE LA MAÑANA.

Ruiz Salmón pone mucho énfasis en que en la Unión europea se deciden muchas cosas que después se aplican en España y en Cantabria. Tiene que ver con el mix eléctrico, con las cuotas que se aplican a los barcos pesqueros, con las ayudas de la PAC que llegan hasta el sector primario, pero también con los derechos y libertades de los que gozamos en Europa, y que también están en riesgo, como en otros muchos lugares del mundo. Esto lo vincula al discurso de la extrema derecha, que denomina como «una internacional del odio que ni siquiera representa a todas las personas que votan» por esas opciones electorales.

En realidad, lo que ve el líder de Izquierda Unida es que el hacer ruido tiene como intención ocultar que hay una «ausencia de propuestas» que busquen soluciones para la ciudadanía. Y es aquí donde pretende focalizar el discurso una izquierda fragmentada y sin una gran expectativa de resultados, pero que pretende salvaguardar ese espacio político.

A Ruiz Salmón le parece que estas elecciones son una muy buena oportunidad para hacer pedagogía. La dificultad, en los tiempos que corren, es que «la pedagogía requiere más tiempo que un vídeo de TikTok». Sin embargo, es el momento de que la ciudadanía se de cuenta de hay muchas decisiones en la Unión Europea que afectan a nuestra vida diaria, no todas dependen del presidente del Gobierno central , de la presidenta del Ejecutivo autonómico o de la alcaldesa o alcalde de turno.

Ejemplo de ello es el sector primario. Numerosas protestas en los últimos tiempos, pero es en Europa donde se deciden muchas de las políticas que después tienen que aplicar ganaderos, agricultores y pescadores en su trabajo. Si luego quien ejecuta el asunto económico no lo hace en tiempo y forma, ya no es un problema de Europa. se refiere aquí Ruiz Salmón a los fondos de la Política Agraria Común que el Gobierno de Cantabria no tramitó en 2023.

También señala que la Ley de Cadena Alimentaria aprobada en España sirve para que los productores del sector primario no tengan que vender a pérdidas, pero es algo que sigue sucediendo. Y recuerda que esa ley salió adelante pese a la oposición de PP y VOX, partidos que se declaran firmes defensores de este sector económico.

Luego está el tema del cambio climático, un tema completamente transversal. Ruiz Salmón dice que «los trabajadores del sector primario son conscientes de que hay un cambio climático y que les está afectando», aunque después haya unos pocos que «hacen mucho ruido y a veces gana eso».

Precisamente por este problema medioambiental, la industria es otro de los sectores a los que hay que permanecer muy atentos, y ver el avance de la descarbonización, otro objetivo importante y en el que Sumar también pone el acento.

Por un lado, está el problema de la desindustrialización en Europa, en España y en Cantabria, pero también la manera de producir y de consumir que tenemos. Ruiz Salmón defiende que se necesita tener claro lo que es necesario para la sociedad, y fabricarlo usando cada vez menos recursos. Remarca que vivimos en un «planeta finito» y que hace falta una verdadera transición para que el futuro no se llene de conflictos por los recursos, ya sea materias primas de alto valor o algo tan básico y esencial como el agua.

Por supuesto, todo esto debe incluir en el debate las condiciones de las trabajadoras y trabajadores. La reducción de la jornada laboral es uno de los temas que Sumar también quiere debatir en Europa, por una cuestión de ampliar derechos y por mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar. Y también reconocer derechos a trabajadores específicos como los raiders, otra de las medidas impulsadas desde el Gobierno central en la pasada legislatura.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.