Subir

Top

0

Uno de cada cuatro cántabros no conoce a Ignacio Diego

31 de mayo de 2013. POR

El 26,8% de los cántabros no acierta a decir su nombre o admite no saber quién ocupa la Presidencia del Gobierno de Cantabria. Dos años después de las últimas elecciones autonómicas y en el ecuador de su primera legislatura, más de uno de cada cuatro cántabros no conoce a Ignacio Diego, el presidente de Cantabria.

Es uno de los datos más llamativos del último barómetro autonómico del CIS para nuestra región, que contiene mucha información sobre la opinión de los ciudadanos, tanto sobre la gestión del Ejecutivo regional, como de la oposición, las instituciones, los partidos, la situación económica, el modelo de Estado y cuestiones identitarias.

En ese último estudio del CIS para Cantabria, realizado entre los meses de septiembre y octubre de 2012, son más los que piensan que la actuación de Ignacio Diego ha sido “mala” o “muy mala” (un 26%), que los que califican la misma de “buena” o “muy buena” (un 21,3%).

Al entrar a valorar las cualidades del presidente Diego, los cántabros creen que tiene poco o nada de “eficacia” y “simpatía”, pero bastante o mucho de “inteligencia”, “experiencia”, “prudencia” y “honradez”.

A un 57,8% de los cántabros, el presidente Ignacio Diego les inspira poca o ninguna confianza, y aunque el Ejecutivo que preside haya demostrado “honradez” y “conocimiento de los problemas de Cantabria”, consideran que no ha tenido “eficacia”, ni “capacidad para defender los intereses de la comunidad”, ni de “diálogo”,  ni de “comunicarse con la gente”.

A la hora de calificar la gestión del Gobierno regional desde las últimas elecciones de mayo de 2011, un 40,3% considera que ha sido mala o muy mala; aunque peor aún califican la actuación de la oposición, que se lleva el suspenso del 40,8%.

Además, la mayoría de los cántabros cree que el Gobierno de Cantabria mantiene en la actualidad una relación de subordinación al Gobierno de España (37,3%), frente a un 35,3% que opina que hay colaboración entre ambos ejecutivos.

Las políticas del Gobierno de Cantabria con mejor percepción de los ciudadanos son, en este orden: la Seguridad Ciudadana, las Infraestructuras y la protección del Medio Ambiente. El Ejecutivo regional suspende en políticas contra el desempleo (un 95,3% cree que su actuación es “mala” o “muy mala”), en Economía, Educación, Sanidad, Vivienda e Inmigración.

Aunque mayoritariamente creen que la oposición lo hubiera hecho “igual” –de mal-, manifiestan una mayor confianza hacia la oposición en materias como Educación, Sanidad, Medio Ambiente, e Infraestructuras. Los cántabros creen que la oposición lo habría hecho “peor” en Economía, Vivienda y Seguridad Ciudadana.

En cualquier caso, los cántabros perciben que la “buena o mala marcha” de los principales asuntos depende del Ejecutivo central, por supuesto en Economía, pero incluso en competencias transferidas como Sanidad o Educación. Al Ayuntamiento sólo le otorgan cierta responsabilidad en Seguridad Ciudadana o Vivienda, aunque siempre por detrás del Estado.

Y es que un 92% cree que las decisiones del Gobierno central afectan mucho o bastante, por sólo un 88,3% que consideran lo mismo del Ejecutivo autonómico y un 83,3% de sus ayuntamientos.

También a la hora de juzgar la tarea de los parlamentos, los cántabros penalizan más a Madrid, sobre todo al Senado. Un 35,6% considera mala o muy mala la tarea de la Cámara Alta, por un 26,8% del Congreso de los Diputados y un 19,3% que suspende la tarea del Parlamento de Cantabria (frente a un 17,3 que la aprueba).

SITUACIÓN POLÍTICA Y ECONÓMICA

Un 55,3 % de los encuestados califica la situación política de Cantabria de “mala” o “muy mala”, frente sólo un 5% que opina que es buena, aunque  la mayoría (un 42%) piensa que es mejor que la del conjunto de España.

También sobre la corrupción, los cántabros creen mayoritariamente que hay menos casos que en otras comunidades autónomas (un 46%), frente a los que creen que hay más o menos igual de casos en Cantabria que en el resto de España (38,3%).

Así, consideran que donde más extendida está la corrupción es en la política nacional (un 84,6% cree que está bastante o muy extendida, por sólo un 48,8 % que la ve en la política autonómica, y un 42% en la política local.

En cuanto a la situación económica de la región, el 77,6% cree que es “mala” o “muy mala”, el 60,8% cree que es “peor” o “mucho peor” que hace un año, y un 55,8% diría que la crisis económica está notándose “más o menos igual” que en el conjunto de España.

El principal problema de los cántabros es el paro (79,6%), seguido de los problemas económicos (25,4%) y los políticos en general (16,7%). La sanidad, la educación y las pensiones son las siguientes inquietudes más importantes.

Un 20% de los hogares cántabros declaran unos ingresos mensuales entre menos de 300 euros y 900 euros, un 26,6% no llega a los 1.600 euros de ingresos en el mismo hogar, y sólo un 12% tiene una situación más desahogada, con ingresos entre 1.800 y 3.000 euros.

La mayoría (34,6%) considera su situación económica actual como “mala” o “muy mala”, aunque todavía queda un 25,3% que admite una situación económica personal “buena” o “muy buena” (el 0,8%).

Las principales causas del desempleo para los cántabros son la crisis económica internacional y la política económica del Gobierno central, por encima de la política económica del Gobierno de Cantabria, el comportamiento de los empresarios o la actuación de los sindicatos.

TIERRA DE PENSIONISTAS, PARADOS Y AMAS DE CASA

Para superar esta crisis, los cántabros creen que la economía de Cantabria está “poco” o “nada” preparada. Y no es de extrañar, a juzgar por la condición socioeconómica del INE – Instituto Nacional de Estadística- en la que se sitúan los encuestados.

Así, el estrato mayoritario es el de los jubilados y/o pensionistas (29%), seguido por el de los parados (20,3%), y el del trabajo doméstico no remunerado – Amas de casa- (10,3%).

Los siguientes grupos socioeconómicos de la región serían: Obreros no cualificados (8,8%), Empleados de oficinas y servicios, y Técnicos y cuadros medios (5,8%).

Obreros cualificados (5%), Directores y profesionales (4,5%) y Estudiantes (3,3%) son más que los Pequeños empresarios (2,5%).

CONSUMEN NOTICIAS, PERO NO ESTÁN INFORMADOS

Los cántabros se consideran poco o nada informados sobre las principales instituciones regionales. Así responden en un 86,2% sobre el Parlamento de Cantabria, en un 74,8% sobre el Gobierno regional y, en menor medida, un 64,8 % sobre sus ayuntamientos, las instituciones más cercanas.

Y no es porque no consuman noticias. Un 57,5% escucha o ve las noticias en la radio o la televisión todos los días, aunque un 40,3% confiesa que no lee el periódico nunca, ya sea en papel o en Internet.

La mayoría (83,5%) obtiene información sobre la política o la sociedad en páginas de medios de comunicación, aunque cada vez más en blogs y foros de debate (17,3%) y páginas de organizaciones ciudadanas o movimientos sociales (7,9%).


logo_black-bird

Empresas Amigas