Subir

Top

0

La oposición de Santander pide que se exima de la OLA a las trabajadoras de la dependencia

28 de noviembre de 2018. POR

La totalidad de la oposición del Ayuntamiento de Santander solicitará mañana, en el pleno municipal que se celebra cada último jueves del mes, que se exima a las trabajadoras de la dependencia del pago de la OLA en la ciudad.

La moción, presentada en nombre de las Delegadas Independientes del Comité de Empresa de la UTE SAD Cantabria, reclama la importancia de esta excepcionalidad teniendo en cuenta el carácter esencial de su actividad, además de sus condiciones económicas.

(Foto: Carlos Atienza)

Las trabajadoras reclaman que se les exima del pago de la LA y de la obligación de mover el vehículo cada dos horas como a otros colectivos (Foto: Carlos Atienza)

Y es que el sector de la Ayuda a Domicilio representa a una de las más relevantes prestaciones del Sistema de Servicios Sociales, cuyo objetivo principal es prestar colaboración doméstica, social, psicológica y rehabilitadora en personas o familias que se hallan en situación de especial necesidad.

Se trata de 80 empleadas que trabajan como auxiliares de ayuda a domicilio, y que prestan sus servicios de 7 a 22 horas de lunes a domingo. Además, estas trabajadoras–un 99% son mujeres, muchas de ellas extranjeras y con familias mono parentales- son uno de los colectivos laborales más precarios que hay en Cantabria.

Sus salarios oscilan entre los 500 y 800 euros, y en los últimos dos años apenas han incrementado un 0,16% en 2017 y un 1,1% en 2018, razón por la que han protestado en multitud de ocasiones ante el Gobierno de Cantabria.

Además, el convenio colectivo del sector solo les costea el kilometraje entre usuario a 0,19 céntimos el kilómetro y no se abordan los gastos que genera el aparcar en el casco urbano.

Por este motivo, las trabajadoras han solicitado que se les incluya dentro de los colectivos exentos a pagar la tarifa de la OLA, así como a la obligatoriedad de tener que mover el vehículo de zona cada dos horas.

Las empleadas denuncian que el incremento de precios de impuestos de circulación, parking y de la OLA les supone un “desembolso inasumible”, y que el obligado cambio de ubicación del vehículo “supone en retraso” en el cumplimiento de los servicios que afectan directamente a los usuarios. Muchos de ellos son personas con severa dependencia que solo cuentan con esta ayuda.

A esta reivindicación le han dado voz los grupos PSOE, PRC, IU, Ganemos, así como los concejales no adscritos Antonio Mantecón y Cora Vielva.


logo_gil

Empresas Amigas