Subir

Top

0

Las mujeres más jóvenes ‘tiran’ del primer asalto del 8 de Marzo

8 de marzo de 2019. POR

Un tono festivo, con bailes y canciones, ha predominado por la mañana en las primeras acciones de la huelga feminista con motivo del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, con un marcado liderazgo de las mujeres más jóvenes.

El pasacalles del 8M

 

Carteles como «Manolo, hazte la cena solo», alusiones a sentencias judiciales o a casos de agresiones sexuales podían leerse en una marcha que comenzaba en la glorieta de Tetuán, junto a una feminista estatua de la Sardinera y que se ha convertido en una manifestación por el Paseo Pereda, la principal arteria de Santander.

Es la cita previa a la gran manifestación que será a las 19.00 horas desde la glorieta de Cuatro Caminos hasta el Ayuntamiento de Santander, si bien entre medias habrá, a las 13.00 horas una concentración en el Ayuntamiento, y a las 14, comida popular y performance varias en la Plaza Porticada.

El Santander más tradicional había amanecido feminista,con la estatua de la sardinera, mujeres emblemáticas en la historia de la ciudad, ataviada con un mandil y un pañuelo con el color morado que simboliza el movimiento feminista. Por las redes y whatsapp, recordaban que ellas, de un sector precario en su momento, hubieran hecho huelga.

Participantes en el pasacalles del 8 de Marzo

A la marcha asistían mujeres, hombres, familias, ciudadanos de todo tipo, y activistas históricas del feminismo en Cantabria, como Marta Peredo, junto a cabezas visibles de movimientos por la igualdad, como Kiara Brambilla, presidenta de MUJOCA y ALEG; Mar Sangrador, de movimientos anticapitalistas y de las Asambleas Abiertas Feministas de Cantabria; Gema Martínez, de Las Gildas.

Además de políticas como la socialista Ruth Carrasco, directora del Instituto Nacional de la Junventud (INJUVE, del Ministerio de Sanidad), Sara Gómez, concejala de Equo en Miengo, o el candidato de Izquierda Unida Cantabria a la Presidencia de Cantabria, Israel Ruiz salmón.

 

En la Universidad, previamente, se había celebrado una performance en la que un grupo de mujeres jóvenes ‘jugaron’ al «yo nunca» –que en realidad es un «a mí me ha pasado»— planteando expresiones machistas que han tenido que escuchar en alguna ocasión, como «yo nunca me he sentido presionada por un hombre para hacer algo» o «yo nunca he recibido instrucciones de un hombre para aparcar»

«SOMOS LA MAYORÍA»

Ana Bolado, de la Comisión 8 de Marzo, elogiaba la presencia juvenil y evocaba la figura de las rederas como mujeres trabajadoras y empresarias que tiraban de su hogar.

«No estamos hablando de los derechos de una minoría, somos la mayoría de este país y estamos pidiendo los mismos derechos que la minoría, que sois los demás», aseveraba, recordando ya la convocatoria actual de huelga y llamando la atención sobre el peso dominante de la mujer en los cuidados de niños y mayores en el hogar, reclamando más corresponsabilidad en estas tareas. Los cuidados son, precisamente, uno de los ejes de la huelga.

Mercedes Boix, de Cantabria por lo Público, ensalzaba esta «ola que crece» y se mostraba «emocionada» con la «gran cantidad de mujeres jóvenes que asisten». «Podemos estar tranquilas de que tenemos el recambio generacional», añadía.

UNA «CONTESTACIÓN CLARA» A LOS MENSAJES MACHISTAS

Por su parte, la socialista Ruth Carrasco, directora del INJUVE –una de las políticas cántabras con más responsabilidades institucionales en este momento, al estar gestionando este departamento dentro del Ministerio de Sanidad–, advertía de que esta tarde habrá una «contestación clara» a los mensajes «machistas de las derechas» y urgía a «no dejar pasa nada» de machismo. «Ni un comentario más ni nada», recalcaba.

Desde Izquierda Unida, su candidato Israel Ruiz Salmón apelaba a la «demanda de más democracia, más igualdad» y a la lucha de las mujeres «en la calle y donde haga falta», incidiendo en el liderazgo del movimiento feminista en la agenda política actual.

LAS MUJERES PERIODISTAS ALZAN SU PROPIA VOZ

Las mujeres periodistas han vuelto a parar este año y marchar con una pancarta específica, para recordar las condiciones de precariedad o el techo de cristal en el sector, como exponían Cristina Muñoz o Jéssica Quintero.

La propia Eva Mora, redactora de EL FARADIO, participaba en la huelga recordando que «paramos por todas», no por las circunstancias de cada una.

Y hacía énfasis en situaciones de precariedad, también en el sector de la prensa, que debe ser un «foco de luz» para el cambio social y la visibilidad de los problemas de las mujeres.

Gema Agudo, periodista en el gabinete de prensa del Gobierno de Cantabria, mostraba su temor a este momento «muy raro y oscuro» en el que creen que las profesionales del sector tienen que «desbrozar la senda».

Por parte de EL DIARIO MONTAÑÉS. Pilar González recordaba que este paro ya se hizo el año pasado, y criticaba tanto el «negacionismo» como el «subirse al carro». Este viernes el periódico divulga una foto de mujeres periodista.

LA RETRANSMISIÓN EN FACEBOOK


Frunfo Films

Empresas Amigas