Subir

Top

0

Se abre la temporada en la Vía Ferrata de La Hermida

6 de abril de 2019. POR

Con la llegada del mes de abril se ha inaugurado la temporada de rutas en La Hermida, con la apertura de Vía Ferrata que, durante los meses de invierno, se encuentra clausurada.

Esta zona de La Hermida, en Liébana, acoge visitantes durante todo el año pero la empresa que gestiona las instalaciones, y que la construyó e inauguró en el año 2010, comienza ahora la temporada alta en esta serie de actividades de montaña.

Después del invierno, llega la temporada de volver a la montaña.

Desde su inauguración, miles de personas han pasado por la vía ferrata y cada año se han incorporado novedades y nuevas instalaciones para que todos los públicos puedan disfrutar. De hecho, en el año 2012, se construyó la ruta de Los Puentes un recorrido más dinámico y atractivo que permitió dar un salto espectacular respecto al número de usuarios, alcanzando los 8.000 en 2016.

En estos nueve años, el trazado de cada recorrido se ha equipado sin medios auxiliares, transportando el material utilizando los sherpas de la compañía y sin utilizar medios mecánicos ni de elevación.

Entre las actividades que se llevan a cabo destacan las rutas por senderos y barrancos, así como rutas libres –no es inscribirse para realizar la actividad, ya que es libre y gratuito para los que cuenten con material indispensable (casco, arnés de seguridad, mosquetón), y también disponen de una variedad de visitas guiadas.

ITINERARIOS DE RUTAS Y BARRANCOS

Entre los itinerarios que se pueden realizar en la Ferrata de La Hermida, destacan varios que se diferencian por su duración, dificultad y material necesario para poder realizar la actividad con toda seguridad.

Por ejemplo, la Ruta por los Puentes​ se tarda en recorrer entre tres y cuarto horas, con una dificultad media-alta, para la que recomiendan contratar guías a quienes desconozcan la actividad.

Para los barrancos con cascada es necesario saber nadar.

Sin embargo, la Ruta Cueva Ciloña​ tiene una dificultad menor aunque el trayecto dura cinco horas y una más suave es la del Pozo del Milar​, con una duración de entre una hora y dos con una dificultad media, aunque con ligeros desplomes por algunos tramos.

Hay otras opciones como Via Ferrata Peñarruscos, que, aunque cortas, tienen una altísimo dificultad, no recomendada para inexpertos.

En cuanto a los barrancos en Liébana que han adaptado el recorrido, también en la página web de Vía Ferrata se pueden catalogar por duración, dificultad y material necesario para poder realizar el descenso de barrancos con toda seguridad.

Está el caso de Barranco Navedo​ y el barranco de Cicera, que tienen una duración de más de dos horas y una dificultad media pero para los que es absolutamente necesario saber nadar, ya que en la travesía central hay 3 rápeles y alguno de ellos es volado, una cascada de 20 metros y zona de toboganes.


logo_ko

Empresas Amigas