Subir

Top

0

El alto coste del soterramiento de las vías divide a los partidos

18 de mayo de 2019. POR

Infografia de la reordenación ferroviaria presentada por Fomento en la etapa de Iñigo de la Serna (PP)

Una de las cuestiones que preocupan en Santander es el modo en el que se utilizará el espacio que dejará la reordenación ferroviaria, desde la Plaza de las Estaciones hasta el centro de salud de Castilla-Hermida que, en total, generará un nuevo espacio de unos 85.000 metros cuadrados de superficie en dos niveles.

El pasado viernes, el consejo de Ministros aprobó la firma del convenio con un coste de 187 millones, de los que 137 serán aportados por ADIF, y que el resto asumirán entre el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander.

Una de las cuestiones más debatidas es cómo se utilizará este espacio, pero sobre todo hay posiciones contrapuestas sobre la obra, en la que no se contempla un soterramiento como en otras ciudades, sino una cubrición de las vías, generando un volumen en ese espacio al que se oponen algunos partidos y vecinos.

Por un lado, el candidato del PSOE a la alcaldía de Santander, Pedro Casares, explica que la obra podría ser “una gran oportunidad” para Castilla-Hermida porque “durante mucho tiempo han estado aquejados de una gran falta de espacio deportivos, culturales, dotaciones o de zonas verde” y creen que esta reordenación “le da una oportunidad”.

Sin embargo, Casares afirmaba recientemente en una entrevista en EL FARADIO DE LA MAÑANA que, para ser “honestos” con los ciudadanos, hay que «asumir que el proyecto histórico» del soterramiento es «hoy prácticamente imposible de hacer” e “insostenible”, porque requiere una inversión de más de 600 millones de euros.

La posición del PSOE de Santander concuerda con el planteamiento general del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de dar continuidad a los proyectos de la etapa anterior, con Iñigo de la Serna (PP), al frente del mismo departamento, cuando se produjo el relevo tras la moción de censura de junio de 2018.

Para el candidato regionalista a la Alcaldía, José María Fuentes-Pila, la cubrición es la “única opción viable”, extremo que hay que “reconocer para no alimentar falsas promesas que no se van a cumplir ni hoy, ni mañana, ni nunca”. “La zona está prácticamente a nivel del mar y un soterramiento ahí sería extraordinariamente caro y técnicamente muy complicado para tráfico ferroviario”, sostiene Fuentes-Pila, que cree que “quien abogue por el soterramiento en lugar de la cubrición realmente está abogando por no hacer nada”.

“El PRC es el Partido más reivindicativo, pero también somos realistas y proponer ahora, con un acuerdo cerrado, cubrir las vías a nivel del mar no lo es”, ha dicho.

En su opinión, y dado que lo aprobado se refiere exclusivamente a la ordenación ferroviaria, lo que se debe comenzar a pensar “desde ya” es “cómo” debe aprovechar la ciudad los espacios que quedarán libres y que constituyen una oportunidad “histórica” para Santander en general y para Castilla-Hermida en particular.

UNIDAS POR SANTANDER, CIUDADANOS Y VECINOS DE CASTILLA HERMIDA PIDEN SOTERRAMIENTO

Por contra, el candidato de Unidas por Santander, Miguel Saro, apuesta por “un corredor verde que comunique el centro de Santander, desde la zona de las Estaciones hasta la Remonta, así como otro corredor verde en la zona del Parque de Las LLamas para llevarlo hasta la Albericia”.

Desde la confluencia, son muy críticos con el proyecto de cubrición de las vías: “El acuerdo de reordenación ferroviaria no va a cubrir las necesidades de Castilla-Hermida y va a levantar un enorme bloque de hormigón sobre las vías, sin ninguna utilidad”.

En la candidatura se decantan por el soterramiento. “Que sea caro no quita que es lo que necesita la ciudad», por lo que «hay que invertir en ello”, insiste Gabriel Moreno (Equo Santander), que cree que puede ser un buen momento para “reconvertir” y aprovechar espacios verdes en la zona del Barrio Pesquero.

Desde esta perspectiva, aseguran que “es lo que mayoritariamente quieren los vecinos”, por lo que piden “diálogo” y participación entre todos los partidos. “Somos claramente defensores de abrir un proceso participativo pero también del soterramiento total o parcial de las vías”, asegura Antonio Mantecón (Santander Sí Puede).

Corrobora la visión vecinal Juanjo de la Torre, presidente de la Asociación de Vecinos de Los Arenales. “¿En Gijón no es caro, y en Murcia, en Vitoria, en Gerona, en Torrelavega?”, en alusión a otras ciudades donde se ha hecho o está proyectado el soterramiento. “¿Cuál es el problema? Porque el soterramiento puede cambiar totalmente la ciudad”, ha defendido.

Desde las antípodas ideológicas, coincide el candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Santander, Javier Ceruti, advertía también en EL FARADIO de que «si metemos la pata, nos lo vamos a tragar cien años«. Todo con «mucho hormigón» de por medio que, apunta, «encajona la calle Castilla, cuando iba a estar desahogada».

El candidato de Ciudadanos insiste en que hay otras 14 ciudades en España donde también se planteaban los soterramientos y se siguen manteniendo. En este sentido, Ceruti establece paralelismos entre PP y PSOE: «esto lo defiende el PP porque lo hizo De la Serna siendo ministro y lo defiende el PSOE porque lo firmó Ábalos –ministro de Fomento–», y recordaba al respecto que en algún debate en los que han coincidido estos días los candidatos, Igual (PP) y Casares (PSOE) prácticamente se peleaban por atribuirse la paternidad del proyecto.

INGENIEROS ADVIERTEN SOBRE LA FINANCIACIÓN DEL PROYECTO

“Es muy muy muy caro, experiencias ha habido en el mundo en Londres, Nueva York o San Franscisco… y aun así no era posible”, opina Ezequiel San Emeterio, presidente de la Unión Profesional de Cantabria, tras acudir a un foro de ingenieros de caminos donde han abordado este tema.

Fue el Foro Enlaza Cantabria, una iniciativa del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos que busca contribuir a dar a conocer en la sociedad aquellos proyectos de obras públicas y medio ambiente que fomenten el desarrollo sostenible de la comunidad.

“La solución que se maneja es dejar construir encima y que el aprovechamiento de que lo que queda por encima pague esa obra”, insiste San Emeterio, que apunta a que habría que elegir entre un cubrimiento o un proyecto más ambicioso “que alguien tendrá que pagar”.

Por el momento, el Gobierno de Cantabria ha autorizado el convenio de la segunda fase de la integración ferroviaria de Santander y el Ayuntamiento ha acordado con el Ministerio de Fomento que en el plazo de un mes presentarán sus propias propuestas concretas.


logo_ko

Empresas Amigas