La CNMV sanciona con un millón de euros al Banco Santander por sus participaciones preferentes

Tiempo de lectura: 3 min

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha impuesto una sanción de un millón de euros al Banco Santander por la emisión de sus propias participaciones preferentes, ese producto financiero vendido como plazo fijo y que tras pasar a un mercado secundario, acabó dejando retenidos los ahorros de muchos clientes.

En concreto, según recoge este sábado el Boletín Oficial del Estado, la sanción se centra en la denominada serie X de las preferentes y se debe a que se han incumplido dos artículos de la Ley de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Los artículos incumplidos son el 79 bis, apartado 6, relacionado con que, cuando se preste el servicio de asesoramiento en materia de inversiones, la entidad obtendrá la información necesaria sobre los conocimientos y experiencia del cliente, así como su situación financiera, con el fin de que se le puedan recomendar los servicios que más le convengan. Y se estipula que se tiene que fijar toda esa descripción por escrito.

El otro motivo de la sanción es por el incumplimiento del artículo 99 z bis), en el que se refiere a la falta de medidas o políticas de gestión de conflictos, o su aplicación sin haber informado de ellas a sus clientes.

En resumen, la sanción se produce, tal y como dice la propia CNMV, porque la entidad no obtuvo la información necesaria de los clientes a los que asesoró durante el proceso de suscripción de estas preferentes que le hubiera permitido evaluar la idoneidad del producto, así como por haber cometido “deficiencias significativas” en la evaluación que recibieron algunos clientes.

La serie X de las preferentes del Santander se lanzó en junio de 2009, por un importe total de 2 millones de euros, y se comercializaba en importes mínimos de 2.500 euros, advirtiéndose en el folleto de la CNMV de una serie de riesgos asociados.

La sanción es firme, y por infracciones consideradas muy graves, por lo que en caso de reclamación, se pasaría ya a los tribunales, en concreto, a la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, como ya hizo el banco presidido por Emilio Botín al presentar recurso contra una sanción por otro de sus productos, los Valores Santander.

El Banco Santander también comercializó participaciones preferentes, tanto propias, caso de esta emisión, como de otras entidades, como Fagor, Eroski o Fenosa.

Lo que sucede es que luego se arbitró un sistema de canje, es decir, un cambio de las preferentes por acciones que resultó beneficioso para los intereses de los clientes en muchos de los casos, motivo por el cual no ha habido tanta litigiosidad (tantos juicios) como con las preferentes de las cajas, las preferentes que el banco vendió de los terceros como Fagor o Eroski o los Valores Santander, ese producto por el que el banco empieza a recibir sentencias en contra.

Los Valores se vendieron para sufragar la adquisición del holandés ABN-Amro, y acabaron provocando pérdidas a clientes del banco, que celebra este viernes su Junta de Accionistas.

Mostrar comentarios [1]
  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.