Casanueva esconde la rentabilidad del CEAR para la Federación en el presupuesto

Tiempo de lectura: 6 min

El presupuesto de 2015 que aprobó la Federación Española de Vela (RFEV) el 12 de diciembre esconde la rentabilidad del CEAR Príncipe Felipe de Santander, que aportó 857.472 euros, el 22% de un total de 3,8 millones de euros. Una ingeniería contable basada en cargar gastos a la instalación y repartir los ingresos que genera entre otros capítulos de la Federación.

El objetivo, avalar la teoría de que el CEAR de Santander es deficitario

Una aportación de Santander a la vela que es nada despreciable, uno de cada cinco euros de la Federación, y más si tenemos en cuenta que la principal línea de financiación de la RFEV, el Consejo Superior de Deportes (CSD), subvenciona con 2,3 millones de euros la preparación olímpica de la especialidad que más medallas ha aportado al deporte español.

Del total de ingresos del CEAR, más de 500.000 euros también provienen de subvenciones del CSD; 215.000 de otras administraciones públicas como el Ayuntamiento de Santander, el Gobierno y el Puerto, y 190.000 de las actividades ligadas a la Escuela de Vela del CEAR.

Sin embargo, las cuentas de la Federación difuminan los ingresos que genera el CEAR de Santander en distintas partidas, mientras que cargan a la instalación santanderina conceptos de gasto que no le corresponden (o no en su totalidad).

LOS INGRESOS POR CURSOS Y ACTIVIDADES DEL CEAR

Dispersión ingresos CEAR en el presupuesto RFEV 2015

 

Como consta en el documento, que es de acceso público en la web de la RFEV en cumplimiento de la Ley de Transparencia, en el epígrafe de actividades docentes, los ingresos por cursos ascendieron a 190.679 euros en 2015.

En este concepto, las cuentas de Casanueva son idénticas a las que presentó su antecesor, José Ángel Rodríguez, en el presupuesto que rechazó la Asamblea en mayo de 2015, como precedente de la moción de censura que prosperó en octubre para aupar a la santanderina a la Presidencia.

EL FARADIO ha tenido acceso a un borrador previo al presupuesto que presentó Rodríguez y que demuestra que los 190.679 euros provienen de las actividades que programa el CEAR.

Entre estas, están desglosados los ingresos por  los cursos de la temporada de la Escuela de Vela, la Escuela de Regatas, las visitas de los colegios, bautismos de mar, concentraciones de equipos y, sobre todo, los cursos de verano.

Sin embargo, en su presupuesto definitivo, la Federación reparte esos ingresos exclusivos del CEAR en otros capítulos como Alta Competición, Actividades Estatales y Formativas e Ingresos Financieros, limitando las aportaciones del CEAR a las cuentas federativas a sólo 56.521 euros.

LAS SUBVENCIONES DE SANTANDER Y CANTABRIA

Lo mismo sucede con la mayoría de las subvenciones de las administraciones de Cantabria, que llevan aportando dinero público desde 2006 para que el CEAR esté en Santander.

Un convenio con la Autoridad Portuaria, por el cual la RFEV ingresa 65.000 euros, está presupuestado íntegramente en el capítulo de Alta Competición y los 70.000 euros que aporta el Gobierno de Cantabria están desglosados en 45.000 del capítulo financiero y 25.000 de Alta Competición.

Ni un solo euro de estas administraciones va destinado al CEAR, según los presupuestos.

Sí se computan como ingresos del CEAR los 80.000 euros del convenio con el Ayuntamiento de Santander para los bautismos de mar y la escuela municipal de vela, así como dos partidas del Consejo Superior de Deportes (CSD), que se desglosa en 451.793 euros de la subvención ordinaria, y otros 65.042 euros para actividades generales del CEAR.

GASTOS QUE SE IMPUTAN AL CEAR

Por el contrario, en el capítulo de gastos del CEAR (capítulo VIII), la Federación Española de Vela imputa a la base santanderina del equipo olímpico el total del canon que debe pagar a la Autoridad Portuaria (203.300 euros).

O los salarios de los monitores (330.000 euros), que además de profesores de vela en la Escuela apoyan el entrenamiento del equipo olímpico, y de los cuales sólo 61.000 euros está dedicado a monitores eventuales, que son los que se deberían imputar exclusivamente a las necesidades de la Escuela de Vela del CEAR.

En el capítulo de inversiones, llama la atención que el CEAR carga con 100.000 euros de los 164.000 euros que destina la RFEV (64.000 al deporte paralímpico).

Es la misma partida que reservaba el anterior presidente a la compra de tres embarcaciones (Nacra 17, 49er y 470) y que el presupuesto de Casanueva se ha convertido en un epígrafe denominado ‘Diverso: velas, palos, motor, etc.’

BARCOS DEL CEAR A CLUBES PRIVADOS Y TERRITORIALES

En un documento presentado ante la Asamblea el pasado mes de junio, el ahora exdirector del CEAR, Jan Abascal, daba respuesta a los ataques de la entonces vicepresidenta de la española y presidenta de la Federación Cántabra de Vela (Julia Casanueva), enviados por mail a los miembros de la Asamblea de la Federación, para cuestionar la gestión de la instalación.

En el informe, Abascal subrayaba la “frecuente cesión de embarcaciones y neumáticas del CEAR a equipos de Federaciones Autonómicas, Clubes y Asociaciones de Clase, para su uso en competiciones, sin cargo alguno”.

Y añadía una relación de las embarcaciones compradas con ingresos del CEAR que la RFEV tiene cedidas a clubes y federaciones autonómicas: 8 ‘29ER’, 2 ‘470, 5 ‘Open Bic’ y 4 ‘Elliott 6m’.

Además, planteaba que en el total de gastos del ejercicio anterior, 2014, estaban incluidos algunos conceptos que no corresponden al CEAR.

Y describía que hay ingresos que el CEAR no cobra, por estar subvencionados por la RFEV, como la residencia de regatistas del equipo; o de otras federaciones en concentraciones.

O los servicios a algunos equipos extranjeros que tampoco se cobraron a petición de la dirección de preparación olímpica, en correspondencia con ayudas recibidas o por recibir por nuestro equipo olímpico.

En definitiva, defendía que cualquier ubicación que tenga el CEAR tendría un coste, y que Santander es el mejor lugar, en términos de entrenamiento de la selección española, pero también en cuanto a aportaciones institucionales y privadas, y por las actividades que fomentan el deporte y que, de paso, generan importantes ingresos.

CASANUEVA, SIN SUELDO PERO CON MÁS DIETAS

Las cuentas presentadas por Casanueva se parecen mucho a las de Rodríguez, pero varían en el capítulo de gestión federativa. La nueva presidenta ha subrayado que, al contrario que el anterior presidente, no va a cobrar sueldo; sin embargo ha incrementado en 11.000 euros las dietas por ‘reuniones diversas’.

Julia Casanueva llegó a la Presidencia al prosperar una moción de censura que está impugnada. Previamente había sido vicepresidenta en el equipo del expresidente y presidenta de la Federación Cántabra. Entonces y ahora defiende el mismo discurso que Rodríguez: que el CEAR de Santander es deficitario.

Sin embargo, oculto en su propio presupuesto, esta argumentación se tambalea. Después del último tasazo a los padres de la Escuela de Vela, un miembro de la Comisión Delegada de la Federación Española ha denunciado intenciones ocultas para desmantelar el CEAR, vaciar de contenido la RFEV y dotar a las territoriales de Centros de Alta Competición.

Este año, después de los Juegos Olímpicos, habrá elecciones en la Federación Española. Y las territoriales volverán a ser decisivas.

Mostrar comentarios [2]
  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.