El ERE en SODERCAN supuso un ahorro equivalente a la cantidad desfalcada

Tiempo de lectura: 2 min

El Expediente de Regulación de Empleo aprobado la pasada legislatura en la empresa pública SODERCAN supuso un ahorro económico por un importe equivalente a la cifra desfalcada (según ha admitido él mismo) por el exdirectivo Jesús de las Cuevas, quien además fue el encargado de la negociación de estos despidos.

Inicialmente, las intenciones de la empresa (enmarcadas dentro de un objetivo general del Gobierno de Ignacio Diego de reducción de costes en el sector público fueron ahorrar 1,2 millones de euros anuales con el despido de 34 empleados.

Sede de SODERCAN en el Parque Científico y Tecnológico

Sede de SODERCAN en el Parque Científico y Tecnológico

En las negociaciones los trabajadores plantearon vías para ahorrar 1,8 millones de euros sin recurrir a los despidos, que fueron rechazadas en unas negociaciones en las que participó activamente Jesús de las Cuevas, descrito por participantes en el proceso como duro e implacable.

Finalmente, se logró reducir el número de despedidos a 19, esto es, un ahorro del orden de 670.000 euros.

Y la cifra que tanto la Justicia como De las Cuevas han fijado como que se transfirió a sí mismo asciende a 667.370 euros procedentes de fondos europeos como los del proyecto Smart Santander.

De las Cuevas ha admitido los hechos cerrando un pacto con la Fiscalía que tiene que ser ratificado con SODERCAN, acusación particular en el proceso, y que evitará el juicio, a cambio de una reducción de la pena (que no evita su ingreso en prisión, pero que será una pena mayor) y de devolver lo sustraído (ya ha hecho un ingreso de 166.000 euros.

El exdirectivo comenzó su trayectoria en 1998, adquirió responsabilidades (Responsable de Proyectos Europeos) en 2009 (bajo gobiernos de PSOE y PRC) y fue nombrado Director General de Proyectos Estratégicos y Desarrollo Internacional en 2012, ya con gobiernos del PP.

Mostrar comentarios [3]
  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.