La gente quiere y puede cambiar descubriendo el trabajo social

Tiempo de lectura: 3 min

CRISTINA ALONSO || Trabajadora Social

«Darse cuenta cuándo es posible e indicada a ayuda, y cuándo debe uno retirarse de este trabajo, es un arte. Ayudar por compasión es algo que muchos saben hacer; en el fondo todos lo saben. Pero ayudar desde la sintonía con el otro, con su destino, con su alma, de forma que el otro pueda y deba crecer en ello, eso es un arte». Bert Hellinger.

Ser trabajadora social es haber elegido una profesión tristemente desconocida que debido a su importancia merece uno y mil artículos, así como estar más presente en los medios de comunicación y ser una alternativa cuando cualquier persona se encuentre en una situación de crisis ante un problema social, económico, laboral, educativo o de cualquier índole. Sin este conocimiento no podremos derivar o acudir a los servicios sociales aún necesitando.

El trabajo social es la construcción de alternativas para la transformación social.

Cartel difundido por el Colegio Oficial de Trabajadores Sociales por el Día Internacional de la Mediación.

Somos trabajadoras sociales las que promovemos un cambio social desde la base, empoderamos junto a la ciudadanía y acompañamos en los movimientos sociales ya que no sólo intervenimos en el despacho sino también en la calle y con los grupos, asociaciones y con la comunidad. Por lo tanto estamos en constante evolución.

No somos asistentas aunque una de nuestras funciones es prestar asistencia y apoyo. Lo asistencial es de donde nace la profesión, de la caridad cristiana, de la beneficencia, del humanismo y la filantropía.

La burocracia y el papeleo para gestionar ayudas sociales y económicas son una herramienta diaria de nuestro trabajo, no la única ni la mejor, ya que determinadas ayudas no son eficaces ni suficientes si no van acompañadas de un plan de intervención social que defina junto a la persona sus objetivos personales, familiares y sociales, sus metas, sus aspiraciones, las actividades que va a realizar para llegar a ello, la metodología, recursos con los que cuenta y sobre todo descubrir sus recursos personales sus dones, talentos, cualidades, potencialidades. La profesión del trabajo social es especialmente delicada porque acompaña en procesos personales a personas que al haberse perdido tienen una especial dificultad que precisa de apoyo con ternura, confianza y respeto.

Ampliar la presencia profesional de trabajadores sociales en los distintos centros públicos y privados como en las empresas favorece una prevención de la problemática social. Los colegios sobremanera es el principal foco de prevención de casos de acoso, falta de adaptación, detección de problemas sociales, sexuales, económicos, relacionales, etc. Los profesores no abarcan y la plantilla de apoyo resulta escasa para abarcar a intervenir acordes a las necesidades sociales. El enfoque sistémico nos hace sentir que formamos parte de un todo y ese todo nos afecta, siendo más que la suma de las partes estando dichas partes interrelacionadas y conectadas.

“Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican”. Concepción Arenal.

Trabajar con comunidades da la posibilidad de resolver problemas que no es posible desde el despacho, permite la tan necesaria movilización social en pro de unos derechos básicos que a menudo son vulnerados en los barrios como mejora o creación de servicios, de espacios de encuentro, de actividades, de oportunidades de crecimiento y mejora, de resolver sus necesidades implicando a los propios vecinos en el proceso de participación y cambio social.

Cambiemos la mirada, redescubramos el objeto, la intervención transformadora, la capacidad de intervenir en los conflictos, de acoger y planificar con las personas,  recuperar el orgullo de la intervención social, del trabajo en equipos multidisciplinares, de la imprescindible coordinación, de la necesaria formación, supervisión y docencia.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.