España es un manicomio: Eureka acoge un homenaje a Leopoldo María Panero

Tiempo de lectura: 3 min

||por Juanjo Galíndez||

Leopoldo María Panero, poeta, hijo, sobrino y hermano de poetas, comenzó a desarrollar esquizofrenia en la cárcel, viviendo la mayor parte de su vida recluido en psiquiátricos de toda España. Aunque profesionales de la psiquiatría manifestaron dudas sobre su supuesta enfermedad mental, él se aferró a este modelo de vida basándose en su comportamiento excéntrico y la influencia recibida desde la infancia por su entorno familiar.

La supuesta enfermedad mental no le impidió publicar más de 40 libros de poesía, siendo reconocido como uno de los referentes universales de la poesía maldita desde el comienzo de su obra, además de escribir ensayos, traducciones y profundizar también en la narrativa.

Este año se cumplen 5 desde su muerte en Las Palmas de Gran Canaria, con 65 años. Un escritor que transgredió sobre conceptos arquetípicos como la cordura y la locura, no ya en la literatura, sino en el amplio espectro de toda la sociedad española. Trató estos conceptos como vasos comunicantes, imposibles de separar, considerándolos relativos a la perspectiva de quien los encuentra a su paso.

En un momento en el que los modelos aprendidos caen a lomos de la crisis económica que ya es global y asumida por todos, sin el ejercicio de fe consumida en la política y los políticos, que se empeñan en llevarnos a las urnas reiteradamente como ejercicio de salvación.

El mensaje de Leopoldo María Panero en este punto cobra fuerza y destaca como una imagen luminosa que bien podría ser reclamo de neón entre carreteras poco transitadas para muchos, pero también desvela la verdad anhelada. La confirmación del rebaño cada vez es más insultante y únicamente atiende a alternativas interiores o expectativas que claudicaron y algunos todavía esperan con la mirada fija como vacas al tren.

La obra y vida de Leopoldo María Panero se celebran a cargo de un grupo de poetas suficientemente cuerdos como para manifestarse el día antes de acudir a las urnas, denominado comúnmente jornada de reflexión. Ninguna reflexión puede tener más fuerza que la de esa locura interior iluminada por todos los descartes, nacida del contraste con las estructuras desmoronándose, prácticamente única generadora de nuevos caminos. Se trata de compartir sentimientos comunes, no es ningún sálvese quien pueda, sencillamente todos ahondamos generando soluciones propias aparte, trazando nuestros propios valores. Leopoldo María Panero mamó la más amplia de las corduras desde el ático de la locura y su legado es un mensaje necesario. Ese es el auténtico sentido de este homenaje.

El evento tendrá lugar este sábado en el Centro Europeo Eureka, que celebra este año su 10º aniversario, situado en la calle San Simón de Santander.

Se trata de una jornada de tarde que comenzará a las 17:00 con la proyección de la aclamada película ‘El desencanto’, de Jaime Chávarri.

A las 19:00 horas tendrá lugar una pieza de micro teatro y poesía, a cargo de los actores María Castillo, Manuel Pereda y Javi Cues, además de los poetas Francisco San Martín Serra, Mikel Lado, Juan Díaz Ales, José Elizondo y Juanjo Galíndez. Posteriormente tendrán lugar las actuaciones musicales de César Maltrago, Kike Ríos y Juan Díaz Ales. La imagen correrá a cargo de Paco Barrera.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.