La UME regresa hoy a Cantabria para desinfectar infraestructuras críticas

Además, Instituciones Penitenciarias ha comenzado a repartir entre los centros penitenciarios los dos primeros pedidos de mascarillas que ha remitido el Ministerio de Sanidad
Tiempo de lectura: 4 min

La Unidad Militar de Emergencias (UME) regresa a Cantabria este miércoles, 25 de marzo, y centrará su actuación en labores de desinfección de infraestructuras críticas de la Comunidad Autónoma y en colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En concreto, el Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) de la UME, con base en León, se desplaza de nuevo a la comunidad y en esta ocasión lo hace con 96 efectivos, 35 vehículos y diverso material para la realización de las labores de desinfección encomendadas por el Ministerio de Defensa.

Los militares ya están de camino hacia Cantabria y se distribuirán en tres equipos, uno que irá a la zona de Santoña, otra hacia Comillas y el tercero a Santander.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno regional, Paula Fernández, se han coordinado con todos los integrantes del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) del Estado de Alarma en la Comunidad Autónoma para establecer la lista de prioridades para la intervención de la UME durante dos jornadas.

Así, los integrantes de este órgano han acordado como intervenciones prioritarias la desinfección de infraestructuras críticas como hospitales, centros sanitarios o grandes superficies de alimentación.

La UME se desplaza a Cantabria por segunda vez desde la entrada en vigor del Real Decreto de Estado de Alarma por la emergencia sanitaria para hacer frente al coronavirus COVID-19 y nuevamente centrará su intervención en trabajos de desinfección.

Efectivos militares llegan una semana después de su primera encomienda en la Comunidad Autónoma por parte del Ministerio de Defensa, en la que a lo largo de dos días desinfectaron hospitales, centros de salud, grandes superficies de alimentación, lonjas, estaciones de autobús y tren, los entornos de juzgados y también de alguna residencia de ancianos.

Así lo han acordado los miembros del CECOPI que, además de la delegada del Gobierno y la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, lo integran el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía, Héctor Moreno, el coronel jefe de la 13º Zona de la Guardia Civil, Luis del Castillo, y el delegado de Defensa en Cantabria, Ignacio Yáñez.

SE COMIENZA EL REPARTO DE MASCARILLAS EN PRISIONES

Además,Instituciones Penitenciarias ha comenzado a repartir entre los centros penitenciarios los dos primeros pedidos de mascarillas que ha remitido el Ministerio de Sanidad.

Son cerca de 40.000 mascarillas que ya se están distribuyendo por todos los establecimientos de la Administración General del Estado, en función del número de trabajadores de cada centro y zonas con mayor incidencia del COVID-1.

En concreto se usarán en las siguientes situaciones:

• Empleados/as que estén en lugares cerrados en donde haya más de una persona y no sea posible mantener la distancia de seguridad de 2 metros (cocina, enfermería, cabinas, galerías, etc.).
• Funcionarios/as en los procedimientos de apertura y cierre de celdas, cuando esta se haga desde las galerías y no se pueda mantener la distancia de seguridad de 2 metros.

• Reuniones de trabajo (despacho diario, equipos, juntas, oficinas) en los que no sea posible mantener en el puesto de trabajo una distancia de seguridad de 2 metros.

No obstante, se seguirán tomando medidas para que en estas situaciones no haya un gran número de personas, como la instrucción ya dictada para el establecimiento de turnos de trabajo de manera que los profesionales penitenciarios realicen el menor número de desplazamientos posible a los centros.

Los Equipos de Protección Individual (EPI´s) seguirán distribuyéndose entre los establecimientos penitenciarios; se seguirán haciendo gestiones logísticas constantes para asegurar su aprovisionamiento.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha comenzado a desinfectar los establecimientos penitenciarios. Ya se ha realizado esta desinfección en 13 centros penitenciarios, entre ellos Madrid VII-Estremera.

Pero además, los centros penitenciarios de la Administración General del Estado, con talleres de producción textil o talleres ocupacionales, van a comenzar la fabricación de mascarillas para el abastecimiento de los centros penitenciarios.

Se trata de mascarillas no homologadas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios dada la urgencia de su fabricación, que se van a realizar siguiendo el modelo de la mascarilla quirúrgica. Su uso será estrictamente individual y reutilizable tras lavado a alta temperatura.

La Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario ha enviado más de 500 metros de tela a los centros Madrid I, Sevilla I, Córdoba, Huelva y Topas donde van a empezar a trabajar uno 50 internos, hasta ahora empleados de talleres textiles u ocupacionales.

 

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.