La luz de la caverna no se apaga por el coronavirus

Tiempo de lectura: 2 min

Existe un escaparate en la calle del Sol en el que lo que se ve no te pide que entres y consumas.

Es más bien una llamada de atención que te interpela, que busca hacerte pensar, que te pide que mires y hagas un poco de introspección, siempre con la imagen como un reflejo de la vida, con todo lo que puede aportar la potencia de un rostro, de una escena, de un contacto, un movimiento.

Es un escaparate cuyos vecinos son referencias como el Rvbicón, con sus palomitas a la pimienta, sus conciertos los miércoles, sus micros abiertos y sus jams, o la Librería Roales, El Mono Que Chilla y muy cerquita Eureka o la sala Niágara.

Bares y cultura, en la calle del Sol más cerca que nunca, rompiendo tópicos, fueron de los primeros en caer, antes incluso de la declaración del Estado de Alarma.

Hoy esos locales y esa amplia calle peatonal, por la que es habitual ver nombres familiares como Marta Peredo, como Marcos, como Javier, están más silenciosas. De hecho, la primavera ha llegado, pero sin que Sol Cultural nos lo recuerde, como hacía con cada estación.

Pero que haya silencio y vacío no significa que no haya luz: los habitantes de La Caverna de la Luz han decidido ser ellos los que arrojen claridad al exterior, y mantener encendido el escaparate desde el que cada mes se asoman a una fotografía de autor.

Se trata, explican en su Facebook, de “aportar un poco de serenidad” y recordar al que pase por delante, porque tenga que continuar trabajando, o fumigando las calles, o yendo a atender a sus mayores dependientes o simplemente paseando a su perro, así como al resto de vecinos que se asoman a los balcones de la Calle del Sol –añadimos a los que vean la foto por redes sociales—“sientan que la vida va a continuar y que hay diferentes maneras de mirar el mundo y de vivirlo, pero que estos momentos son de reflexión sobre nuestras conductas pasadas y, esperemos, que de toma de decisiones colectivas para el futuro”.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.