Oxfam pide una investigación europea sobre el incendio del campo de refugiados de Moria

Médicos Sin Fronteras reporta nuevos focos y Amnistía Internacional señala la responsabilidad de las políticas migratorias de la UE
Tiempo de lectura: 4 min

Un incendio ha destruido la mayor parte del campo de personas refugiadas de Moria en Lesbos, Grecia. El campamento y centro de primera acogida, auspiciado por la UE, albergaba a más de 12.000 personas, a pesar de que su capacidad oficial era de menos de 3.000 plazas.

Oxfam Intermón, que en Cantabria es miembro de la Coordinadora Cántabra de ONGDs, y el Consejo Griego para los Refugiados (su socio local en Lesbos), piden una investigación sobre el rol de la UE en la protección de las personas refugiadas y la consiguiente tragedia humanitaria que se desarrolla desde hace años en la isla.

“Esta tragedia totalmente evitable debería desencadenar un cambio radical en la respuesta de la UE y Grecia a la llegada de personas que buscan asilo a Europa, que claramente ha fracasado”, dice Spyros-Vlad Oikonomou, responsable del Consejo Griego para los Refugiados.

“El anunciado traslado a la Grecia continental de todos los niños y niñas no acompañados en Moria es un primer paso importante para aliviar esta crisis humanitaria. Los gobiernos de la UE deben ahora apoyar de inmediato a Grecia para trasladar a todas las personas que buscan asilo desde los campos de refugiados de las islas a lugares seguros en toda Europa «.

Por su parte, para Evelien van Roemburg, responsable de la campaña de migración en Europa de Oxfam, “la tragedia humanitaria que ha conducido a este devastador incendio es la consecuencia de años de una respuesta equivocada de la UE y sus estados miembros a la llegada de personas que huyen del conflicto y la persecución, sin ignorar la responsabilidad del estado griego, el Parlamento Europeo debe iniciar una investigación sobre las políticas y prácticas de la UE y sus estados miembros que han llevado a la gestión completamente nefasta de los centros de acogida promovidos por la UE en las islas griegas».

AMNISTÍA INTERNACIONAL SEÑALA A LAS «IMPRUDENTES» POLÍTICAS DE LA UE

Desde Amnistía Internacional señalan que “las imprudentes políticas de la UE han provocado una peligrosa masificación y unas condiciones de vida miserables, ya que el campamento albergaba al cuádruple de personas de la cifra para la que fue concebido».

“Esta tragedia ha venido precedida por la inquietante noticia de que al menos 35 personas solicitantes de asilo habían dado positivo a COVID-19 en Moria, donde la distancia social es imposible y la higiene es sumamente inadecuada. El gobierno griego puso todo el campamento en cuarentena, pese a que esa medida no se puede aplicar allí respetando plenamente los derechos fundamentales de las personas residentes, debido a las condiciones de vida que afrontan, expuestas permanentemente al brote de la enfermedad», advierten.

MÉDICOS SIN FRONTERAS REPORTA NUEVOS FUEGOS

Según informa sobre el terreno Médicos Sin  Fronteras, durante la noche de hoy, el segundo día después de los primeros incendios, se han vuelto a producir nuevos fuegos que han calcinado las pocas partes que quedaban en pie del campo de refugiados, migrantes y solicitantes de asilo. Esto ha provocado que muchas personas hayan huido de nuevo a zonas en teoría más seguras, lejos de los incendios.

La mayoría de los pacientes que atiende MSF «están muy preocupados y muy asustados por lo que estaba sucediendo».

«Nos pedían agua, comida o algunas mantas, porque, a pesar de que durante el día hace calor, algunas horas de la noche son muy frías. Vivimos escenas terribles al final del día de ayer: muchas familias con niños muy pequeños, adolescentes huyendo, durmiendo en mitad de la calle entre Moria y la localidad de Mytilene» , relata Mario López Alba, responsable del programa de Salud Mental de MSF en Lesbos.

Estamos teniendo muchos problemas para acceder a nuestra clínica, que está a 30 metros de la entrada principal de lo que era el campo de refugiados. Hay un grupo de personas [locales] que están impidiendo el acceso a nuestras instalaciones y no estamos pudiendo dar servicio médico a las pocas personas que quedan en el campo.

Los aproximadamente 300/400 menores no acompañados que había en la isla están siendo evacuados. Y todas las personas que huyeron anoche del campo de Moria han dormido al raso en la colina o a lo largo de la carretera.

«Esto no debía haber sucedido nunca. No nos ha pillado por sorpresa. Llevábamos avisando meses, incluso años, que podía llegar a ocurrir una catástrofe de estas dimensiones. Especialmente durante los últimos meses, estábamos alertando de que la situación se estaba volviendo insostenible», denuncian.

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.